Un Rato para la autocrítica

12 02 2011

1.200 economistas del FMI no supieron, o no quisieron, ver en 2004 la crisis que se avecinaba. No eran del Gobierno de España

El informe del Fondo Monetario Internacional sobre el trato a las amenazas que se cernían en 2004 sobre la economía internacional revienta la tesis de que en España la crisis se agudizó porque el Gobierno tardó en verla. El FMI estaba presidido por quien fuera vicepresidente económico del Gobierno de Aznar, Rodrigo de Rato. Según su Oficina de Evaluación Independiente, el FMI puso como ejemplo alguna de las prácticas más destructivas, desoyó señales de alerta y tuvo una doble vara de medir: fue duro con países emergentes y complaciente con los países ricos, en especial EE UU, que acabó siendo el foco de la crisis, o alababa la estrategia de Islandia, hoy en quiebra financiera. En su informe del verano de 2007, cuando se avecinaba la crisis, decía: «Las perspectivas son las mejores en años. La economía está lista para un periodo de crecimiento sostenido».


¿Quiere eso decir que Rato no vale para presidir una de las cajas más poderosas de Europa? No haré lo que otros le hacen al Gobierno de España. 1.200 economistas del FMI no supieron, o no quisieron ver, la que se avecinaba. El apoyo que Rato expresa a ese ejercicio de autocrítica avala a quienes sostenemos que la crisis tiene tantos culpables como pocos inocentes. Los organismos de vigilancia internacional fallaron antes que cualquier gobierno. El modelo imperante, donde inmuebles sobretasados arrastraron incluso a buenos y necesarios constructores, muestra que no sirven los reproches sino corregir los errores. Unos desde el consenso, como el Pacto Social y Político para Extremadura; otras élites con observatorios o pactos locales, pero todos reconociendo que nadie predijo los perversos efectos de tanto ladrillo, tanto crédito para consumo y tan poco valor añadido en lo que producíamos.


La Alianza para internacionalizar Extremadura nos obliga a ofrecer a los mercados nuestra riqueza agroalimentaria, nuestro modelo sanitario o de desarrollo rural, con creatividad para despertar interés añadido. Ofrecer una región, que se contaminó menos por el aire especulativo que hunde las esperanzas en la costa, pero que reclama, con tanto territorio virgen, las mismas oportunidades que han tenido otros polos de España por decisiones políticas o de equilibrio histórico. Extremadura crecerá por encima de la media española, según el estudio del BBVA Research, sólo superada por comunidades forales, Madrid, Baleares y La Rioja, aunque aún muy lejos de poder reducir el desempleo como el resto del país. BBVA pronostica que las de mayor déficit -no nuestro caso- tardarán más en salir. Lógico en estos informes que, por lo visto en el FMI, tienen valor de incredulidad hasta que pase el año. No sólo porque no predijeron las consecuencias negativas de aquella riqueza virtual sino porque -si a finales de abril el Ministerio avala el cumplimiento de la legalidad medioambiental de un proyecto industrial tras siete años de espera- ese crecimiento en Extremadura puede ser aún mayor y se darían las bases para aplicar esa economía basada en el conocimiento, las TIC y el I+D+i que utiliza la jerga de analistas financieros para decirnos, simplemente, que antes se equivocaron.


12 de febrero de 2011

Libro: “Macroeconomía: primeros conceptos”. Autor: Javier Díaz Giménez. Antonio Bosch eds. 1999. 476 págs.

 

 

Sitio recomendado: Sede del Fondo Monetario Internacional. Whasington D.C. EE.UU.

