El amor es ciego

16 09 2011

El Ministerio de Economía certificó que el déficit anual de la Junta era del 2,7 a 30 de junio, muy lejos del 6,8 que lanzó el ejecutivo regional. Su presidente se subió a la ola de recortes por fascículos: un 10% del presupuesto y horas más tarde lo elevó al 20%. Abrazan la doctrina y no aumentarán los ingresos: los impuestos de solares, sucesiones y donaciones se eliminan; descartan vender a los inquilinos el parque de viviendas sociales como en Castilla-La Mancha, algo que dejó muy avanzado el anterior gobierno. Cien millones de euros menos. Un recorte así tocaría sanidad, la educación o los servicios sociales. Serían más de mil millones. 75 profesores asociados de la UEX y 610 laborales de GPEX sólo son el prólogo. Analistas internacionales cifran que un 20% menos en las cuentas regionales acarrearía entre ocho y trece mil desempleados. A eso, habría que añadir la paralización de la obra pública -ya anunciada- que rematará a las empresas del sector ante sus bancos; el final de los créditos ICO; la ausencia del plan local de choque, consensuado con las cajas y las diputaciones; el de empleo-experiencia, que -en Badajoz- no rebajará ni un desempleado porque de ahí sale la ayuda a domicilio… Los ayuntamientos, que no pueden perder tiempo, han subido las tasas del agua, el autobús o las instalaciones deportivas por encima del IPC, el déficit anual que incorpora cada año una familia. Con el PP, en Cáceres pueden llegar al 50% de subida.

Siempre queda el marketing. En Madrid, Monago se enfundó la máscara del barón rojo para pilotar su caravana del amor. Defendió el impuesto de patrimonio, que no figuraba en su programa electoral. Ese guiño a IU tenía trampa: que lo recauden otros. Se permitió hasta un looping: que el Estado lo reparta, dando más a quienes menos ricos tienen. Ya lo avanzó el 8 de Septiembre, tras premiar a un exitoso empresario luso. En Extremadura, sin ser desdeñable, afecta a menos de mil rentas frente a 150.000 en el resto de España. Desde que fue concejal, sabe lo cómodo que es traspasar el coste electoral de recaudar, sea a otro gobierno o una concesionaria. Si su partido gobernara en Moncloa, las piruetas reportarán más titulares en su campaña personal y nulos efectos reales en las cuentas regionales.

En Badajoz, que saben de guiños, IU ya ha denunciado la paralización de las ayudas por emergencia social al municipio. El paro en la ciudad es del 26%. La EPA de septiembre a diciembre puede dejar ciegos a tanto enamorado a primera vista. “Tendría que caer una especie de desastre, un tsunami en la economía, para que nos planteáramos una moción de censura -dijo Pedro Escobar. No está en el horizonte ni a corto, ni a medio plazo”. Hay quien ya los prevee el 20-N y en Andalucía meses después. Juega con esos cálculos. Entonces, hasta la oposición a una refinería dejaría de servir como un guiño. El desastre en Fukushima puede ilustrar el tsunami de paro que se avecina. Por eso, ya han dejado caer un poco el otro párpado. No revocan el interés social de ese proyecto industrial que aliviaría el desempleo. El desamor con IU forzaría hasta elecciones anticipadas. Pero guiñar los dos ojos al mismo tiempo termina dejándote ciego por un instante, o dando palos de ciego hasta entonces.

Diario HOY, 16 de septiembre de 2011

Libro: “El Lazarillo de Tormes”. Anónimo. Editorial Lectorum. México, 2000. 90 pags.

