Próxima estación, Elvas-Badajoz

Artículo relacionado: “Próxima estación Elvas-Badajoz”. Diario Hoy. Tribuna Extremeña. 10.01.2007

Ricardo Lima desayuna en la cafetería oeste de la Estación Internacional del AVE “Río Guadiana” de Elvas-Badajoz. Un vídeo mensaje desde el servicio de información de la estación de Évora le confirma que su tren se retrasará dos minutos. A su lado, un grupo de escolares revolotean por entre los veladores. Esta mañana analizarán a Vostell y el movimiento Fluxus como vanguardia del pasado siglo en las salas que su museo, ampliado en Malpartida de Cáceres, reserva cada lunes a una veintena de grupos, uno por cada comunidad autónoma y otros tres venidos desde Portugal.


Su esposa no ha podido acompañarle. Esta mañana, el Servicio Extremeño-Alentejano de Salud conectaría con su vivienda para trasladarle el resultado de su última citología, una conexión privada y protegida por la Intranet corporativa que sólo ella puede recibir y conversar así con el especialista. Por eso, Ricardo –que a mediodía almuerza con el agregado de comercio de la embajada rusa para Europa en el restaurante que Atrio abrió en Barcelona- ha decidido llegar a Caia con el primer autobús del Consorcio Mesopolitano de Transportes, una de las dos líneas que muere en la terminal, y que nace en Talavera, Gévora y pasa después por Elvas y el oeste de Badajoz.


Como tantos viajeros, se ha descargado ayer en su reproductor audiovisual personal varias canciones de Gecko Turner de libre licencia y ha adquirido un par de visual magazines. En una de estas revistas de viaje cuelga su blog personal como dietista especializado, avalado tras varios años como técnico del Centro de Referencia del Cerdo Ibérico, cuando todas las mañanas se desplazaba desde Elvas a Zafra por la autovía regional.


Ricardo presentará esta mañana la carcasa individual que refrigera y protege las cualidades del jamón “Extremadura” y del “rodicio” criollo que importa desde Brasil, gracias al cual ha incrementado el valor unitario de venta sobre el precio marcado por los Estados Unidos de Norteamérica, principal importador de estos alimentos desde que en 2015 la Organización Mundial de la Salud lo incluyera junto al aceite de oliva en la dieta relevante para la salud mental, en detrimento de las grasas vegetales y las mantequillas. El envoltorio, una aleación controlada por un microchip, mantiene la misma temperatura de la pieza con la que secaban a los tradicionales jamones en la Sierra de Jerez y es propiedad de su empresa, financiado con la Universidad y el Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura. Ya lo ha utilizado la gran cooperativa agroganadera extremeña constituida a finales de la primera década, la tercera de España, garantizando así las exigencias que en materia de seguridad alimenticia han impuesto los mercados internacionales. Ricardo gestiona una envasadora y distribuidora ubicada en la Plataforma Logística del Suroeste Ibérico.


A partir de una campaña de promoción internacional, materializada con la apertura de restaurantes y franquicias en Europa, y tras el escaparate que supuso la capitalidad cultural de Cáceres, la agroindustria ha crecido basada en métodos de producción integrada bajo la vigilancia, ayuda a la inversión y el asesoramiento del Centro de Agricultura Ecológica ubicado en Plasencia y la Gerencia Hispano-Lusa de Aguas Fluviales. Esa garantía sanitaria, la introducción de la siembra seca que ahorró un treinta por ciento agua de riego y los avances en la alimentación del ganado porcino estabulado, han roto los obstáculos de su comercialización, especialmente en Rusia, China y Brasil.


Son las ocho de la mañana. El servicio de ventanilla digital interadministrativa 060 le informa que hoy se inicia el plazo para abonar el impuesto ecológico para vehículos de tracción mecánica” –es el mensaje escrito que lee Ricardo tras haber pulsado su número europeo de identificación, mostrar su dedo índice a la cámara y acceder a su banco personal de datos-. A pocos metros, Silvia González apura también su café. Embarcará en el mismo vagón de pasajeros porque hoy entrevista al Ministro del Conocimiento y Tecnologías para Canal Extremadura TV. Los cámaras, realizador y técnicos de sonido están en Madrid desde ayer. Su empresa produce un especial informativo semanal para el canal internacional de esta emisora, destinado principalmente a las tercera y cuarta generaciones de emigrantes, residentes fuera de Extremadura.