 



Anuncios




Adorar al Niño

24 12 2010

Nos dimos cuenta de todo cuando adivinamos que ella pudo ser nuestra hija, nuestra prima o nuestra sobrina

Esta mañana, el padre hará cola en la pescadería o en el cocedero de mariscos. Leyendo esto, quizás. Ella se levantó temprano para hornear el rustido de ternera y los más pequeños aún esperan de Papa Nöel un aperitivo al día de Reyes. Los jóvenes planifican su sobremesa, antes de sonreir como todos los años al “tito” que sigue pellizcándole el moflete, a la abuela que regaña cómo se ha puesto el mantel. De repente, esa prima que hasta ayer era una niña apareció este año en el salón comedor con sus caderas definidas y los pechos turgentes. Ha descubierto el color de sus ojos y el pelo suelto sobre los hombros. No la veíamos desde la pasada Nochebuena pero se hizo toda una mujer, aunque sigue adolescente.


La “Lolita” de Vladimir Nobokov invade los oscuros sentidos que un viejo intenta redimir imaginándose tan vital como ellas. Algo -también es justo- que ya no se limita a los chicos, ni siquiera a los hombres adultos porque esto ha pegado una vuelta. Pero en esta elucubración, machista a propósito, un mecanismo se activa: el cariño finalmente se impone a la lascivia e impera el respeto a los valores que presiden la vida en comunidad: Es mi prima, o mi primo; es mi sobrina, o mi sobrino. Ya estará tonteando y tanteando la miel y la hiel de su primer amor. Cada 24 de diciembre nace de nuevo el Niño. A ellos adoramos con lo que hagamos, transformando este mundo con cada pasito diario. Ahora, el reto es que hereden una España más real y laboriosa porque la ristra de inmuebles, joyas o coches no generan necesariamente la felicidad. Lo sabemos aquí y en la calle Serrano. De eso, no tiene la culpa Zapatero.


Dicen que de tiempos difíciles y de barrios pobres salen los toreros que se arriman, los futbolistas habilidosos y los más creativos literatos. El hambre agudiza el ingenio, aunque la formación lo permite comercializar. En países sin formación, también nace el 24 de diciembre un Niño; y el resto de los días, también. Muchos niños que se hacen viejos demasiado pronto, que conocen la hiel antes que la miel, que incluso mueren sin catar lo dulce. Allí es común que los viejos compren su juventud por un rato. Aquí, los silencios se rompen cuando la mujer es sólo una niña, cuando no es rumana sino de la calle Serrano. Ser rumana es ser humana, también. Y los niños son niños, en España, en Bucarest y en Mali. Hay casas donde este año no habrá mariscos ni ternera porque la hipoteca o el paro los envejeció de golpe. Y las niñas -o los niños- volverán a ensanchar sus dorsales y a exhibir una piel tersa, dispuesta a desgastarse sólo con el paso de los años. Esto no es Rumanía, ni Tailandia, pero comenzamos a acercarnos. No; no en la renta, ni en déficit, ni en ranking ante la OCDE, sino en la deshumanización del “sálvese quien pueda”. Los pueblos y barrios atienden a los cuentos en “Sálvame” antes que salvar del cuento de terror al de al lado. Y eso, es la peor de todas las crisis. Saber que dejaron de adorar al Niño -a una niña en un pueblo de Extremadura- por lo que vale medio kilo de gambas. Y de eso, sólo nos dimos cuenta cuando adivinamos que ella pudo ser nuestra hija, nuestra prima o nuestra sobrina ¡Feliz Noche a todos!


Diario HOY, 24 de diciembre de 2010

Libro: “Lolita”. Autor: Vladimir Vladimirovich Nabokov. Anagrama Publishing. Madrid, 2003. 392 pags.