Sitio recomendado: Fukushima. Japón

Anuncios




Costes y balas de bar

2 09 2011

En la barra de un bar encontré el 2 de marzo un ejemplar de ABC. Afirmaba que Extremadura era la segunda CC.AA con menor déficit en España. El Consejo de Política Fiscal y Financiera tasó en 2,4% del PIB la deuda de ese año. Extremadura aparecía la segunda con menor deuda (2,23%), sólo por detrás de Madrid (0,69%), por debajo de la media nacional (2,8%), y con nueve CC.AA superándola con creces, liderados por Castilla-La Mancha (6,47%) y por las gobernadas por el PP, Murcia (4,95%) y Valencia (4,16%). Las administraciones públicas suman un déficit del 9,2% del PIB. Aunque el Gobierno pudo reducirlo, las regionales incrementaron en 35.997 millones de € lo previsto para ese año. De hecho, a Cospedal se le critica su sueldo pero -coherente a su ideología y currículum neoliberal en gobiernos de Esperanza Aguirre- ha presentado recortes que se cifran en el 20% del gasto, 1.817 millones de euros. Combina la reducción en educación con un incremento en ingresos por la venta de inmuebles o las privatizaciones. No soy de su cuerda, pero es lícito reconocer que ha decidido acorde a su ideario, a costa de la popularidad. Así lo ha reiterado el presidente de Valencia, Fabra. Pasan de organizar premios de Fórmula 1 y la Copa América de Vela, a reducir otro 20% el presupuesto de Camps. Rajoy -el candidato- ha señalado que estas medidas son “sembrar ahora para recoger en el futuro”.

En Valencia, los proveedores médicos bloquearán el suministro a los hospitales públicos si no se les paga. Las boticas manchegas están igual. A diferencia de ellas, la Junta de Extremadura cerró en mayo de este año su déficit contable en el 2,7% del PIB. Desde entonces, más allá de los actos de investidura, cuántos y quiénes conducen coches oficiales, la responsabilidad de la gestión del 45% del presupuesto anual es del actual gobierno. No sirve mirar para atrás, si hay margen para decidir, aunque genere costes políticos. Tampoco, escupir hacia arriba reclamando el abono de la deuda histórica, o el 1% anual de inversiones del Estado, porque -si aceptamos las encuestas que difunde el PP aunque las encargue NCC Report- en tres meses esas reclamaciones “hasta el final de sus fuerzas” las dirigirán a otro gobierno, reponsable de la elaboración de los presupuestos generales de 2012 y firmante del techo de deuda pública. Todo grito, que imita a los mejores años de Ibarra, se le revolverá en días. A Badajoz, Cáceres o Mérida, respecto a la Junta de Extremadura que hoy gobierna Monago; y a la Junta cuando tenga que cuadrarse ante el gobierno salido del 20-N y del pacto que limita el gasto público. Todo esto -como afirmaba el consejero de economía extremeño, Antonio Fernández- lo aprendí “en la barra de un bar”. Para lo demás -como él aseguraba en la UEX- “está Google”. Pero ahora, más allá del análisis, hay que tomar decisiones, con los “costes” políticos que supone. Pronto, no les quedará ni la excusa del mozo de espadas en la lidia: IU; a quien ya le llega la hora de dispararse en la ruleta rusa que supone cohabitar en los tiempos del cólera.

Diario HOY, 2 de septiembre de 2011.

Libro: “El amor en los tiempos del cólera”. Autor: Gabriel García Márquez. Editorial Sudamericana, 1992. 451 pags.

 Sitio recomendado: Castilla-La Mancha. España





El humo del Eje 16

23 07 2011

Cualquier alianza refuerza las rutas de desarrollo que benefician a Extremadura, a través de Badajoz, y a la capital de España

Monago, inmerso en el marketing político, se vistió de corto y se puso a lanzar canastas para presentar al director de deportes, que apareció en la foto antes que en el DOE. El marketing pretende que la gente olvide que -a la misma hora- dos fuegos se avivaban en La Vera y Oliva de Mérida. Y cuatro más quemaban la vida de doscientas familias en Montprint, Resti, Carcesa y Urende. Escuchar, mientras el flash dispara, que el responsable en la lucha contra incendios -por si cupiera alguna responsabilidad- era aún el cargo nombrado por Vara, huele a humo.

Como me huele a humo la resolución aprobada este jueves por unanimidad entre los grupos parlamentarios (2+1, a los efectos) para que el Eje 16, ruta transeuropea de mercancías, continúe siendo prioritario. Soy el primero -y lo publiqué- que me posicioné a favor del futuro que generará la alta velocidad y la plataforma logística del suroeste para Extremadura y el Alentejo. Pero temo que esta postura mediática contempla una cortina para el nuevo gobierno de Extremadura -por su compromiso con IU, o por su desprecio a la CREEX y a los sindicatos tras reunirse con las OPAS agrarias- y genere una salida de cara a la opinión pública que desvíe el tema hacia una urgencia fácil, para ocultar otras. El Eje 16 -que conecta Sines y París, a través de Badajoz, Madrid y Zaragoza- se reclamó prioritario con los gobiernos autonómicos de Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid y Aragón en un protocolo firmado en 2010 en la Cámara de Comercio de la capital de España, acompañados además por Andalucía -por su vinculación con el puerto de Algeciras- y de los embajadores de Francia y Portugal. Sacarlos de esta escenografía para limitarlo a cuatro CC.AA del PP empieza a oler a chamusquina.

Cualquier alianza refuerza las rutas de desarrollo que beneficien a Extremadura, a través de Badajoz, y a la capital de España. Pero, tras la exageración de las formas, no olvidemos el fondo: toda esta alarma no surge por Euskadi que legítimamente -como la Galicia de Nuñez Feijoo, Asturias con Cascos o Cantabria con el PP en el gobierno- luchan por sus intereses. Tampoco por los nacionalistas, que van a lo suyo, hasta que enseñemos los dientes. La alarma surge porque desde la derecha lusa -socia del PP en el Grupo Popular Europeo en Bruselas- comienza a mirar más a Oporto y al corredor norte, que a Elvas y Badajoz. Y antes que el humo sea señal para una rebelión azul contra territorios donde sitúan al Faisán, procuremos sumar a andaluces, lusos agraviados, franceses y ambas salidas -por Cataluña o Irún- a esta alianza. Así, nadie olerá banderas azules quemando pasto. Ni se achacará al número 16, el mismo dorsal que lleva el barcelonista Sergio Busquets, el hacer teatro buscando la expulsión del contrario. Faltan hijos de San Luis Figo, aquel extremo capaz de encandilar, que paseó con el socialista Sócrates antes de unas elecciones, donde se dirimía el futuro de su país, de Extremadura y de la misma Europa. Lo que ahora quieren ocultar con tanto humo.

Diario HOY, 23 de julio 2011

Libro: “Manual de marketing político”. Autor: Luis Costa Bonino. Editorial Fin de Siglo. México, 1999.

Sitio recomendado: Oporto. Portugal





Teoría de Juegos

28 05 2011

El PP debe exponer su programa de gobierno, ser el primero en intentar formarlo en la sesión de investidura

Anoche el PP de Extremadura celebró un acto en el Palacio de Congresos de Mérida para festejar su victoria electoral en Extremadura por mayoría simple, la única comunidad autónoma donde no arrasaron del todo al PSOE, aún con más alcaldías. Corre paralelo a una plataforma impulsada en las redes sociales por simpatizantes populares reclamando “que gobierne la lista más votada” y constituye, junto a las entrevistas concedidas por el candidato popular al sillón esta semana, una estrategia angustiosa para activar en la opinión pública extremeña esa necesidad, y maniatar así la decisión legítima de IU durante los próximos días.

El PP extremeño ha incumplido su máxima en decenas de localidades como Calamonte o Jerez de los Caballeros. Allí han gobernado en contra de la lista más votada. De igual forma llegaron al poder en Canarias, donde un pacto con los nacionalistas de Coalición Canaria enterró los once diputados y cien mil votos que les sacó el PSOE en el archipiélago. Es la recurrida ley del embudo. Tras esta populista operación, lo que ponen en duda es un principio básico: que la soberanía popular recae en el poder legislativo, a través de sus representantes, e incumplen con ella la separación de poderes, en este caso confundiendo a propósito el ejecutivo con el legislativo. El PP debe exponer su programa de gobierno, ser el primero en intentar formarlo en la sesión de investidura pero –como en democracia- tras obtener la mayoría absoluta en primera vuelta, o la simple en la segunda. Son las normas para eso, y lo demás.

