Centrales

24 10 2011

La construcción de un equipo de fútbol comienza por centrales solventes que sepan conducir el balón, salir jugándolo. La jornada del sábado nos deparó la eficiencia de los centrales. Los defensas sevillanos sobre el Camp Nou, entre el argentino Fazio y el francés Escudé, anularon ataques culés, propiciaron la antológica actuación del portero, Javi Varas… y empataron a cero. La cantera del Sevilla siempre facilitó centrales a la selección, incluso a la propia historia del Barcelona: Gallego; o Ricardo Serna, éste llegó a entrenar al Don Benito, durante 2008 y al Toledo en 2010.

La historia del fútbol español está plagada de buenas parejas: Pirri/Migueli, el dúo, capitán, pecho como “Tarzán”, en el mundial de Argentina 78 de infausto recuerdo desde la residencia de La Martona; el “soso” Gallego/Salva, final de la Eurocopa’84, que ganó Francia; López, defensa en Barcelona ’92 e hijo de un delantero de mismo apellido y que jugó en el C.D.Badajoz, compadre del central pacense Cabello… hasta llegar a Puyol/Piqué, parejas en la selección española campeona del mundo en Suráfrica. La salida ante la edad del “Gos de aigua”/”Tiburón” preocupa a Vicente del Bosque. La alternativa, aúnque le sobra energía, pasa por rotar al madridista Sergio Ramos del lateral derecho al centro, como ya hizo Mou el sábado, al relevar a R. Carvalho; reconvertir a dos medios defensivos como Sergio Busquets, o Javi Martínez, en la zaga; o dando entrada a las jóvenes promesas que se forjan en categorías inferiores: Domínguez, San José, Botía o Fontás… La lesión en el pómulo de Raúl Albiol en un entrenamiento aprieta aún más la decisión.

La demarcación con centrales europeos de prestigio deja huella a quien ama. La historia no se entiende sin Franz Beckenbauer, el “kaizer” que asombró al mundo en Alemania´74; Laurent Blanc/Thuram, que llevó a Francia al reinado de Europa, del Mundo en 1998, y hasta de la Copa FIFA de Confederaciones en 2003, con gol del entonces jugador del Arsenal inglés Thierry Henry. La de España llegó a su cénit en Sudáfrica y Portugal aún saborea el aroma de esa Eurocopa que se le escapó ante Grecia en 2004, con Carvalho, sin Pepe aún nacionalizado como luso-brasileño, hoy jugador del Real Madrid de Pérez.

La legión extranjera de defensas ya es amplia: El Málaga, con ese argentino, De Michelis, y el holandés Matijsen. La novedad en Almería, con Acasiete, un peruano como Chimo del Solar, aquel conductor, con Fernando Redondo, en el Tenerife que le robó dos, o tres, ligas al Real Madrid, origen de Ballesteros. La de Extremadura, es recuerdo del calvo Oñi, preferencia de El viejo Vivero, entre peñas, Los Pinos y Los Currantes, frente a Borrego; Román; Guitart, un ilerdense, llegó a cumplir el servicio militar, cedido por las canteras del Barça; Diego Corrales; y Eusebio, ya al final de su carrera deportiva.

Un amigo, Vicente Montes, en el centro de un cruce de caminos, en la visera de una gasolinera, me dio a elegir entre las camisetas de River Plate, o la de Boca Juniors. Aunque algunos digan riendo que elegí la segunda porque jugó Maradona, o porque allí rugen barras bravas, ahora que los “millonarios” han descendido de categoría, les reconozco que me decidí porque en los barrios “obreros” alguien imaginó que su estadio/templo se llamaría “La Bombonera”.

Diario HOY, 24 de octubre de 2011.

Evento deportivo: Copa Mundial de selecciones de fútbol. Sudáfrica 2010.

Entidad deportiva: C.D. Badajoz SAD

Anuncios




Apostar por el fútbol

26 09 2011

El “Atleti de Madrí” cae bien. En Extremadura conozco a varios penitentes al frente de esa afición, capaces de convertir en heroico lo que en el Barça o en el Madrid se toma como algo cotidiano. Las redacciones de varios medios de comunicación albergan atléticos irreductibles que la amplifican. La región siempre encontró motivos para casarse con los colchoneros: Diego Lozano, Vicente Medina, Eusebio Bejarano, Sergio Morgado, Javi Bermejo -su hermano, Luis (q.e.p.d.) no llegó a debutar pero fue el mejor jugador que dio la ciudad de Badajoz- Cuéllar, o los internacionales Manolo y Adelardo han tejido una malla rojiblanca que explica por qué las empresas de márketing lo califican como el tercer club con mayor nivel de marca. Los atléticos beben de lo chulo y de lo chulesco; de lo canalla y, a veces, de lo canallesco; de Sabina, Bardem y de Jesús Gil, al mismo tiempo; hasta S.A.R el Príncipe D. Felipe, expresó desde niño su condición de atlético sufridor. Todo un orgullo para la institución.

 

Es el único club con una Intercontinental en sus vitrinas sin ganar la Copa de Europa, tras aquel empate en los postres con el Bayer de Munich que le hurtó en 1974 esa condición. Fundado por estudiantes de la Escuela de Ingenería de Minas en 1903 como sucursal del Athletic de Bilbao; Atlético de Aviación en 1939 hasta que ocho años después se desvincula del Ejército del Aire, los atléticos fijaron su leyenda en el estadio Metropolitano, buscando rendijas por donde evitar la sombra del Real Madrid, el primer equipo de su ciudad. Durante aquellos años se fragua esa bipolaridad esquizofrénica que identificó a sus equipos: combinar a Griffa o Rivilla con Collar o Adelardo; a Panadero Díaz con Luis Aragonés -ya en el estadio Vicente Calderón-; a Arteche con Quique Setién; a Simeone con Pantic, dureza con la exquisitez.

Este sábado, el Atleti encajó una manita en el Nou Camp. Cristiano y Messi ya avanzan en el pichichi lo que será una liga entre dos. Hace unos años, con los mismos tres goles de diferencia al descanso, nadie aseguraría la victoria de alguno de ellos. En el Calderón levantaron un 0-3 y en el Camp Nou fue a la inversa, cuando Pizzi certificó un 5-4 después que Pantic le endosara tres goles en el primer tiempo al Barça. Pero el sábado no pudo ser. El Atlético de Madrid cayó como el Villarreal, equipo de Champions. Y lo hizo sin pegar patadas; abandonando la violencia que diferencia las bandas de los equipos; apostando por jugar al fútbol, por Diego, Falcao o Reyes, y no por reventar el espectáculo protestando el segundo gol, alegal. Salen a imponer su juego, basado en la calidad, en el toque. Su entrenador lo hizo en el R.C.D. Mallorca que ganó la Copa del Rey en 2003: Nadal sacaba el balón jugado, el extremeño Cortés subía la banda, e Ibagaza o Etoo deleiteban. El técnico no fue jugador, sino profesor de instituto, la misma persona humilde y educada que entrenó al Iliturgi, al Talavera, equipos de pueblo. Los docentes saben que cualquier gesto o declaración tendrá efectos entre los jóvenes y continúa su apuesta por la elegancia hasta en la derrota. Hay inteligentes cuando pierden y tontos cuando ganan. Se apellida Manzano. Goyo escribe otro motivo de orgullo más para que un padre responda a su hijo por qué son del Atleti, sin pegar patadas al contrario.

Diario HOY, 26 de septiembre de 2011

Evento deportivo: Barcelona – Atlético de Madrid (5-0). 24 de septiembre de 2011. Liga Española de Fútbol.

 

Entidad deportiva: Atlético de Madrid SAD

 





La Caja Roja

5 09 2011

Otro fin de semana, dos de tres, sin fútbol. Ayer, por la selección. Se liaron a empellones con los chilenos para revestirse de unidad. La familia que pelea unida, se preserva. Heridos en ojos y piernas, tras siete Madrid-Barça consecutivos, pusieron en riesgo a La Roja. Sólo la AFE logró antes sentar juntos a Casillas y Puyol para solidarizarse con 200 jugadores de 1ª, 2ª y 2ª B que no cobran sus salarios. Elevados, pero sus sueldos. Los clubes profesionales deben en España 3.500 millones de euros a la Seguridad Social y a la Agencia Tributaria. Con estos excesos, la marea arroja a los dos clubes con más de 20 puntos de distancia sobre el tercero en la anterior temporada. El país se divide entre seguidores de uno u otro -yo lo soy del Barça- y hasta la colección de cromos este año retrata un duelo Messi / Cristiano. El resto de equipos, ciudades y categorías naufragan en un oceáno de desigualdades que -si no se corrigen- ahogará a esta liga.