Silvia sonríe. Ha recuperado la tranquilidad al ver en su pantalla a su hija corretear en la guardería que su misma empresa gestiona, gracias al nuevo convenio laboral que fijó servicios gratuitos a cambio del incremento salarial: “¡Mi niña –suspira la madre- Qué susto me has dado!”. Ayer, mientras navegaban en el embalse de Orellana, una fiebre repentina y altísima la forzó a llamar al helicóptero medicalizado y trasladarla al hospital comarcal en Talarrubias. Le dieron el alta enseguida pero la periodista ha pasado la noche en duermevela tras regresar de la casa de sus padres, ya jubilados, un adosado de cinco años de antigüedad y quince más de hipoteca que poseen en la Costa Dulce, adquirido antes de que se abriera la conexión por la autovía A-502 y se pusiera de moda en Madrid la náutica de costa interior.


Los vagones son austeros, insonoros y climatizados. Están revestidos en su interior por paneles de corcho retractilados que permiten caminar ergonómicamente y aislarse del sonido de la locomotora y los raíles. Fue la aportación extremeña al tren de alta velocidad Lisboa-Madrid gracias a la investigación iniciada por el Centro Extremeño de Tecnología Aplicada, el Departamento de Biomecánica de la UEX y las industrias corcheras de la Sierra de San Pedro, junto al Linex como sistema operativo de los ordenadores situados en el área Oficina Virtual.


Pronto iniciarán la marcha. Siguiente parada, Mérida. En menos de dos horas, Madrid. Volverá a su apartamento a las cinco de la tarde, tras recoger a su hija en su biplaza híbrido de hidrógeno y diesel. Hoy no podrá asistir al Banco de Tiempo en el que trueca sus conocimientos con un joven marroquí quien le ayuda a perfeccionar la lengua árabe: “Eso me devuelve la condición de ser humano, de pertenecer a una comunidad –asegura-“. Pasará la tarde en el parque periurbano de Caia “José Saramago”, a pocos metros de esta estación. Ver a su hija brincar y el olor a jara es hoy más importante que su formación. Redactará la entrevista desde casa, la enviará y la editarán esa misma noche.


El tren atravesará las tripas de la vieja Extremadura sin la pausa con la que los cronistas viajeros ingleses la retrataron en su literatura dos siglos atrás. Ricardo se ausenta con Gecko. Silvia repasa sus notas sin perder atención a la guardería. Algunos viajeros y varios administrativos abren desde sus dispositivos los correos electrónicos para perfilar su agenda de trabajo. Estamos en Extremadura, 8:13 a.m. del 9 de enero de 2030. Un vídeo anuncio desechable por el receptor les hace levantar la vista: “El Instituto de la Juventud de Extremadura, el Instituto de la Juventud de Portugal-Alentejo y la Unión Europea os convoca a que imaginéis cómo será nuestra Euroregión en el año 2050. ¡Participa!”.

Sitio recomendado: Museo Wolf Vostell. Colección Fluxus. Malpartida de Cáceres. Extremadura

Sitio recomendado: Restaurante Atrio. Avda. España, 22. 10002 Cáceres.


Sitio recomendado: Ciudad Monumental. Cáceres. Patrimonio de la Humanidad


Sitio recomendado: Ruta gastronómica del Cerdo Ibérico. Comarcas de Sierra Suroeste, Tentudía y Campiña Sur. Centro de Referencia en Zafra.

Sitio recomendado: Centro de Agricultura Ecológica de Plasencia. Frutas del Jerte y La Vera. Distintas Cooperativas

Libro: “Recetario de Cocina Extremeño Alentejana”. GIT, 2007. Distribuido en HOY y Diario do Soul. Bilingüe.


Sitio recomendado: Teatro Romano de Mérida. Conjunto artístico Patrimonio de la Humanidad. Festival de Teatro Clásico: julio-agosto.

Sitio recomendado. Embalse de Orellana. Orellana la Vieja. Provincia de Badajoz.

Libro: “Extremadura en los relatos de viajeros de habla inglesa (1760-1910)”. Autor: Jesús A. Martín Calvarro. Diputación de Badajoz, 2002. 234 pags. 9,30 €

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: