Ad líbitum

23 09 2011

La derecha portuguesa se pronuncia sobre el AVE como la española con el impuesto de patrimonio: cada día se abstiene en una cosa distinta. Dependiendo del sitio y el momento, decide y se desdice. Ahora, Passos Coelho ha cambiado la “alta velocidad” por la “velocidad elevada”, inferior a 250 km/h, y se propone ahorrar el coste construyendo una sola vía electrificada de ancho europeo. No será un AVE, sino lo que temía la derecha extremeña para el tramo español de la línea Madrid-Lisboa. En esta Europa del capital y las mercancías, antes que las personas, el gobierno luso al menos decidió no enterrar del todo su conexión con el continente para dar viabilidad a su plan “Portugal Logístico”, que preveía once plataformas estratégicas y siete puertos marítimos en plena actividad. Sólo la línea de mercancías que una Setúbal con Badajoz pasaría por el Logz-Atlantic Hub de Poceirao; Auto-Europa Volkswagen de Palmela; el Sapec-Bay de Arrábida; la terminal multiusos de Setúbal y su parque empresarial; el de Vendas Novas y el Quimiparque. El puerto comercial de Sines, dentro de ese distrito, es desde junio puerto preferente para la plataforma del suroeste de Badajoz, plazas de entrada y salida mercantil para ambos Estados de la UE.

El alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, se conforma: “en dos horas, o dos horas y diez, pero que conecte a Lisboa con Madrid”, ha dicho con resignación cristiana. Sabe que cabría otra solución, peor: su suspensión, también como línea de mercancías, sepultaría la expectativas comerciales generadas en Badajoz y para el resto de Extremadura. “Más despacio, pero todos juntos”, repetían Ibarra y Vara para definir el modelo de desarrollo de la región. Ahora, la derecha, de un lado y otro de la frontera, comienza a percibir que los límites de velocidad no son lemas para el deporte especial; o un “capricho” de Rubalcaba -ave de presa antes que resolviera unánime la Audiencia Nacional- para reducir el consumo de energía y, de paso, salvar vidas, o viceversa; el movimiento tan prestíssimo que solicitaban cuando la culpa de todo era de la “otra” Junta, se acepta ya como lento moderato, aunque el marketing lo revista de adagio hasta que se presenten los presupuestos en Mérida y en Madrid: ¿A quién culpar entonces? ¿Al director de la orquesta de Extremadura; esa entidad que llena el palacio de congresos de Badajoz; la que completa el atractivo de una plaza que en el Eje 16 dispondría de AVE con estación de pasajeros, aeropuerto y una oferta cultural que no se dirige –precisamente- a los que ansían que esto cambie para encontrar empleo sino a directivos que residirían ahí con tal enclave? Cada día queda menos tempo para culpar a los demás, para apropiarse de las ideas o rescribir la historia: el intérprete o el músico podrán variarlo como lo deseen, pero nunca alterar las notas. El pueblo nos cede interpretar la pieza según su estado de ánimo, con o sin el instrumento que se indique en la partitura. Pero, sólo con resignación cristiana, sostenuta en el discurso y en la práctica, esta liturgia no invita a celebrar fiesta alguna. A este paso, no habrá ni orquesta detrás que acompañe al santo, que transmite morendo a sus músicos. Si no lo ha ordenado ya… que es lo que temo.

Diario HOY, 23 de septiembre de 2011.

Libro: “Las bodas de Fígaro: ópera en tres actos”. Lorenzo da Ponte / Wolfgang Amadeus Mozart. 1989. 108 pags.

Sitio recomendado: Puerto comercial de Sines. Distrito de Setúbal. Portugal.

Anuncios




El amor es ciego

16 09 2011

El Ministerio de Economía certificó que el déficit anual de la Junta era del 2,7 a 30 de junio, muy lejos del 6,8 que lanzó el ejecutivo regional. Su presidente se subió a la ola de recortes por fascículos: un 10% del presupuesto y horas más tarde lo elevó al 20%. Abrazan la doctrina y no aumentarán los ingresos: los impuestos de solares, sucesiones y donaciones se eliminan; descartan vender a los inquilinos el parque de viviendas sociales como en Castilla-La Mancha, algo que dejó muy avanzado el anterior gobierno. Cien millones de euros menos. Un recorte así tocaría sanidad, la educación o los servicios sociales. Serían más de mil millones. 75 profesores asociados de la UEX y 610 laborales de GPEX sólo son el prólogo. Analistas internacionales cifran que un 20% menos en las cuentas regionales acarrearía entre ocho y trece mil desempleados. A eso, habría que añadir la paralización de la obra pública -ya anunciada- que rematará a las empresas del sector ante sus bancos; el final de los créditos ICO; la ausencia del plan local de choque, consensuado con las cajas y las diputaciones; el de empleo-experiencia, que -en Badajoz- no rebajará ni un desempleado porque de ahí sale la ayuda a domicilio… Los ayuntamientos, que no pueden perder tiempo, han subido las tasas del agua, el autobús o las instalaciones deportivas por encima del IPC, el déficit anual que incorpora cada año una familia. Con el PP, en Cáceres pueden llegar al 50% de subida.

Siempre queda el marketing. En Madrid, Monago se enfundó la máscara del barón rojo para pilotar su caravana del amor. Defendió el impuesto de patrimonio, que no figuraba en su programa electoral. Ese guiño a IU tenía trampa: que lo recauden otros. Se permitió hasta un looping: que el Estado lo reparta, dando más a quienes menos ricos tienen. Ya lo avanzó el 8 de Septiembre, tras premiar a un exitoso empresario luso. En Extremadura, sin ser desdeñable, afecta a menos de mil rentas frente a 150.000 en el resto de España. Desde que fue concejal, sabe lo cómodo que es traspasar el coste electoral de recaudar, sea a otro gobierno o una concesionaria. Si su partido gobernara en Moncloa, las piruetas reportarán más titulares en su campaña personal y nulos efectos reales en las cuentas regionales.

En Badajoz, que saben de guiños, IU ya ha denunciado la paralización de las ayudas por emergencia social al municipio. El paro en la ciudad es del 26%. La EPA de septiembre a diciembre puede dejar ciegos a tanto enamorado a primera vista. “Tendría que caer una especie de desastre, un tsunami en la economía, para que nos planteáramos una moción de censura -dijo Pedro Escobar. No está en el horizonte ni a corto, ni a medio plazo”. Hay quien ya los prevee el 20-N y en Andalucía meses después. Juega con esos cálculos. Entonces, hasta la oposición a una refinería dejaría de servir como un guiño. El desastre en Fukushima puede ilustrar el tsunami de paro que se avecina. Por eso, ya han dejado caer un poco el otro párpado. No revocan el interés social de ese proyecto industrial que aliviaría el desempleo. El desamor con IU forzaría hasta elecciones anticipadas. Pero guiñar los dos ojos al mismo tiempo termina dejándote ciego por un instante, o dando palos de ciego hasta entonces.

Diario HOY, 16 de septiembre de 2011

Libro: “El Lazarillo de Tormes”. Anónimo. Editorial Lectorum. México, 2000. 90 pags.

Sitio recomendado: Fukushima. Japón





Ibai irá al cole

9 09 2011

Ibai Uriarte, el niño con 4 años de Zarátamo que recibió cinco transplantes a finales de diciembre, podrá ir al colegio. Nació con un tumor exagerado que resultó proceder de un embrión gemelo, un feto parásito enquistado. Gracias a una familia portuguesa -hígado, estómago, duodeno, intestino y páncreas de su hijo fallecido- ha recibido el alta esta semana. Primero, en el Hospital público La Paz, de Madrid; allí, el cirujano pediatra Manuel López Santamaría -apellidos de prestigio médico para Badajoz- realizó el transplante. Después, en el Hospital público de Cruces, en Baracaldo, donde antes le extirparon el cáncer. Dicen estos funcionarios que en los niños se reduce la probabilidad de rechazar los órganos injertados. Ibai deberá pasar revisiones periódicas, cuidar las deshidrataciones y evitar las infecciones oportunistas.