 

En 1996, para Aznar y los grupos mediáticos, los derechos televisivos del fútbol se convirtieron en palanca de poder. La LFP rompió su unidad y cada uno negoció individualmente. Incluido el Sevilla, aunque Del Nido vaya hoy de plañidera. Y si larga es la distancia en puntos, Madrid y Barça se endosan cada uno 140 millones al año; Valencia y Atl. Madrid, 42; y otros 14 clubes, menos de 20. Así, es imposible. En la Premier, entre el Manchester United y el último, el ascendido Wolverhampton, la diferencia es de 23 millones. Y en Alemania, la única liga que no genera deuda, con sponsors como Bayer, se reduce a 15. Las ligas europeas reparten el 50% de esos ingresos entre todos por igual y el resto, según la clasificación y el atractivo de cada club, a criterio de la televisión. Efecto demoledor: más igualdad en la competición, salarios acordes a cada club, emoción hasta el final… Aquí juegan los cinco mejores jugadores del mundo en tres clubes (Messi, Cristiano, Iniesta, Xavi y Falcao). Tras fracasar una Liga Europea, estos clubes son favoritos para ganar otra vez la Champions de la UEFA. España no puede perpetuar una Liga de 2+18, y unas divisiones inferiores que son la tumba de alcaldes y empresarios locales. Nueve clubes de primera saltan al césped este año sin patrocinador. Nadie fija un tope salarial como en la NBA porque los sueldos serían tan diversos como sus ingresos mediáticos. Y sufrimos a Barça y Real Madrid por giras asiáticas que redoblan la desigualdad.

Si hemos reformado la Constitución para limitar el gasto; si hemos reclamado desde el sur que el AVE enlace antes Madrid con Sevilla, que con Barcelona; si esperamos esa sensibilidad con el AVE Madrid-Lisboa; si desde 1983 una financiación entre CC.AA y en Europa alberga la solidaridad para corregir desequilibrios históricos, la España futbolística no puede reducirse a una reminiscencia del pasado: Madrid contra Barcelona. La Roja terminará rompiéndose si sólo con “clásicos” se alimenta a la afición y a la prensa deportiva. La Caja terminará vaciándose mientras inflamos otra burbuja. Y cuando reparemos, en la Caja Roja no habrá ni bombones con los que este país, cada fin de semana, se iguala por saborear una tentación común.

Diario HOY, 5 de septiembre de 2011

Evento deportivo: Partido amistoso España-Chile (3-2). Suiza, 1 de septiembre de 2011.

Entidad deportiva: Liga de Fútbol Profesional. España





El dedo en el ojo

20 08 2011

Benedicto XVI ya afirmó que el neoliberalismo le hace más daño al cristianismo que el propio marxismo

Mourinho se despidió de la Supercopa metiendo el dedo en el ojo a Tito Vilanova: el índice derecho de quien logró su gloria en el Oporto en el ojo diestro de quien fuera medio centro del mejor Badajoz. Mou quiso ser Ulises pero el papel de mito griego lo acaparaba Cesc, el héroe que volvía de Ítaca, donde llegó a ser rey en el Ársenal. Mou se confundió porque Tito -a quien despreció llamándolo “Pito”- nunca vio por un ojo, como el cíclope Polifemo, sino por los dos, arma indispensable para defenderse en el centro del campo o para diseñar una estrategia desde el banquillo. Horas después de que el ministro portugués Álvaro Pereira ratificara que hasta septiembre no decidirían si el AVE luso se suspenderá, Mourinho creyó cegar así al cíclope, Vilanova le dio un sopapo y la tangana terminó en escándalo bestial.

 