Respetar la decisión de IU en Extremadura, sea cual sea su tiempo y su procedimiento, se demuestra con el silencio. Durante los primeros días cada una de las tres formaciones se ha definido: Vara –con 22.000 votos más que en las municipales- apostó por la estabilidad desde la mayoría social de izquierdas; el PP desprecia esa decisión y su aspirante se hace llamar “Presidente”, ocurra lo que ocurra, apelando al rencor de quienes tienen que decidir. No es nuevo, ya lo hacía antes de las elecciones. E Izquierda Unida sabe que de tanto enseñar las llaves puede terminar perdiéndolas y -como la canción- terminar en “matarile/rile/ron” ante las próximas elecciones generales. El incentivo de traicionar un pacto de izquierdas puede ser superado por la amenaza del castigo e invita a un resultado cooperativo. IU afronta el dilema del prisionero en cualquier teoría de juegos. Estudia ahora la elección óptima cuando costes y beneficios no están prefijados, depende de su elección pero saben –como cualquier matemático- que el egoísmo podría perjudicar a los jugadores. Hay juegos de suma “no cero”, cuando la ganancia de un jugador no se corresponde con la pérdida del otro y cada jugador termina en una posición mejor que si no se hubiera dado la negociación. No caben juegos, como el póker, “de suma cero” porque en este caso, el tablero o la banca ficticia es el interés general de Extremadura. El dilema del prisionero fija criterios maximin y mínimax: si cada jugador persigue su propio beneficio ambos jugadores obtienen un resultado peor que acordando el equilibrio. Conocidas las estrategias, cada cual intenta minimizar sus pérdidas ante el mandato que sentenciaron los extremeños: que nadie gobierne sin saber del otro. IU conoce que la banca –Extremadura- siempre gana; en este caso, debería hacerlo.

Diario HOY, 28 de mayo de 2011

Libro: “El dilema del prisionero”. Autor: John Von Neumann. Grupo Anaya Comercial. Madrid, 2005. 422 pags.

Sitio recomendado: Palacio de Congresos y Exposiciones. Mérida. Extremadura





Diario de campaña

7 05 2011

Desglosan el programa en estos días pero la gente se queda con la esencia. La de Vara, que es “buena persona”

Llevo cuatro días durmiendo una media de cuatro horas. Y no me quejo. Guillermo -o Vara, para otros- lleva desde febrero con jornadas de dieciséis horas. Cerramos la tradicional ‘pegada’ a las dos de la mañana. A las ocho y media entraba en la radio para sostener un debate imposible. Su rival a la Presidencia de la región no acudió porque lleva como escarapela no medirse en debates públicos con él. Fue una entrevista finalmente, no como el pasado miércoles, en el dispuesto por la Fundación de CC OO. Sólo se presentaron Vara y Escobar, de IU, que no consentirá un gobierno de la derecha en Extremadura. La vorágine se repite: peticiones de los medios, primer mitin en Zafra, repercusiones a la encuesta del CIS que habla de diferencias mínimas… Con tan pocas horas de sueño me encuentro de repente con aquella cita bibliográfica de Lasswell, que afirmaba que las campañas sólo refuerzan el voto ya decidido y que su variación sólo dista el 3% como máximo de su inicio.

Las campañas electorales son necesarias. Distintas ya a la etapa de Lasswell, pero conforman la principal liturgia de la democracia. El mayor individualismo, una sociedad de la información donde cada teléfono es un terminal que recibe y que emite opiniones, dispersa el objetivo político. Entenderla sólo como una disputa electoral, como que un debate sería capaz de desnivelar la balanza, sin que los ciudadanos no se sientan protagonistas de ellas, es arriesgar el triunfo a una vieja estrategia, superada por esa tecnología. Esta campaña, como cualquier otra, sirve para reforzar las esencias que los candidatos han desplegado durante los años anteriores a la cita electoral.

Ya saben ustedes, si han seguido mis artículos, que Fernández Vara es el mío. Es el presidente de Extremadura y se sigue dejando la piel por los demás. A los otros aspirantes no los considero adversarios. Con ambos compartí experiencias en el Ayuntamiento de Badajoz. Pero en las campañas se nos olvida qué oferta cada uno, qué realidad se esconde tras tanta anécdota. Los programas electorales son la guía, pero la gente se rige por emociones. Fernández Vara se comprometido a que los proyectos de la Junta se midan por el empleo que generen. Serán prioritarios los que den más trabajo, especialmente a los jóvenes. Además, los autónomos estarán protegidos por ley y designarán a un funcionario por proyecto empresarial como tutor. Será quien se encargue de mover papeles en la administración. Oferta también a los bancos que acepten ser mediadores para que las empresas obtengan crédito, a costa del impuesto bancario, que el comercio extremeño tenga su marca de calidad. Pero son las familias, cualquier tipo de familias y, sobre todo, los hijos el objeto fundamental de su oferta: ampliar la educación infantil, la salud bucodental, la cirugía infantil… Disculpen, comienza el mitin. Espero que sirva para memorizar algunas medidas. Si no, suerte para las que no se cumplen y aval para llevarlas a cabo desde el 22 de mayo. Por lo que veo, la mayoría se queda con su principal aval: «Es buena persona», dicen. Qué fácil y que difícil es serlo.

 

 Diario HOY, 7 de mayo de 2011

Libro: “Teorías de la Comunicación”. Autor: Edison Otero. Editorial Universitaria. Santiago de Chile, 2004

Sitio recomendado: Pabellón Banesto. Zafra. Extremadura






Y no estaba muerto, estaba…

13 11 2010

 

El acuerdo entre Vara y Monago ha dejado a algunos tan helados como los cadáveres que se exponen en Videomed

Este fin de semana, con HOY, puedes adquirir el disco de los Coup de Soup: “La otra noche me dijiste muchas cosas/ Me dijiste: Mira, la iglesia se mueve…” cantaban los cacereños más universales de la Movida. Entonces, Alaska adornaba sus pendientes con cruces. No se retiraban de espacios públicos porque las chicas liberadas vestían de negro como Madonna en “Like a virgin”. El decálogo de los síntomas que revelan que estás haciéndote viejo dice: “Si entiendes el texto anterior y sonríes, estás contagiado”. Es como cuando te dicen por vez primera en la calle: “Perdone, señor ¿Tiene hora?”. La pasada semana me pasó un poco eso. Una lumbalgia regala tres días inmóvil en la cama pero, sobre todo, que la bisagra de la vida comienza a chirriar porque pasaste el ecuador. Creía que seguía siendo joven. No era extraño. Alaska, la que orinaba en una película de Almodóvar, llegó a ser tertuliana de Jiménez Losantos, ese locutor a quien el PP dio la bienvenida cuando inauguró onda en la región sin pedir preguntas por adelantado como a Canal Extremadura. Me sentía joven. Dispongo de un teléfono móvil con más “G” que puntos así encontré en aquella juventud de copas y calditos nacionales. Con las nuevas tecnologías, la democracia no es representativa, el ciudadano vota cada cuatro años. Ahora es participativa: “¡Contésteme mi requerimiento en Facebook o por mail!”. La gente vota y exije cada día.


La maldita lumbalgia. Casi no llego a Videomed, o a Los Santos de Maimona. Ni en las noches más exigentes, cuando Coup de Soup era motivo de orgullo en Barcelona como un gol de Manolo con la selección o unas declaraciones de Ibarra, me dejaron tan noqueado. Entonces, joven e indocumentado, no reparaba que un grupo de médicos, el Dr. Andrés Bas a la cabeza, utilizaba ya tecnología y cine para mejorar la salud de sus vecinos, extremeños y portugueses. Andrés sigue operando tumores, que son más dañinos que las lumbalgias. El intercambio solidario de cintas de vídeo desembocó en que más de mil niños portugueses vieron la luz en Badajoz. La telemedicina hoy permite consultar diagnósticos entre un pueblo y la gran ciudad. Andrés tiene 25 años más, los que cumple Videomed esta edición. Se le ha ocurrido traer una docena de cadáveres disecados para concienciarnos de lo efímera de la vida, y vacías las noches, cuando sólo buscas que “la Iglesia se mueva” para presentarte como joven y moderno ante los demás.


Lo sé. Tenía que haberles hablado del acuerdo entre Vara y Monago sobre educación, Estatuto, cajas y empleo. Lo llevo defendiendo tanto tiempo que se me ha quedado viejo. Su feliz final ha debido dejar a más de uno tan helado como esos muertos que trajo el Dr. Bas Santacruz -Lo siento, se apellida así; no podemos guerrear también con eso-. Seguro que alguno de los dos termina con la misma lumbalgia por el esfuerzo, por querer ser joven y compartir en las redes sociales que otra política es posible, la que antepone mejorar la vida de los demás a ser el dueño del corral. Me estoy haciendo viejo: no veo iglesias moviéndose, sino gallos de colores por toda la ciudad. Maldita lumbalgia… “¡Ey, mucho habías bebido tú hoy!”, seguía la canción.


Diario HOY, 13 de noviembre de 2010

Libro: “El retrato de Dorian Gray”. Autor: Oscar Wilde. Editorial Maxtor, 2008. 374 pags.