La pasada noche escuché de Jesús Eguiguren que confiaba en una solución feliz para la sociedad vasca. Relataba sus encuentros con Josu Ternera; al final, los dos eran padres y pensaban en el futuro de sus hijos. Desde cada orilla, ambos sabían que sus hijos no tendrían futuro si tuvieran que vivir más años con un feto parásito, con un tumor como la violencia enquistado en las bilis. “En los niños se reduce el rechazo de los órganos injertados”, les dijo el especialista. Después de todo lo pasado, Javier Uriarte es optimista: “Nos queda un largo camino por delante; hay que tener paciencia”. El padre de Ibai contó que el chaval está deseando ir a la ikastola.

De momento, deberá llevar mascarilla para evitar contagios y enfermedades porque aún mantiene las defensas bajas: “Es lo único que le distingue de los demás”- dijo con orgullo. Como el resto de familias españolas y europeas, a los padres de Ibai ya sólo les preocuparán los costes de la vuelta al cole, ese sitio donde otros funcionarios -maestros y profesores- te enseñan a redactar cartas sin faltas de ortografía. Se preguntarán por qué no existirán libros genéricos, como sucede con los medicamentos, para llegar al final de este septiembre sangriento para el bolsillo. Todo esto bien vale un sacrificio para que Ibai, mañana, pueda renovar a esos médicos y docentes que constituyen el pilar básico de una sociedad, siempre que a ningún iluminado se le ocurra desmantelarlos, como está ocurriendo en Madrid. Ibai, como la mayoría de niños europeos, irá a una escuela pública o concertada. Sus padres no pueden pagar un colegio privado; y si su solución quirúrgica la tasaran los mercados, Ibai hubiera muerto, como la esperanza de la sociedad vasca. La solidaridad tras una donación de órganos de tu hijo muerto jamás tendría un precio. Todo está en el aire. Comenzamos a tirar de mascarillas para soportar tantas “infecciones oportunistas”, sabedores de que el estado del bienestar ahora se encuentra con las defensas bajas. Si alguien retirara la educación y la sanidad de la lista de derechos adquiridos, el cáncer de la violencia podría reproducirse por las calles con todos sus riesgos. Pero, como el padre de Ibai, aún somos optimistas: “Nos queda largo camino por delante; hay que tener paciencia”.

Diario HOY, 9 de septiembre de 2011

Libro: “La cuestión vasca: claves de un conflicto cultural y político”. Autores: Josetxo Bereiain y Roger Fernández Urbieta. Editorial: Proyecto a Ediciones, 1999. Biblioteca Episteme. 271 pags.

 Sitio recomendado: Santuario de Ntra. Sra. de Aránzazu. Patrona de Guipuzcoa (9 de septiembre). Oñate. Euskadi. España.





Costes y balas de bar

2 09 2011

En la barra de un bar encontré el 2 de marzo un ejemplar de ABC. Afirmaba que Extremadura era la segunda CC.AA con menor déficit en España. El Consejo de Política Fiscal y Financiera tasó en 2,4% del PIB la deuda de ese año. Extremadura aparecía la segunda con menor deuda (2,23%), sólo por detrás de Madrid (0,69%), por debajo de la media nacional (2,8%), y con nueve CC.AA superándola con creces, liderados por Castilla-La Mancha (6,47%) y por las gobernadas por el PP, Murcia (4,95%) y Valencia (4,16%). Las administraciones públicas suman un déficit del 9,2% del PIB. Aunque el Gobierno pudo reducirlo, las regionales incrementaron en 35.997 millones de € lo previsto para ese año. De hecho, a Cospedal se le critica su sueldo pero -coherente a su ideología y currículum neoliberal en gobiernos de Esperanza Aguirre- ha presentado recortes que se cifran en el 20% del gasto, 1.817 millones de euros. Combina la reducción en educación con un incremento en ingresos por la venta de inmuebles o las privatizaciones. No soy de su cuerda, pero es lícito reconocer que ha decidido acorde a su ideario, a costa de la popularidad. Así lo ha reiterado el presidente de Valencia, Fabra. Pasan de organizar premios de Fórmula 1 y la Copa América de Vela, a reducir otro 20% el presupuesto de Camps. Rajoy -el candidato- ha señalado que estas medidas son “sembrar ahora para recoger en el futuro”.

En Valencia, los proveedores médicos bloquearán el suministro a los hospitales públicos si no se les paga. Las boticas manchegas están igual. A diferencia de ellas, la Junta de Extremadura cerró en mayo de este año su déficit contable en el 2,7% del PIB. Desde entonces, más allá de los actos de investidura, cuántos y quiénes conducen coches oficiales, la responsabilidad de la gestión del 45% del presupuesto anual es del actual gobierno. No sirve mirar para atrás, si hay margen para decidir, aunque genere costes políticos. Tampoco, escupir hacia arriba reclamando el abono de la deuda histórica, o el 1% anual de inversiones del Estado, porque -si aceptamos las encuestas que difunde el PP aunque las encargue NCC Report- en tres meses esas reclamaciones “hasta el final de sus fuerzas” las dirigirán a otro gobierno, reponsable de la elaboración de los presupuestos generales de 2012 y firmante del techo de deuda pública. Todo grito, que imita a los mejores años de Ibarra, se le revolverá en días. A Badajoz, Cáceres o Mérida, respecto a la Junta de Extremadura que hoy gobierna Monago; y a la Junta cuando tenga que cuadrarse ante el gobierno salido del 20-N y del pacto que limita el gasto público. Todo esto -como afirmaba el consejero de economía extremeño, Antonio Fernández- lo aprendí “en la barra de un bar”. Para lo demás -como él aseguraba en la UEX- “está Google”. Pero ahora, más allá del análisis, hay que tomar decisiones, con los “costes” políticos que supone. Pronto, no les quedará ni la excusa del mozo de espadas en la lidia: IU; a quien ya le llega la hora de dispararse en la ruleta rusa que supone cohabitar en los tiempos del cólera.

Diario HOY, 2 de septiembre de 2011.

Libro: “El amor en los tiempos del cólera”. Autor: Gabriel García Márquez. Editorial Sudamericana, 1992. 451 pags.

 Sitio recomendado: Castilla-La Mancha. España





El puente

27 08 2011

¿Esta reforma será puente para otra mayor: igualdad en el acceso al trono, cambio del Senado, mapa autonómico, federalismo europeo…?

Escribo desde Torremolinos. Llegué por Antequera como Alfredo Landa en aquella película “El puente” (J.A. Bardem, 1976). Un problema en el coche me limitó la marcha. Como ahora España, el motor me devolvió a esa road movie que, en la transición, retrató un país distinto a lo caricaturizado por el mismo Landa en las frívolas comedias de M. Ozores (“Manolo la nuit”): el falso imaginario del macho ibérico y las suecas rendidas a sus pies con que los estertores del franquismo levantaban la moral a una España retrasada. Esta obra maestra de la filmografía no sólo utilizó al icono del “landismo” como antídoto para tal engañifa, sino que introdujo el compromiso social y el canto por la democracia dos años antes de que tuviéramos Constitución.

En 1976, Landa compartió reparto con Juan Luis Galiardo en “Mayordomo para todo”, otra de Ozores. Hacía de criado en la Costa del Sol, de un play boy que eludía el sexo por miedo a morir. Landa lo sustituía. Galiardo, que en aquellos años se fue a México para hacer de galán, estuvo esta semana en la región. Es de San Roque, como Monago. Galiardo, del de Cádiz; y el presidente, del de Badajoz. El antiguo seductor defendió una auditoría contra la gestión del Festival de Teatro Clásico de Mérida, el mismo que el pasado año le contrató “El avaro” de Moliére, que nada tiene de clásico ni de grecoromano: “De esos polvos, vienen estos lodos” -afirmó. Lo conocí en 1994; vino a Badajoz para pregonar el carnaval. Supo entonces del hospital militar, y un año después lo difundió como zona decadente en “Suspiros de España y Portugal”; fue catorce años antes de su Goya por “Martes de Carnaval”. Presume ahora de campeón en natación a braza, ejemplo de reforma para su edad veterana. Ahora, hasta se ha ofrecido como imagen para Extremadura.