Es lo que tiene meter los dedos en los ojos. Si fuera en la garganta, vomitas. Ese mismo día, laicos y radicales católicos se pasaron la tarde en Sol con el dedo en el ojo del otro. Parecían el loco de Cinema Paradiso gritando a los cuatro vientos: “La plaza es mía, la plaza es mía…” cuando las plazas son de todos, y de nadie. Ni siquiera del toro Ratón que, como siga alimentándose de carne humana, terminará en un laberinto. Cuando el minotauro se convierte en becerro de oro coincide en levantar las bilis a los ojos izquierdos y los derechos. Ya lo ha dicho Benedicto XVI: “El hombre debe estar en el centro de la economía y éste no es el beneficio, sino la solidaridad. Se confirma en la crisis actual. La economía no puede medirse por el máximo beneficio. Hay que ponerse al servicio de la protección del trabajo para todos”. Aprisa, con el dedo en su Blackberry, Esperanza Aguirre lanzó a las redes que “la igualdad, diginidad, libertad… los ha traído el cristianismo. Que no se crean que los ha traído Karl Marx”. A la presidenta de Madrid -antes de que Mou setenciara que “el fútbol es cosa de hombres”- se le olvidó la primera reflexión del pontífice: “La economía no puede funcionar como una economía autorregulada”, que es meterle los dedos al neoliberalismo y con reiteración. Desde el balcón de la plaza de San Pedro o en encíclicas como “Caritas in veritae”, Benedicto XVI -el antiguo asesor del obispo alemán Josef Frings en el Concilio Vaticano II y encargado de compatibilizar la teología de la liberación con la doctrina- ya afirmó que el neoliberalismo le hace más daño al cristianismo que el propio marxismo.

Nada se puede distribuir si antes no se genera riqueza. Pero es el hombre y la mujer los que deberían recibirla. Y como sólo los cíclopes de la mitología griega asustaban con su ojo hasta quedar cegados por la astucia de otros, deberían ser hombres y mujeres -en plural-, con sus ojos izquierdos y derechos, los que contemplaran ese progreso. La igualdad pasa también por ahí. Si Mou sigue empeñándose en que su fútbol “es cosa de hombres” terminaremos por tener las misas llenas de mujeres y el fútbol suspendido este fin de semana porque los -o las- futbolistas nunca estuvieron en el centro del mercado que genera el balonpié. Y no está el fútbol y sus mitos, la Fe, ni la economía para tomarlos a broma o “meter los dedos”.

Diario HOY, 20 de agosto de 2011

Libro: “La Odisea”. Autor: Homero. Editorial Cátedra. Madrid, 2000. 400 pags.

Sitio recomendado: Plaza de San Pedro. Roma. Estado del Vaticano.





Diario de campaña (II)

15 05 2011

En 1997, a Vara le cogió la riada maldita para Badajoz y Valverde de Leganés como responsable de Bienestar Social en la región

Pasamos ya el ecuador de la campaña electoral. Por desgracia, la línea de separación es también el obligado parón que, como señal de duelo, acordaron los dos grandes partidos por el terremoto de Lorca. En Extremadura, Fernández Vara silenció su publicidad electoral, sus mítines y sólo atendió los compromisos que -como Presidente de la Junta- ya tenía. Sabe bien qué es pasar por eso. En noviembre de 1997 le cogió la riada maldita para Badajoz y para Valverde de Leganés como responsable de Bienestar Social en la región. La solidaridad fue y es hoy el bálsamo para cientos de seres humanos que no ven más que caos. Vara sabe de la capital relevancia que tiene la coordinación entre los gobiernos locales, regionales y nacionales para aliviar el dolor de los afectados. También, de la implicación de la sociedad. Desde las ONG que -comenzando por Cruz Roja y Cáritas- asumieron el peso de las ayudas en Badajoz, hasta esos vecinos que -como sucedió con el Cerro de Reyes- pusieron su patrimonio y su esfuerzo en recuperar un club de fútbol que sirviera de ocio, escape y autoestima para los niños de la barriada. Es curioso pero, en estos tiempos de publicidad y marketing electoral, el proyecto futbolístico de los Cachola en su barrio ha supuesto que decir Cerro de Reyes en cualquier parte de España se asocie a un equipo de fútbol y nunca al barrio de aluvión, de trabajadores que se hicieron sus casas cuando nadie miraba por ellos y en el que murió una veintena de vecinos aquella noche de lluvia y frío.

Los niños no necesitan piruletas sino un espejo donde mirarse. En eso, fallamos todos. Pero el tiempo, como balance global de los comportamientos, te pone en un sitio u otro del cristal. Con la política pasa lo mismo que en cualquier otro ámbito de la vida. Puedes hablar, proclamar, publicitar… que como no lo cumplas nunca tendrás la credibilidad para liderar nada. Si hay candidatos que no se atreven a someterse a las preguntas de los ciudadanos en un debate, nadie les confiará el liderazgo de su tierra; si, además, venden con forasteras estrategias detrás la transparencia en la acción pública y al día siguiente se descubre que llevan nueve meses incumpliendo el reglamento como diputados, pierden coherencia para exigirlo a los demás; si prometen reducir impuestos pero no saben ni cuánto recaudan, ni cómo financiarán las becas futuras, o asustan con falsedades a los funcionarios, el vecino del Cerro de Reyes, o de cualquier otro barrio de Extremadura, termina por no tomar en serio al político, a la política y a lo que publican los periódicos. Puede ser una estrategia para que se desactiven las ganas de ir a votar.

