“Es el campo, idiota”

29 04 2011

El PP de Extremadura defendía ya en mayo del pasado año que se recortara el salario de los trabajadores agrarios

Pasó por Extremadura el embajador de los EE UU, Alan Solomont. Le regaló una biografía de Obama al presidente de la Junta, Fernández Vara, y se llevó otros dos libros: sobre Extremadura y sobre los 25 años de la cooperativa alimentaria Acorex. Solomont se comprometió a colaborar para introducir en Norteamérica el jamón ibérico, y otros productos, por su calidad y seguridad alimentaria.


«Es el campo, idiota, es el campo», parafraseando a Bill Clinton, cuando afirmaba que la economía no conoce más que de rendimiento. Es el campo la mejor manta para abrigar una crisis. El informe GEM retrata a las Vegas del Guadiana y a Jerte como las zonas más emprendedoras de la región y la industria agroalimentaria como el sector con mayores cuotas de internacionalización. Brasil, Angola, Portugal, Alemania e Italia saben de nuestras nectarinas, cerezas o aceite. Y la oferta de Solomont, con las expectativas logísticas que aún mantiene el socialista Sócrates en Portugal y la licitación del Ministerio de Fomento de varios tramos del AVE por valor de 3.700 millones de euros esta semana, abre este potencial al Atlántico. No parece casual que sean 13 empresas de capital riesgo ubicadas en EE UU las que han mostrado interés en financiar la alta velocidad española que convierte el eje Madrid-Lisboa -pero a toda la península ibérica- en la gran plataforma de mercancías entre bloques continentales. Y Extremadura, más allá de su ubicación tiene en la producción agroalimentaria su específico valor de producción, nunca rentabilizada al máximo porque las burguesías periféricas le hurtaron sus canales de comercialización.


La crisis es menos cuando se mantiene la paz social, cuando el sistema protege a los castigados por este cambio de modelo con educación, sanidad y prestaciones sociales que dulcifican la cuesta. En Extremadura, la extensión de esos servicios públicos a todo el territorio facilita que lo rural se ponga de moda. Lo hicieron los americanos tras la crisis alimentaria en los 80 con films como ‘Footloose’ y quieren apuntarse a ellas los chicos de La Siberia con el reciente Rural Parade. Y esa paz social se completa cuando los sindicatos (UGT y CC OO) y las organizaciones agrarias que ven más allá de su ombligo (UPA-UCE y COAG) acuerdan el convenio del campo para que 65.000 trabajadores cobren casi 37 euros al día en la presente campaña, un 1,5% más pese al mayor incremento del IPC. Se niegan los de siempre, los mismos que ocultan que ayer el Gobierno incluyó a los 865.000 trabajadores del campo en el Régimen General de la Seguridad Social como en 2008 permitió que otros 13.000 por cuenta propia se integraran en el régimen autónomo. El PP de Extremadura, hasta Monago en su blog, defendía hace un año que se recortara el salario de esos trabajadores. Lo que en esta campaña mantenían ASAJA y APAG. Precisamente, lo contrario para que lo rural sea atractivo a los más jóvenes. «Es el campo, idiota, es el campo». Podríamos tener por vez primera vías e industrias pero, si no acuñamos un orgullo por lo rural, que comienza por la igualdad, de nuevo comerciaríamos con burbujas y cuentos de la lechera.

Diario HOY, 29 de abril de 2011

Libro: “De lo rural a lo urbano”. Autor: Henri Lefrebvre. Editorial Península. Madrid, 1971. 268 pags.