Sitio recomendado: Feria Hispano Portuguesa FEHISPOR. Institución Ferial de Badajoz (IFEBA). Finales de noviembre.





Dentro y fuera de Madrid

10 07 2009

Monago se equivocó en Intereconomía TV trasladando una fotografía de Extremadura negra y tan falsa como sus estereotipos


Cinco horas después de aceptar la oferta del Presidente de la Junta para un Pacto Social y Político que reforme el modelo productivo de Extremadura, Monago se fue a Intereconomía TV y concedió una entrevista aderezada con las opiniones de una serie de tertulianos unidos por el lema “Déle un palo a un socialista”. El programa, que se ve en toda España por señal digital, se graba en el Madrid de los espías.

Dejaba atrás la estela optimista del consenso tras el debate sobre política general de la comunidad extremeña. Si Obama lo hace con Putin y en Euskadi se enciende una llama de esperanza para el PSE y el PP, apuntalar esa oferta de diálogo da réditos a la política. La oferta de Vara se anticipó en tiempo y ambición a la que el PP había preparado días antes, más limitada al empleo y las infraestructuras y sin considerar a los agentes sociales en el mismo plano que el político. Pero, tras perder el paso, Madrid sirvió como refugio, como algunos han mirado siempre hacia la capital.

El PP de Extremadura acusa a Vara de “sumiso” y “servil ante Zapatero” en materia de financiación autonómica sin números aún sobre la mesa. De hecho, han rescatado el conflicto territorial como estilete semanal: Dentro, reeditando que “los socialistas discriminan las ciudades del PP” y así visitan a sus alcaldes de Navalmoral, Don Benito y Badajoz a primera hora para el victimismo aunque, a media mañana, éstos visiten las obras del Plan ZP, firmen un pacto de empleo municipal o un convenio con la Junta para una nueva vía de circunvalación. Fuera del mapa extremeño, el diablo es Cataluña.

Pero Madrid se beneficiaría tanto de una financiación basada sólo en la población como Cataluña o Valencia, con siete millones de españoles más desde 1991 y que se concentran en esos foros urbanos. Y en Madrid, ante periodistas de Madrid, Monago se equivocó trasladando una fotografía de Extremadura negra y tan falsa como sus estereotipos: “Es una sociedad escleorotizada (sic) donde están reducidos los espacios de libertad. La capacidad de iniciativa está coartada… Extremadura tiene un 34% de funcionarios –dijo el también funcionario-. Los que no aprobaron, disfrutan de la oposición digital de su nombramiento”. Un análisis aderezado con subjetivas cifras sobre coches oficiales, número de asesores o gastos en publicidad. Sólo de la Junta, eso sí. Nunca los comparó con los de la Comunidad de Madrid.

La reacción de los tertulianos fue desastrosa para nosotros en este sprint de la negociación autonómica: “Estoy consternado con lo que usted revela” -dijo una. “Seguro que el tejido intelectual, empezando por la universidad, está al servicio del poder” -dijo otro. “Es un despilfarro tremendo. Es clientelismo. No me extraña que Cataluña no quiera financiar tal despilfarro. Habrá que darles la razón –dijo el penúltimo. Me opongo a que la financiación autonómica sirva para pagar asesores”.

Aquí publiqué mi rechazo a reportajes callejeros y sesgados sobre la marginalidad en Badajoz. Lo de ”arrimar el hombro” y “hablarles a los extremeños en extremeño” será creíble si uno no cambia jamás de acento, ni da pie a esos ataques o guarda silencio en Madrid, o en Estambul. Lo contrario es perverso: Cualquier rendimiento electoral se solapa si dañas los intereses de la región o los de tu ciudad. Ni rédito personal, ni dentro del partido… Y en Madrid es donde más habría que presumir de esa unidad política que hubiera fortalecido a Extremadura ante los ojos de los demás.


Diario HOY. 10 de julio de 2009

Libro: “Retrato de un hombre inmaduro”. Autor: Luis Landero. Tusquets, 2009. 240 pags. 16,35 €

Libro: “El sueño de la impostura”. Autor: José Antonio Ramírez Lozano. KRK Ediciones, 2009. 127 pags.12,95€

Sitio recomendado: Navalmoral de la Mata (Cáceres). Ayuntamiento