 

 

 

Sitio recomendado: Bucarest (Rumanía)





El estado de la región

14 06 2010

Debatir sobre Extremadura en el parlamento, debería estar plagado de medidas y alternativas, si así lo hubiera enfocado la oposición

Para hablar “en extremeño” -frase recurrida por este Partido, más Populista que Popular, en Extremadura- hay que conjugar verbos que entiendan e interesen a los extremeños: ¿Es relevante para un autónomo que el abuelo de un diputado fuera agricultor? No lo parece; tanto como saber cómo obtuvo su título universitario, de qué equipo es, cuántos hijos tiene o si tiene “callos en las manos” que más parece un devaneo megalómano -entre Alejandro Lerroux y Mel Brooks imitando a Hitler- que un ejercicio de realismo ante la coyuntura que atraviesa Europa. Ya ni siquiera cuela decir que “España está intervenida por el FMI o el Banco Mundial” cuando gobiernos conservadores en Alemania, Reino Unido o Italia planean una cirugía más incisiva aún que la nuestra y llegan a proponer la desaparición de 15.000 funcionarios.


Debatir sobre Extremadura, en sede parlamentaria, debería estar plagado de medidas y alternativas, si así lo hubiera enfocado la oposición con el fin de confrontar y enriquecer a la acción política. Vara introdujo su plan con una declaración de intenciones que tiene reverso y trascendencia: “Hay que vencer el problema, tenga el coste político y personal que tenga” y apeló al compromiso de todos: “Cuando termine esta crisis habrá que echar cuentas y saber los sacrificios de cada uno”, afirmó. Y en una Comunidad Autónoma donde, pese al incremento del desempleo, éste ha sido menor que en el resto de España, junto a Baleares, y es de las pocas donde aún crece el PIB, desgranó 50 medidas organizadas en siete bloques: eliminación de la burocracia para crear empresas; reducción del gasto público a excepción del gasto educativo o sanitario; incentivos al empleo y contrataciones; impulso al sector de la construcción, tanto para la rehabilitación de viviendas como de suelo; límite del gasto para los presupuestos de 2011; reforma fiscal; y la posición de Extremadura ante la Política Agraria Comunitaria para 2013.


En síntesis, la desaparición de las ayudas como un derecho universal y la introducción de deducciones o de un mayor esfuerzo fiscal según niveles de renta de cada ciudadano. Parece lógico que se consideren como “rentas altas” los ingresos superiores a 60.000 euros al año, prácticamente lo que cuesta una vivienda de protección oficial en Extremadura. Y que graven aún más a los depósitos bancarios, a las hidroeléctricas se las igualen con la energía nuclear, al bingo, los coches más contaminantes o los vehículos de alta gama que no se dediquen ni al transporte ni a la agricultura. Y aún parece más acertado rebajar casi a la nada el impuesto de sucesiones y donaciones entre padres e hijos, entre cónyuges, porque nuestra región ya estaba sufriendo fugas fiscales por la deslocalización que ha provocado que quien más chillaba envuelta en una bandera de España, menos solidaria y menos coordinaba su libertad impositiva con el resto del país.


Los dos diarios regionales parecían reflejar una sesión distinta a la que se vio. Se centraron en las medidas, en los consensos ocultos para ese discurso populista que sufrió hasta el revolcón de la incoherencia, de no aplicárselo en carne propia. Lo mejor de esta actitud editorial fue decirle al populismo que su fuego fatuo no cabe entre los titulares de la prensa extremeña, que le habla todos los días “en extremeño” a su audiencia. Desde hace decenas de años. Y por eso, quizás, renunciaron hasta a zaherir a tanta megalomanía. No hay mayor desprecio que la propia ignorancia. Y en política, eso es una sentencia.


Diario HOY. 12 de junio de 2010

Libro: “El extraño caso del Doctor Jeckyll y Mr. Hyde, y otros cuentos”. Autor: Robert L. Stevenson. Longseller, 2002. 179 pags.

Sitio recomendado: Fachada de la Asamblea de Extremadura, antiguo Hospital de San Juan de Dios. Mérida.