Sitio recomendado: Puebla de Alcocer. La Siberia. Extremadura


Anuncios




La guerra de África

21 08 2010

Sólo puede ser rencor lo que alumbre a Aznar, en su visita a Melilla y en sus ataques al prestigio de España en el extranjero

Mi madre jamás pudo llevarle flores a su abuelo Nicolás. Para alimentar a sus cuatro hijas, dejó su barbería y se alistó como voluntario en el Castilla XVI. Como otros doce mil españoles, se quedó en 1921 entre el Annual y el Monte Arruit, un desastre sin precedentes que puso fin al colonialismo y engendró una violenta generación de generales (Franco, Mola, Yagüe, Queipo de Llano, Sanjurjo, Castro Girona…) que vivieron embadurnados de rencor contra los masones que conocieron en aquel Protectorado, contra los revolucionarios de la Semana Trágica que los abandonaron en 1909 o contra la misma monarquía a quien nunca tornaron el poder tras saciar esa inquina con la peor y jamás deseada guerra entre españoles, unos años más tarde.


Entre aquellos militares “retroceder frente al moro siempre era sinónimo de debilidad. Para mantenerlos a raya había que hacerlo con ferocidad”. Esta semana -mientras Obama ponía fin a la guerra en Irak, con más gasto que la de Vietnam, cien mil muertos y una guerra civil sin visos de acabar como botín- uno de los tres que avaló su inicio en las Azores se presentó en la frontera de Melilla con Marruecos, la plaza que nunca visitó durante sus ocho años como Presidente del Gobierno de España, ni siquiera en 2003 cuando una célula de radicales atacó la Casa de España y la Cámara Española de Comercio en Casablanca, asesinando a 41 personas, tres españoles entre ellos, e hiriendo a otro centenar. Vestía sahariana y pantalones con el mismo tono de campaña; también es bajito y con bigotillo; y lo hizo en compañía de su hijo: “Mi padre es un hombre de acción” -aseguró el joven Alonso Aznar, mientras, al mismo tiempo, el ministro Rubalcaba cerraba el rifirrafe que algunos activistas marroquíes provocaron en esa frontera, bloqueando el suministro de alimentos y provocando a la policía española, especialmente a las mujeres, aunque muy pocas en el país vecino se atrevan a llevar pantalones. Hasta tal punto que se activaron contactos diplomáticos entre las Jefaturas de los dos Estados.


Sólo puede ser rencor lo que alumbra a Aznar, en su visita a Melilla y en sus continuos ataques al prestigio de España en el extranjero. Rencor contra los que cargarían contra su gestión coincidiendo con el fin de la guerra en Irak que sólo nos deparó dolor y, ni siquiera, una medalla que reconociera sus delirios de estadista. Contra Zapatero porque en 2003 visitó a Mohamed VI para restablecer un diálogo que él mismo decidió cortar “con fuerte viento de Levante”. Rencor si reniegan de él en su partido, relegando de nuevo a Rajoy a papeles secundarios, una eterna hipoteca que se cobra porque fue él quien lo designó unilateralmente. Contra los que olviden que “retroceder frente al moro siempre será sinónimo de debilidad” o que sin conflicto -término repetido decenas de veces por González Pons en su última comparecencia- hay personas y partidos que no saben hacer política, ni siquiera de Estado. Mientras Aznar visitaba el África española por vez primera, su otrora colega de fotografía, Tony Blair, salvó estos días del final de la guerra de Irak liderando una futura conferencia de paz entre Israel y Palestina, mutando hacia modelos de ex presidentes que, como Carter, invirtieron contactos e influencias para intermediar en Haití, Bosnia, Etiopía, Corea del Norte o Sudán. Lo que quisiera para Aznar. Fue presidente del gobierno de mi país, le reconciliaría con los españoles y porque el poder verdadero es el que convence, no el que vence. Es la gran diferencia entre un líder político y un mariscal de campo. Pero esto -como quién debía sucederle- sólo él puede decidirlo.


Diario HOY. 21 de agosto de 2010

Libro: “Cartas Marruecas”. José de Cadalso. Edición de Barcelona. Imprenta de Piferrer. 1796

Sitio recomendado: Ciudad Autónoma de Melilla. España






Con Michelle en la costa

7 08 2010

Siempre líderes del Partido Demócrata norteamericano restañan las heridas que causaron los imperialismos republicanos

El día que Michelle Obama y su hija Sasha llegaron a Marbella ya llevábamos un par de noches por aquí. No es un resort de la cadena Ritz pero Fuengirola desde hace años apaña a cordobeses y extremeños que pasamos una semanita de sol y playa. Pese a la crisis, cada año son más los veraneantes nacionales, y menos los ingleses y alemanes, aunque los hoteles -más modestos y masivos que el de la “primera dama”- se empeñen en disciplinarnos con horarios continentales que obligan cenar antes de las diez o a renunciar al buffet si apuras la cerveza y el espeto de mediodía.


La visita de las Obama supone un aldabonazo para España, se mire por donde sea. Incluso, ese sentimiento antiyanqui, que creció en nuestro país desde el desastre de 1898 y se realimentó con la guerra de Irak, quiso ridiculizarla con el “Bienvenido Mr. Marshall” por el despliegue mediático y la expectación que ha despertado. Pero nadie negará que el turismo, tan castigado por los escándalos urbanísticos y los gobiernos “independientes” que los amparaban en esta Costa del Sol, encuentra con la visita una campaña de promoción que jamás podría financiar el “Visit Spain” con el que el Gobierno ha llenado estadios y pabellones durante los últimos meses. Y Michelle Obama, y su hija, eligieron, además, un municipio que ya goza de la normalidad institucional que años atrás se violentara con los Gil y Gil, los Cachulis, los “dientes, dientes” y la mafia del Este campando a sus anchas. En Marbella, como en el resto de la costa española, arraiga ya una tenebrosa percepción de la politica que me anunciara hace una década un tenista argentino: “Sí, con De la Rúa recuperamos la dignidad pero él nos trajo el corralito; Menem sería un ladrón pero corría la plata”. Hay sociólogos que interpretan encuestas en Andalucía con intención de voto a los dos grandes partidos y un tercer grupo ubicado en el litoral que les culpan del desempleo por igual, y -lo más preocupante- que disculpan ese atentado urbanístico si esa falsa riqueza se mantiene. Algo no muy lejano a la doctrina Camps que sigue arrasando la comunidad valenciana. Y una desafección hacia la política que recuerda a la Euskadi de los ochenta cuando allí señalaban a los partidos estatales por el cierre de Altos Hornos. Michelle se acercó a la Alhambra de Washington Irving, algo ya iniciado por los Clinton -siempre líderes del Partido Demócrata restañan las heridas que provocaron los imperialismos republicanos de los Bush- y al sacromonte lorquiano. Una ciudad que no disputa candidatura alguna para capitalidad cultural pero que encierra simbolismos de convivencia religiosa en su patrimonio. Michelle visitó la Capilla Real que guarda los restos de los Reyes Católicos y descansó en el parador de San Francisco antes de visitar a los actuales monarcas en la residencia de Marivent.


Esta joven democracia española fue tutelada por los EE.UU. Siempre está ahí para tendernos una mano en periodos de debilidad. Lo hizo durante la transición y lo hace ahora con este impulso a un turismo necesitado de confianza, modernidad y mayor excelencia en el servicio. Y de una estrategia de sostenibilidad que evite que llevemos dos días sin bañarnos porque el Levante arrastre a mi playa la porquería que no depura Benalmádena. Casi como una metáfora. Y ha tenido que ser la primera Primera Dama de raza negra quien limpie con su visita la imagen internacional de este estratégico sector para España. Como un símil en tiempos de estancamiento.


Diario HOY. 7 de agosto de 2010

Libro: “Las relaciones entre Estados Unidos y España durante la guerra civil y el primer franquismo (1936-1945)”. Autor: Misael Arturo López Zapico. Ediciones Trea S.L. Gijón, 2008. 384 pags. 30 €

Sitio recomendado: Costa del Sol. Andalucía. Hotel Puente Romano. Marbella.







6-D

5 12 2009

Alguien debería entonar el mea culpa, pues cada año pasa más desapercibido el Día de la Constitución


Mañana se conmemora la Constitución. Si festejamos triunfos deportivos, debería entonarse el mea culpa si el 6-D pasa desapercibido. La democracia cuesta alcanzarla y se va en un brete. Decía Vara hace días: “Hay miedo en reformar la Constitución”. Añado “hipocresía”. Necesita reformarse en, al menos, dos aspectos: Introducir la igualdad de sexo en el Título de la Corona; y que el Senado sea una auténtica Cámara territorial. Se consensuan estatutos autonómicos, grupos parlamentarios y olvidan al Estado. Si la pactaran los partidos, se mantendría la esperanza en la política. La oportunidad no debe ser excusa. Nadie como un padre para saber qué le conviene a su hijo, cuándo hacerlo. Primogénito ahora el varón, una disposición transitoria indica a partir de qué sucesión entraría en vigor la igualdad de género. Se hizo en 1978 con los derechos forales, del siglo XV, y la libertad de prensa se ejerce por derogación tácita de ley.

La monarquía parlamentaria es símbolo de unidad en un Estado plurinacional. Las mayores masacres en nuestra historia se produjeron tras períodos republicanos: guerras carlistas y en la incivil de 1936. No caben comparaciones. No fue una monarquía quien creó cámaras de gas. España no se constituye en país tras revolución o escisión. Leer “Sostiene Pereira”, de Antonio Tabuchi, ilustra: España fue neutral en la primera guerra mundial. En esa imperfecta democracia alcanzó su escaño Pablo Iglesias. Reformas en constituciones presidencialistas -iniciadas por Chávez- igualan la temporalidad en los cargos, en estos casos con funciones ejecutivas. De entre las fuentes, Manuel Aragón -tutor del Príncipe- rebaja toda posible discrecionalidad. Los partidos más votados siempre formaron gobierno, tras consulta formal al Rey.


Ejercen la más alta representación del Estado en cenas y desfiles militares. Apadrinan solidaridad, patronos contra la discapacidad. Rompen estereotipos con visitas como en Hurdes. Este año los Príncipes vieron dos modernas instalaciones en Extremadura: “Estamos como en casa” -dijo SAR don Felipe en Cáceres. Recorren España, y el mundo, de norte a sur, de levante a poniente. Junto a Zapatero, el Rey nos representó en la Cumbre Iberoamericana de Estoril. En días, visitará a Obama en la Casa Blanca. Mucho antes, fue Badajoz: Pax Augusta, Basangus, taifa del Califato de Córdoba, la capital oficiosa del Reino. En ella se comprometieron reyes y reinas.

El pueblo les devuelve ese cariño. Inundaron de arroz las calles durante las bodas de Sevilla, Barcelona y Madrid. Una de sus hijas, SAR doña Leticia, subirá al trono. Unos, procesionando en Semana Santa, o yendo a los toros por media España, los acusan de antiguos; otros, lo hacen mientras un menor arriesga su vida para coronar un castellet, rapa a las bestas, o corre tras los bous embolats.

Tradición sin “d” -de diana- se convierte en traición. La más alta de ellas -contra el Estado- está recogida expresamente como delito en esa Constitución que conmemoramos los españoles mañana, día 6 de diciembre, con “d” de Dios pero -sobre todo- con “d” de democracia.

Diario HOY. 5 de diciembre de 2009

Libros: “La Constitución Española”, 1978. Norma Suprema del ordenamento jurídico español, define a España como un Estado Social y Democrático de Derecho.

Libro: “Libro-Homenaje a Manuel García Pelayo. Univ. Central de Venezuela. Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, 1980. 920 pags. LA MONARQUIA PARLAMENTARIA COMENTARIO AL ARTICULO 1-39 DE LA CONSTITUCIÓN
ESPAÑOLA. MANUEL ARAGÓN.


Libro: “La Vida y la época del fundador del PSOE y UGT Pablo Iglesias”. Gustavo Vidal Manzanares. Nowtilus, 2009. 400 pags. 18 €

Libro. “Zalacaín el aventurero”. Autor: Pío Baroja. Espasa. Colección Austral. 271 páginas. 8,75 €

Libro: “Sostiene Pereira”. Autor: Antonio Tabuchi. Editorial Anagrama, 2006. 184 páginas. 8,71 €


Sitio recomendado: Badajoz. Plaza de San Francisco.






¿Qué hay de postre?

13 11 2009

Cuando el mundo desarrollado mejor podía comer, peor lo hace. Mientras, 800 millones de personas al año sufren hambruna


Coincide la conmemoración del XX aniversario de la caída del muro de Berlín con la aprobación en el Congreso norteamericano de la reforma sanitaria que impulsa Barack Obama. Europa agradece el esfuerzo colectivo de aquella extensión de libertades y los EE.UU. universalizarán un derecho del bienestar. Motivo para la esperanza aunque existan muros o alambradas que vencer en otras partes.

Semanas atrás, su esposa, Michelle Obama, inició también una campaña de concienciación, desde un rol doméstico, para combatir la obesidad infantil: insistir a las familias de que frutas y verduras equilibran la dieta de sus hijos. Algo que ya inició el mercado norteamericano en bebidas, galletas… Una empresa extremeña produce vegetales para una multinacional de comida rápida. Es curioso que, cuando el mundo desarrollado mejor podía comer, peor lo hace y 800 millones de personas sufren hambruna.

Nuestras madres y abuelas llevan años imaginando en sus fogones cómo sacar partido a unos productos, que cada día se pagan peor a sus productores. Hemos adaptado nuestra forma de comer a costumbres continentales. Cada mañana son más los que inician la jornada con desayunos fuertes: tostadas con mantequilla, aceite, queso, con jamón… y descubren de la tradición bíblica que la cena no sólo fue importante por el agua, el pan y el vino, sino porque era ligera. Con menos elementos en nuestra región y Portugal, ellas imaginaron un tesoro culinario que hoy regalan al mundo desde los centros libres de Internet, o inspiran cocina de vanguardia a nuestros chefs que –como ocurre con Atrio en Cáceres- es capital para cualquier neófito en la cultura gastronómica europea. Con cada nuevo centro tecnológico -como el previsto en Plasencia- se abre el futuro y la auténtica calidad. Hasta alaban en nuestros hospitales los menús.

Cualquier plaza que cuente con mercado, lonja, panificadora o polígono industrial asiste cada día al milagro de distribuir entre sus barrios la variedad de nuestra dieta: ¡Amanece, que no es poco en mi ciudad! Si esas comunicaciones se mejoran, más se extiende el beneficio y así más gente disfrutaría de dietas más diversas y frescas. No sólo aligeraríamos el congelador, se crearía empleo –también hostelero- en esos nodos; rebajaríamos el acopio de alimentos que –en demasiadas ocasiones, caducados- terminan en la basura; y gozaríamos de carnes, frutas, bebidas, mariscos… que, por tren o carretera, llegarían pronto a cada mercado europeo. Incluso, allende los mares porque sólo el desarrollo de la agricultura en el mundo en vías de desarrollo podrá mitigar su desesperación.

La gastronomía es anzuelo para el turismo mundial. En la costa, coronada por la cerveza que adopta nuevas tendencias con su versión light. En el interior, unida a museos y rutas culturales que, además, rebajan el colesterol: la de Carlos V, la vía de la Plata, la de Santiago, los mochileros o la del rey jayón. Y la sangre árabe, que aún corre por este sur que vive más en la calle, dispara el número de bares donde aperitivo y tapa son miniaturas de arte e imaginación culinaria.

Y será así. Si ante cualquier celebración pagana o religiosa, nos saltamos tan rica dieta y -como niños, en quienes desea influir Michelle Obama- terminamos preguntando: “¿Qué hay de postre?”, siempre nos quedará la farmacia para esos días: “¡Sal de fruta!”, dirán. Pronto, allí también.