 

Comienza el mitin de campaña en el que coincidirán Fernández Vara y Rodríguez Ibarra. En Badajoz. En el auditorio Ricardo Carapeto que también albergó a Manuel Rojas en sus tiempos de candidato a la Alcaldía. En la ciudad donde se levanta un nuevo Cerro de Reyes y un Rivillas-Calamón, más moderno, más solidario, más humano. Ya sin equipo de fútbol. Y sólo nos queda Lorca, la de Murcia. Y en el silencio de la reflexión, callan las fanfarrias y reluce el gesto y la credibilidad de cada cual.

 

 

 

Diario HOY, 14 de mayo de 2011

Libro: Diario HOY. Portada del 7 de noviembre de 1997. Editorial: Grupo Vocento. Badajoz

Sitio recomendado: Barriada del Cerro de Reyes y Rivillas-Calamón. Badajoz. Extremadura





El balón, al pasto

26 02 2011

Si cada uno se dedicara a lo suyo: fiscales, jueces y los partidos a que lleguen allí menos conflictos, la política sería más creíble

No debería ser noticia que dos partidos con representación parlamentaria en la Asamblea de Extremadura se pongan de acuerdo para aprobar una Ley de Educación. Tampoco que dos administraciones de signo dispar, Junta y Ayuntamiento de Badajoz, lo hagan para asfaltar y mantener accesos a la ciudad o una avenida. Es su obligación. Los ciudadanos que no militan en un partido político constituyen el 88% de la población. Esa mayoría tiene que ponerse de acuerdo todos los días con sus familias, con proveedores, con clientes, incluso con su competencia para salvar la situación. Esta semana, por desgracia, cinco funcionarios del Estado, militares especialistas, perdían sus vidas mientras ensayaban cómo salvárselas a los demás, a cualquiera de los niños expuestos en Líbano o Afganistán; sólo por tributo a ese ejemplo público de honor, las estrategias políticas basadas en el ruido y la fiscalía, en libelos, insultos y gacetillas, tendrían que ser repudiadas por la política, ese noble arte que se define por regular los conflictos, no por provocarlos.


Al final, los que más cacarean y más plumas pierden con tanto golpe de pecho, reculan en cada cara a cara parlamentario, se retratan con el fracaso de su estrategia. Además, si el mismo día previsto para escenificarlo, superiores jerárquicos piden un pacto o sus gentes de honor deciden justificar la candidatura de Francisco Camps en Valencia porque «hasta que no haya condena, no hay delito» y rebajan a la nada la maldita palabra de ‘imputado’, esos escarceos judiciales en que convierten la política, sólo salpican de barro a quienes encharcan el campo por incoherentes.


«El balón, al pasto», decía -don Alfredo- el gran Alfredo Di Stéfano, ese jugador hispano argentino que consiguió el Balón de Oro. Sólo un español lo igualó, Luis Suárez -ya ve, don Alfredo, otra vez la ‘Z’- que llegó a triunfar en el extranjero porque aquí sus compañeros se encargaron de que luciera, como nunca le ocurrió al otro Suárez en el seno de la UCD. Es más, si en algún momento hubo ‘caña’ en aquellos encuentros, por el futbolista sus compañeros se expusieron, o se enfrentaron contra los que endurecieron el juego. En todo equipo, si cada uno se dedicara a cumplir su función: los fiscales a lo suyo, los jueces a su agenda y los partidos políticos a que lleguen los menos conflictos posibles al poder judicial, la política sería creíble cuando se pavonea afirmando que se ocupa de los ciudadanos y de los desempleados. Jamás serán creíbles aquellos mensajes y sus portavoces cuando, tras dos meses con vallas publicitarias o desgastando el camino de la Fiscalía, a un mes de la convocatoria de elecciones aún haya grandes ciudades extremeñas, como Almendralejo, que no tienen candidato, mucho menos equipo, y están en la prórroga para que esos jugadores puedan responsabilizarse de los problemas ajenos, detecten las necesidades vecinales y los plasmen como compromisos en un programa electoral. Y que los hombres de honor, hasta en deportes de contacto como el rugby, puedan finalizar el choque y llegar al ‘tercer tiempo’ tomándose unas cañas, en armonía.