Ganarle a la crisis

17 05 2010

Cuando cantemos un gol de la selección, dejen la primera fila a los funcionarios, jubilados incluidos

Todo se precipitó. La conservadora Merkel -tras perder las elecciones en Renania-Westfalia- dijo que no salía ni un duro más del esfuerzo alemán para salvar otras economías acosadas por los piratas bursátiles. Sarkozy le retó: “Es el fin del Euro. Me vuelvo a mi moneda”. Europa se rendía a las agencias de rating. En un último suspiro, el FMI, dirigido por el francés Strauss Kähn, y el BCE aceptaron acompañar el esfuerzo: 750.000 millones de euros para blindar Europa de los ataques especulativos. A cambio, todos a sus deberes. Grecia salvó su quiebra técnica. Portugal, Irlanda y España irían después. Aún faltan Dinamarca, Finlandia, Chipre y Bulgaria. Los fondos privados compraron durante años la deuda y estábamos en sus manos. La economía especulativa encima de la soberanía federal de Europa. Salvamos el crack el pasado lunes gracias a todo esto.


La deuda española es del 370% de su PIB. Dos tercios es deuda privada. Nace cuando nos endeudamos sobretasando suelo e inmuebles y nos olvidamos de generar valor y de exportar. La telefonía da beneficios pero seguimos comprando fuera teléfonos y ordenadores. Ahora, apechugamos con más de cuatro millones de parados, expulsados de la locura inmobiliaria y de los servicios aparejados. Quieren comer y cenar todos los días. Como tú y como yo. El lunes había que decidir. Rebajar otros 15.000 millones de euros del déficit nacional, casi lo mismo que aporta el Estado para que los desempleados sin derecho a prestación cobren 420 euros al mes. O poner fin a ese sustento, o rebajar de otros costes: (i) 5% menos de sueldo, como media, a funcionarios y empleados públicos. Los habrá exentos por su nivel salarial y los habrá -como yo- que doblemos ese recorte. (ii) Congelación de las pensiones medias y altas. El 63% en Extremadura son mínimas o no contributivas, unas 120.000. No estarán afectadas. (iii) Supresión del cheque bebé de 2.500 €. La Junta lo rebajará, lo adaptará a niveles de renta, pero no lo suprimirá; (iv) Ahorraremos 3.000 millones de euros sólo bajando el precio de medicamentos con patente y adaptando los envases a menos unidades e, incluso monodosis. (v) 6.000 millones menos para infraestructuras aunque el AVE luso-extremeño no esté afectado porque lo financia el Banco Central Europeo y la cooperación público-privada. (vi) Otros 600 se detraen de la cooperación al Tercer Mundo. Como dice la francesa Martine Aubry “para salvar a los pueblos nunca hay acuerdo; para salvar las bolsas , sí”. (vii) Y las CC.AA y ayuntamientos tienen que rascar otros 1.200 millones. Ésas son las cuentas. Lo demás es demagogia e hipocresía. Eliminar cuatro ministros (no ministerios, porque eso sería destruir empleo) y el resto de populismos que presentó Rajoy, o Monago en Extremadura, sumarían 110 millones.


Es lo mejor para España, no para el Gobierno o para el PSOE; los enemigos son la crisis y los especuladores, no el PP (en Portugal su plan de choque lo presentaron el primer ministro y el líder de la oposición) y tampoco los sindicatos. Con ellos o sin ellos, el Día de las Fuerzas Armadas, o cuando cantemos un gol de la selección, dejen la primera fila a los funcionarios, jubilados incluido: a soldados que desfilan, a policías y guardias que vigilan, y al resto que se responsabilizan de un país, España, sin necesidad de ponerse banderitas en el polo ni alquilar cajas de seguridad en los bancos. Abran paso: ¡Llega un funcionario del sistema público español! Lo demás, pamplinas. O más populismo irresponsable.


Diario HOY. 15 de mayo de 2010

Libro: “El desgobierno de lo público”. Autor: Alejandro Nieto. Ariel Ediciones, 2008. 351 páginas

Sitio recomendado: Ministerio de Administraciones Públicas (MAP). Madrid






Pacto de supervivencia

13 02 2010

¿Cómo exigimos a la patronal y a los sindicatos avalar una reforma laboral mientras los partidos no la acuerdan entre ellos?


Estamos en transición del sistema económico. No deberíamos dudar y alinearnos con la defensa de la necesidad de acuerdos; sumar esfuerzos para iniciar el cambio de modelo desde la acción política. Hay motivos: reforma laboral, pensiones, educación, investigación, ley de la economía sostenible, lucha contra el déficit… Y en el fondo, lo que necesita el país es un marco de consensos que comience por anteponer el interés general antes que ningún beneficio electoral a dos años vista. Como eso no varíe, nos encontraremos un vencedor electoral con la mitad de los españoles sin haber votado. Y aún peor, sea cual sea el resultado: En la misma casilla del tablero, necesitando el nuevo gobierno del acuerdo político para afrontar las reformas, pendientes para un sistema acomodado a fondos europeos, la especulación financiera, el turismo o el ladrillo: ¿El PP construirá otra vez seis millones de viviendas en dos legislaturas si hoy la mitad de ellas no tienen comprador?


Y deben ser los dos grandes partidos quienes tomen la iniciativa. Uno, porque tras presumir de haber reducido en los últimos comicios la bisagra de los nacionalismos, no debería consentir que CiU ocupe una centralidad tan electoralista como el actual desencuentro con el PP; el otro, porque ese españolismo lo demuestra aportando soluciones; nunca alarmismos, el mejor ejemplo del “cuanto peor, mejor” y del daño que su actitud le está deparando a la España con la que tanto se les llena la boca. No está de más la iniciativa que desde el jueves ha tomado el Rey para -como hiciera en la Transición política de 1977- sentar a agentes sociales y políticos, y reblandecer así sus meninges. Tras Cayo Lara, el “líder” republicano de IU, quien solicitara su mediación para que una activista saharaui depusiera su huelga de hambre, escuchar a Carod Rovira alabar la decisión de la Casa Real con esta crisis, no sólo desmantela ambos principios ideológicos, sino que revela profundos desconciertos entre los políticos ¿A nadie le remuerde la conciencia cuando exigen a patronal y sindicatos avalar la reforma laboral, mientras los partidos no la acuerdan entre ellos? Consejos doy, para mí no tengo.


Podemos, desde Extremadura, exigirlo. Tenemos la legitimidad. Ayer se firmó el Pacto Local. El Estatuto está en el Congreso por unanimidad. Igual ocurrió con la renovación de las Cajas de Ahorro. Pronto, vendrá una ley como resultado del pacto educativo; y el Pacto Social y Político cosecha adeptos de abajo a arriba. Si ambos partidos apartan lobbies, asociaciones, amigos o enemigos, que enredan para abortar un acuerdo, se reconciliarían con la calle, que los ve un problema tan grave como el terrorismo según la última encuesta del CIS. De momento, quien parece tener mejor oído es el Rey… al republicano lo deja cada día más sordo. Pero si el silencio de su influencia no se impone al ruido inútil de esta política cainita, tendríamos un problema hasta para la propia democracia. Demasiado envite para seguir echándose culpas mientras la razón de ser de la política agoniza en España.


Diario HOY. 13 de febrero de 2010

Libro: “La política de la transición”. Autor: José María Maravall. Taurus, 1984. 303 páginas

Libro: “La transición democrática española”. Autores: Tezanos, Cotarelo y De Blas. Editorial Sistema, 1989. 954 pags.

Sitio recomendado: Palacio de la Zarzuela. Madrid








Despegamos

12 12 2009

La ampliación de su terminal civil convierte a Talavera la Real en el remedio inmediato, no definitivo


El 10 de diciembre de 1953 se inauguró la base aérea T-33 de Talavera la Real. Los acuerdos España-EE.UU. alumbraron una escuela de reactores F-5, cooperación industrial entre CASA y Northop. Tres años después, un F-86 Sabre rompía la barrera del sonido. Venía de Manises. Hoy, una línea comercial comparte pistas y controladores aéreos. Nos acerca a Madrid, Barcelona cada semana, las islas en verano, y amagó los caramelos Valencia, Bilbao o París.