Diario HOY. 13 de noviembre de 2009

Libro: “Gran Enciclopedia de la Cocina”. Coordinado por Carlo Santi y Rosino Brera, maître y chef del Hotel Excelsior de Roma. Ediciones Nauta, septiembre de 1969. Difundido por Círculo de Lectores. 654 páginas. Prologado por Juan Perucho. 20 €

Sitio recomendado: Ruta de Carlos V por la comarca de La Vera. Cáceres






El futuro a buen cobijo

30 10 2009

Las guarderías serían exportables a cooperativas, centros sanitarios privados y públicos, centros industriales, de transporte, o de investigación


El sistema público de salud y el ejército fueron durante siglos anverso y reverso de una misma moneda; el yin y el yang para la mitología y filosofía china, la luz y la oscuridad, el bien y el mal… Tuvimos que abordar con normalidad que la mujer se equipare al hombre en tareas de responsabilidad sobre cualquier ámbito de la vida para reconocer que esas dualidades, impregnadas injustamente de rancio aroma maniqueo, se nos deshagan ante la persistencia de la realidad y el progreso. Sin duda, porque todas esas teorías se construyeron bajo el prisma del hombre, arrinconando a la mujer a las catacumbas de la intrahistoria, la historia de puertas adentro que tan bien reflejara Ettore Scola en su film “La familia”.

Esta semana el Servicio Extremeño de Salud ha iniciado la obra de la guardería en el hospital Perpetuo Socorro de Badajoz y ha licitado ya la del Hospital Regional Universitario Infanta Crisitina. Comenzará, la primera, a funcionar el próximo año, fecha en la que se iniciarán también las obras del Infanta. Se trata de la segunda sede desde lo público que ejecuta una medida certera para la conciliación de la vida laboral y familiar de sus empleados. Inició esta senda de progreso en Extremadura, sorprendentemente para los clásicos, la Base General Menacho donde el ejército aglutina a cinco mil militares cerca de la ermita de Bótoa.

En ambos casos, son las mujeres quienes han diluído los estereotipos. Unas, porque se han capilarizado en toda la estructura militar hasta el punto de que su oficio a nadie sorprende; incluso, para ser reconocidas como mejor piloto de combate en una promoción o, en la política, gobernar las fuerzas de seguridad del Estado o la propia Defensa. Otras, personalizadas en la figura de la consejera extremeña de sanidad y dependencia, en la propia ministra del ramo o en la directora de la OMS, trasladando su visión femenina al progreso que supone ofertar una guardería en centros de trabajo alejados del núcleo urbano o, siendo más globales, coordinando y aplacando la histeria que envuelve a cualquier pandemia. En el horizonte, hasta tendremos una Reina en la más alta Jefatura del Estado.

El globo parece girar hacia la luz. La prevención no se construye sobre lo bélico, sino sobre la paz. Así, habrá que analizar la decisión de otorgar a Barack Obama el Premio Nobel antes de enjuiciarle cualquier logro. Afganistán parece ser el primer examen. Nuestra asignatura pendiente, ceder para que esa igualdad de género se cumpla en casa y fuera.

Las mujeres están sufriendo más que nadie las consecuencias de esta crisis pero nos enseñan a abrir nuevas posibilidades. Podremos ahora debatir si construir esas guarderías en los centros de trabajo –públicos o privados- o concertar el servicio con guarderías próximas. No cabe duda que este modelo sería exportable a las sedes de cooperativas agroalimentarias, centros sanitarios privados y públicos previstos en la región, centros industriales, de transporte, energéticos, de investigación y desarrollo… No sólo porque contribuiremos a la integración laboral de la mujer, que es quien más bajas solicita cuando un hijo enferma, sino la de hombres que disfrutan hoy de custodias compartidas; de visitantes y pacientes llegados de otros municipios o de Portugal como complemento a la residencia para familiares, abierta hace años de forma pionera; y de los abuelos para su ocio activo, más digno y justo dentro de sus merecidas jubilaciones, tras demasiados años dependientes de una segunda y obligada crianza de los nietos, para ayudar a sus hijos.


Diario HOY. 30 de octubre de 2009.

Libro: “La reina en el palacio de las corrientes de aire”. Autor: Stieg Larsson (3ª entrega de la trilogía Millenium). Destino, 2009. 22,50 €

Sitios recomendados: Hospital Regional Infanta Cristina y Base General Menacho. Badajoz






Llegar todos juntos

2 10 2009

Alguien discute los 15.000 millones de euros que necesita el país para garantizar prestaciones a los nuevos desempleados?