Llegué a Torremolinos a 80. La autovía por donde circulaba no era la N-IV de Andalucía -de doble sentido en 1976- ni viajaba en esa Montesa Impala con la que Landa partió desde Madrid hacia esta seña del turismo patrio. Hasta el concesionario que me averiguó la avería está en la avenida Fraga Iribarne, el primero en ver turismo y machos ibéricos como salida a los males del régimen y advenimiento de la democracia. Todos nos hemos reformado. Fraga tras regresar de Londres; Landa en actor determinante, eterno para nuestra región desde que fuera Paco “el bajo” en Los Santos Inocentes; el “embajador” Galiardo, dispuesto a competir en cualquier piscina; carreteras secundarias en autovías; motos en campeones de motociclismo… Reformas espontáneas para que ahora cambie la Constitución, imposición de Europa: para poder mantenernos y no volver a las comedias de Ozores. Serán los gobiernos quienes decidan dónde invertir y recortar. También cada CC.AA, con la autonomía que reclamaban: ¿Concienciadas de aquellas necesidades que plasmó Bardem?; ¿Será esta reforma el puente para otra mayor, acorde a una nueva España: igualdad en la sucesión regia, reforme el Senado, cierre del mapa autonómico, federalismo europeo…? Un país de pandereta se arriesga a ser “mayordomo para todo”, engañándose con que Suecia está rendida a sus pies. “De esos polvos, vienen estos lodos”.

Diario HOY, 27 de agosto de 2011

Libro: “La reforma constitucional y la problemática del poder constituyente”. Autor: Pedro de Vega. Editorial Tecnos, 1985. 312 pags. 19,50 €.

Sitio recomendado: Torremolinos. Málaga. Costa del Sol. España





El humo del Eje 16

23 07 2011

Cualquier alianza refuerza las rutas de desarrollo que benefician a Extremadura, a través de Badajoz, y a la capital de España

Monago, inmerso en el marketing político, se vistió de corto y se puso a lanzar canastas para presentar al director de deportes, que apareció en la foto antes que en el DOE. El marketing pretende que la gente olvide que -a la misma hora- dos fuegos se avivaban en La Vera y Oliva de Mérida. Y cuatro más quemaban la vida de doscientas familias en Montprint, Resti, Carcesa y Urende. Escuchar, mientras el flash dispara, que el responsable en la lucha contra incendios -por si cupiera alguna responsabilidad- era aún el cargo nombrado por Vara, huele a humo.

Como me huele a humo la resolución aprobada este jueves por unanimidad entre los grupos parlamentarios (2+1, a los efectos) para que el Eje 16, ruta transeuropea de mercancías, continúe siendo prioritario. Soy el primero -y lo publiqué- que me posicioné a favor del futuro que generará la alta velocidad y la plataforma logística del suroeste para Extremadura y el Alentejo. Pero temo que esta postura mediática contempla una cortina para el nuevo gobierno de Extremadura -por su compromiso con IU, o por su desprecio a la CREEX y a los sindicatos tras reunirse con las OPAS agrarias- y genere una salida de cara a la opinión pública que desvíe el tema hacia una urgencia fácil, para ocultar otras. El Eje 16 -que conecta Sines y París, a través de Badajoz, Madrid y Zaragoza- se reclamó prioritario con los gobiernos autonómicos de Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid y Aragón en un protocolo firmado en 2010 en la Cámara de Comercio de la capital de España, acompañados además por Andalucía -por su vinculación con el puerto de Algeciras- y de los embajadores de Francia y Portugal. Sacarlos de esta escenografía para limitarlo a cuatro CC.AA del PP empieza a oler a chamusquina.

Cualquier alianza refuerza las rutas de desarrollo que beneficien a Extremadura, a través de Badajoz, y a la capital de España. Pero, tras la exageración de las formas, no olvidemos el fondo: toda esta alarma no surge por Euskadi que legítimamente -como la Galicia de Nuñez Feijoo, Asturias con Cascos o Cantabria con el PP en el gobierno- luchan por sus intereses. Tampoco por los nacionalistas, que van a lo suyo, hasta que enseñemos los dientes. La alarma surge porque desde la derecha lusa -socia del PP en el Grupo Popular Europeo en Bruselas- comienza a mirar más a Oporto y al corredor norte, que a Elvas y Badajoz. Y antes que el humo sea señal para una rebelión azul contra territorios donde sitúan al Faisán, procuremos sumar a andaluces, lusos agraviados, franceses y ambas salidas -por Cataluña o Irún- a esta alianza. Así, nadie olerá banderas azules quemando pasto. Ni se achacará al número 16, el mismo dorsal que lleva el barcelonista Sergio Busquets, el hacer teatro buscando la expulsión del contrario. Faltan hijos de San Luis Figo, aquel extremo capaz de encandilar, que paseó con el socialista Sócrates antes de unas elecciones, donde se dirimía el futuro de su país, de Extremadura y de la misma Europa. Lo que ahora quieren ocultar con tanto humo.