La crisis aparcó, entre iniciativas privadas, la construcción de un aeropuerto en Cáceres y hay dudas con Alcochete, cerca de Lisboa. Extremadura no puede prescindir de vías de progreso. La ampliación del parking y su terminal civil la convierte en remedio inmediato, no definitivo. Los accesos pueden desdoblarse si Junta y diputación lo acuerdan. Carece de vuelos charter o low cost para hermanar el santuario de Guadalupe con su homónima mexicana, enviar medicinas al tercer mundo, asistir al carnaval en Brasil, jugar al golf en Talayuela, o visitar el Magreb o La Meca. Ahora, con planes de retorno para emigrantes, nada más rápido para comunicarlos desde Suiza o Alemania. La conexión con Europa es imprescindible, comenzando por Bruselas. Incrementarían visitas al MEIAC, al Massa Solís de Cáceres, o al Carrascal de Elvas para comer unos pollos. No hay mejor dinamización del turismo rural, de embalses, caza o termal, ahora que Zapatero impulsará vacaciones Inserso para toda Europa. Con una plataforma de mercancías cerca, autovías y AVE, enviaría paquetes diminutos de bisutería, vino, quesos, jamones, artesanía o marisco el mismo día que se adquieren en Internet. Ahora, que comienza la navidad, serviría como auxilio a Madrid, Lisboa y Sevilla.


El primer espectáculo aéreo de Badajoz fue en la primavera de 1911. Un biplano aterrizaba en el Real de la Feria, un campo de fútbol adquirido por un joyero requeté -Medina- como club de tenis en la actual avenida de Huelva, entre la Delegación del Gobierno y los servicios territoriales de la Junta, antigua Casa de Falange. Una década después, tras el desastre de El Annual, ayuntamiento y diputación adquirieron por pública suscripción el aeroplano “Badajoz”: función patriótica en el López de Ayala, Covarsí pintó el plus ultra en el escudo… Acudieron a Cuatro Vientos el entonces alcalde Trujillo y el concejal Luis Plá. El acto lo presidió la Reina Victoria Eugenia. En el horizonte, se otea otro hito: la Escuela Europea de Pilotos de Caza, complemento a San Javier en Murcia. Con ella, empresas de diseño, software, saneamiento de motores, piezas, tubos, calderas… También la ciudad destacó en aviadores: el laureado Leocadio Mendiola se negó a bombardearla para vengar la matanza del 36; y un amigo de juventud, Momo, es hoy miembro de la patrulla Águilas de acrobacias.


No es de cárcel que crea en fantasías. Militar en un partido no es participar en consejos de administración. Implica. Exigen ideas, consultas, para servir al interés general. Ni aquí sembrar molinos ni allí combatirlos, sino respuestas: ¿Despegamos, comandante?; ¿Levamos ancla, capitán, mi capitán?

Diario HOY. 12 de diciembre de 2009

Libro: “Canto a mí mismo“. Walt Whitman. Edimat Libros, 2006. 128 páginas.

Oh Capitán, mi Capitán:
nuestro azaroso viaje ha terminado.
Al fin venció la nave y el premio fue ganado.

Libro: “Apuntes para la historia de la Ciudad de Badajoz”. Tomo I. Real Sociedad de Amigos del País, 1999. Badajoz. 227 páginas. Diputación de Badajoz.