Según a la hora que lean estas líneas, la euforia o la decepción inundarán a la delegación de Madrid 2016. Si es elegida para organizar los JJ.OO, cobrarán tanto sentido como si el olimpismo y el mercado se abren a Latinoamérica o refuerzan a Obama. Aparte de lo que acuerden los informes del Comité, o del éxito alcanzado por las prácticas lobbistas, la candidatura madrileña ha devuelto la ilusión del “Juntos podemos” para un país necesitado de ello. A Copenhague llegaron juntos el Rey y la Reina, Gobierno y Comunidad de Madrid, alcalde y CSD, Raúl y el barcelonista Angel Calle… Sí, porque por primera vez hasta Extremadura dejó de ser espectadora para convertirse en leal colaboradora de un proyecto de Estado. Juntos llegaron y juntos trabajaron para alcanzar la meta o, al menos, para disputar el partido.

Por el contrario, durante la semana asisitimos al enésimo encontronazo tras la aprobación del proyecto de presupuestos del Estado, en un escenario parlamentario sin mayorías absolutas y en lo económico, necesitado de más arengas colectivas y menos apoyos territoriales. Con números en la mano y a la espera de que se ejecuten, Extremadura sería la segunda región en incremento inversor y una de las cuatro con saldo positivo respecto al pasado año. Sobre el papel, salimos mejor que el resto, acostumbrados siempre a medirnos con los demás. Es cierto que la inversión para el AVE se alarga hasta 2013 y coincidirá con el plazo que, desde la Cumbre de Zamora (2009), se adoptaron para los tramos portugueses, una vez certificada la derrota del antiespañolismo en las elecciones del pasado domingo. Y suenan artificiales las quejas en municipios donde todo lo licitado se financia mayoritariamente por otras administraciones, gracias a los compromisos políticos que imaginó un pasajero del asiento trasero cuando conducía el autobús. Retrasos, que también afectan a las iniciativas privadas previstas aquí y en el resto de Europa: ¡Es qué estamos en crisis!

Las grandes infraestructuras ni ganan, ni pierden elecciones. Ejercen de faro permanente sobre proyectos estratégicos que irradian ilusión en la comunidad y dinamizan la economía. A un vecino de Hoyos o de Quintana, esto del AVE le sirve como orgullo y confianza en el futuro, pero le resuelve más saber que subirán un 3,6% a los 105.000 extremeños que cobran pensiones mínimas; que habrá jornales porque hay Plan E o Plan Infoex; que tres mil jóvenes dispondrán de ayudas para el alquiler; que otros noventa mil disfrutarán de becas; o que a doce mil familias extremeñas les ayudarán con 2.500 euros por su hijo. Siempre la realidad urbana se impone a la rural, en esta tierra de continuos equilibrios, y nos olvidamos que al 97% de las empresas extremeñas, con menos de 25 trabajadores, les bajarán cinco puntos el impuesto de sociedades, o que el IVA no sube para alimentos de primera necesidad, medicinas, periódicos, prótesis o sillas de ruedas.

Si llegamos juntos, todos tendríamos que salir juntos: ¿Alguien discute los 15.000 millones de euros que necesita el país para garantizar prestaciones a los nuevos desempleados? Cuando las salidas son individuales, oscilamos entre indemnizaciones millonarias y los mil autónomos que echan el cierre a sus ilusiones personales. Y ante eso, tan injusto para el resto como legal, quieres salir corriendo hasta Copenhague. Porque en Alemania, también la conservadora Merkel, ha retrasado su promesa electoral de bajar los impuestos.

Diario HOY. 2 de octubre de 2009

Libro: “Los vencedores olímpicos”. Autor: Conrado Durantez. ESM Librería Deportiva, 2004. 1250 pgs. 90 €

Sitio recomendado: Copenhaguen (Dinamarca)