Diario HOY, 23 de julio 2011

Libro: “Manual de marketing político”. Autor: Luis Costa Bonino. Editorial Fin de Siglo. México, 1999.

Sitio recomendado: Oporto. Portugal





117.890 parados

9 07 2011

Restar sólo una de estas desgracias personales, evaluará la certeza de tanta palabrería electoral

Todas las cifras son insignificantes ante esta. Da igual que alguien diga que reducirá de 11 a 7 consejerías para, a pocos minutos, aumentar a 1.100 los invitados en una ceremonia imperial. Poco importa que ese incremento protocolario se cubra con otras tantas sillas en alquiler y con 14 pantallas de vídeo para mejor visión. Tampoco que sea la octava investidura entre los presidentes autonómicos extremeños, aunque todas estas parafernalias aparenten que la historia comenzó ayer, ‘primer día’ de una nueva era. Poco importan ya 3 diputados que se diluyen en una legislatura, donde otros 32 aún no entendieron que tendrán que negociar, a través de su portavoz, el destino de esta región para los próximos 4 años con otros 30, que deben aprender a servir a Extremadura desde la única oposición. No tiene mayor relevancia solicitar escoltas para hacer footing una mañana, como lo hacía Bush o la misma Madonna; ni 10 asesores en un ala oeste que no existe más que en series televisivas; ni resumir un discurso en 10 píldoras. Lo único relevante en este nuevo periodo democrático para la región son los 117.890 parados que están inscritos en el SEXPE. A partir del lunes, disminuir esa cifra tiene otros responsables, con nombres y apellidos.

No lo digo yo. Tampoco el programa electoral de las 993 medidas con las que concurrió el PP a los comicios del 22 de mayo. Lo dice el nuevo presidente: «Los parados piden soluciones, no discrepancias. Ahora es posible cambiar la historia». También, el portavoz parlamentario que enseña el discurso destinado al propio Monago si 3 diputados no hubieran decidido que debía envolverse con el consenso para tapar las vendettas: «A partir de hoy, trabajará por mejorar las nefastas tasas de paro». Pues ahí están: 117.890 hombres y mujeres de Extremadura que no sólo son desempleados; algunos se dieron de alta en Madrid o en la costa con el falso sueño de la construcción; se endeudaron creyendo que el dinero nunca se devolvería a aquellos amables banqueros. Ya no son responsabilidad de los de antes. Los parados antes eran de Vara o de ZP, nunca de alcaldes o de los presidentes autonómicos del PP. Ni siquiera en Badajoz, Mérida o Cáceres podrán argumentar que la culpa es de la Junta porque ahora la Junta luce su color.

El presidente ha decidido asumir en primera persona del singular un discurso del cambio, donde el empleo -junto a una austeridad ya emborronada por las primeras horas- se ha convertido en la principal oferta: «Gobernar no va a ser difícil; difícil es apagar un incendio», ha dicho esta semana. Pues ahí está el baremo que convierte la política en ciencia, más allá de la retórica que deriva en populismo y demagogia. En otra imitación, el nuevo presidente se resistió a comprometer una cifra de empleo. Es legítimo esconder el engaño. Pero los 117.890 parados es un número oficial y público. Restar sólo una de estas desgracias personales, evaluará la certeza de tanta palabrería electoral. Por si acaso, uno de sus referentes, Esperanza Aguirre, en Madrid desde hace décadas, y responsable también del devenir de esa comunidad, advierte: «No tenemos un puto duro».

Diario HOY, 9 de julio de 2011

Libro: “El Secreto”. Autor: Rhonda Byrne. Editorial Urano. Barcelona, 2007. 224 pags. 22 euros.

Sitio recomendado: Museo Nacional de Arte Romano. Mérida. Extremadura