Libro: “El arte de volar”. Autores: Antonio Altarriba y Kim. Editorial: De Ponent. 22 €


Sitio recomendado: Aeropuerto de Valencia





El futuro a buen cobijo

30 10 2009

Las guarderías serían exportables a cooperativas, centros sanitarios privados y públicos, centros industriales, de transporte, o de investigación


El sistema público de salud y el ejército fueron durante siglos anverso y reverso de una misma moneda; el yin y el yang para la mitología y filosofía china, la luz y la oscuridad, el bien y el mal… Tuvimos que abordar con normalidad que la mujer se equipare al hombre en tareas de responsabilidad sobre cualquier ámbito de la vida para reconocer que esas dualidades, impregnadas injustamente de rancio aroma maniqueo, se nos deshagan ante la persistencia de la realidad y el progreso. Sin duda, porque todas esas teorías se construyeron bajo el prisma del hombre, arrinconando a la mujer a las catacumbas de la intrahistoria, la historia de puertas adentro que tan bien reflejara Ettore Scola en su film “La familia”.

Esta semana el Servicio Extremeño de Salud ha iniciado la obra de la guardería en el hospital Perpetuo Socorro de Badajoz y ha licitado ya la del Hospital Regional Universitario Infanta Crisitina. Comenzará, la primera, a funcionar el próximo año, fecha en la que se iniciarán también las obras del Infanta. Se trata de la segunda sede desde lo público que ejecuta una medida certera para la conciliación de la vida laboral y familiar de sus empleados. Inició esta senda de progreso en Extremadura, sorprendentemente para los clásicos, la Base General Menacho donde el ejército aglutina a cinco mil militares cerca de la ermita de Bótoa.

En ambos casos, son las mujeres quienes han diluído los estereotipos. Unas, porque se han capilarizado en toda la estructura militar hasta el punto de que su oficio a nadie sorprende; incluso, para ser reconocidas como mejor piloto de combate en una promoción o, en la política, gobernar las fuerzas de seguridad del Estado o la propia Defensa. Otras, personalizadas en la figura de la consejera extremeña de sanidad y dependencia, en la propia ministra del ramo o en la directora de la OMS, trasladando su visión femenina al progreso que supone ofertar una guardería en centros de trabajo alejados del núcleo urbano o, siendo más globales, coordinando y aplacando la histeria que envuelve a cualquier pandemia. En el horizonte, hasta tendremos una Reina en la más alta Jefatura del Estado.

El globo parece girar hacia la luz. La prevención no se construye sobre lo bélico, sino sobre la paz. Así, habrá que analizar la decisión de otorgar a Barack Obama el Premio Nobel antes de enjuiciarle cualquier logro. Afganistán parece ser el primer examen. Nuestra asignatura pendiente, ceder para que esa igualdad de género se cumpla en casa y fuera.

Las mujeres están sufriendo más que nadie las consecuencias de esta crisis pero nos enseñan a abrir nuevas posibilidades. Podremos ahora debatir si construir esas guarderías en los centros de trabajo –públicos o privados- o concertar el servicio con guarderías próximas. No cabe duda que este modelo sería exportable a las sedes de cooperativas agroalimentarias, centros sanitarios privados y públicos previstos en la región, centros industriales, de transporte, energéticos, de investigación y desarrollo… No sólo porque contribuiremos a la integración laboral de la mujer, que es quien más bajas solicita cuando un hijo enferma, sino la de hombres que disfrutan hoy de custodias compartidas; de visitantes y pacientes llegados de otros municipios o de Portugal como complemento a la residencia para familiares, abierta hace años de forma pionera; y de los abuelos para su ocio activo, más digno y justo dentro de sus merecidas jubilaciones, tras demasiados años dependientes de una segunda y obligada crianza de los nietos, para ayudar a sus hijos.


Diario HOY. 30 de octubre de 2009.

Libro: “La reina en el palacio de las corrientes de aire”. Autor: Stieg Larsson (3ª entrega de la trilogía Millenium). Destino, 2009. 22,50 €

Sitios recomendados: Hospital Regional Infanta Cristina y Base General Menacho. Badajoz