Diario HOY, 26 de febrero de 2011

Libro: “Gracias Vieja: las memorias del mayor mito del fútbol”. Autor: Alfredo Di Stéfano. Aguilar. Madrid, 2000. 420 pags.

 

 

Sitio recomendado: Estadio de Mestalla. Valencia

 

 

 


 

 

 

 

 

Libro: “Fútbol de la A a la Z”. Autor: Varios. Libro promocional editado por Philipps antes del Mundial de fútbol de España 1982. Agotado.





Romper el calendario

23 10 2010

Esta semana se puso fin a la amenaza de otros dos años de encuestas y petición de adelanto electoral sin saber la alternativa

El cambio de gobierno no fue posible. No surtió efecto. Hubo cambios… pero dentro del mismo gobierno. Y eso no estaba en la hoja de ruta. Si se hubieran cumplido las cábalas unificadas por el “Zapatero, dimisión”, que no guardó respeto ni por los caídos el día de las Fuerzas Armadas ante el Rey y el Príncipe, todo hubiera salido a pedir de boca… para los intereses electorales de un partido. Rota la estrategia, tendrán que decidir si impera en sus filas la visión de estado, esa responsabilidad para sacar entre todos esta situación, o se impondrá otra huida hacia los extremos que buscan ahora otro cuento de la lechera porque el adelanto es ya de un final imposible. En esta semana de Ágora, con ricos debates, mirar a Portugal te enseña que allí la opción conservadora ofrece dos listas, una más extrema. A Badajoz acudió Manuela Ferreira Leite, erre que erre con el AVE o TGV, un ejemplo de fracaso electoral cuando el PSD abrazó ese espacio que linda con el sistema como oferta electoral.


Analizar la política a través de rostros, de personas, como si equipos y proyectos no fueran lo relevante, y creer que el silencio y la pasividad sería el único esfuerzo para alcanzar la tan usada España, esta reforma del gobierno obliga a romper calendarios trazados con la misma especulación que cohabita en los tuétanos de nuestra economía: Guillermo Fernández Vara, elegido por unanimidad candidato a la Presidencia de la Junta de Extremadura, jamás podría irse a Madrid porque nunca fue sólo su decisión, sino una decisión firme por colectiva. Ni él, con menos publicidad, ni otros se posicionaron contra alguien, tras oir sus reflexiones sobre estos cambios, sino sobre la deriva que tomaba el proyecto. Y el PSOE no debe estar tan solo porque salvó las primeras reformas con votos de CiU en el Congreso y ha asegurado ya el final de esta legislatura con los del PNV y la misma Coalición Canaria que hasta el día antes era socia de gobierno en Canarias, donde tampoco hay toros.


Al buen aficionado al fútbol, madridista, y también taurino Alfredo Pérez Rubalcaba le toca lidiar más en la segunda parte de esta legislatura, como el peón de confianza que se encarga del toro en los cambios de tercio. Se incorpora a la cuadrilla un vasco con tantos valores en su biografía como añorado. También, desde la izquierda, desde la coherencia, desde la leal juventud aceptan bajar, subir o cambiar de escaleras porque es el compromiso en un proyecto, esa decisión colectiva, la que diferencia un partido político de una opción personalista, de los “artistas” que nunca se quejan dentro y siempre buscan otros culpables cuando se marchan. Los españoles no aguantaríamos otros dos años de encuestas y petición de adelanto electoral sin saber cuál es la alternativa. Tampoco reeditar conflictos entre territorios, unidos todos por los mismos problemas de desempleo. Y en esta aventura no sobra nadie. Aún hay tiempo para rectificar, como lo tuvo que hacer Javier León de la Riva, ginecólogo y alcalde de Valladolid, del Partido Popular, cuando se enteró que tenía que romper su calendario… esos calendarios antiguos que los “hombres” llevaban en sus carteras.


Diario HOY, 23 de octubre de 2010

Libro: “El cuento de la lechera”. Cuento clásico ilustrado por Margarita Ruiz. Combel Editorial, 2003. 16 pags.

 

 

 

Sitio recomendado: Plaza de toros de Villanueva del Fresno. Badajoz. Reinaugurada en agosto de 2010