Resurrección

22 04 2011

Hoy las mujeres son sostén para esta semana de gloria: mayoría como nazarenas, hermanas en cofradías, o devotas que hacen turismo

Publicamos en Viernes Santo la columna a la que estamos amarrados desde hace ya cuatro cuaresmas. Es el día del Santo Entierro, expresión del dolor colectivo y metáfora de lo que todos sufriremos, o padecimos, en nuestras familias. En Semana Santa, la Real Cofradía de Santa María de los Caballeros y Nuestra Señora de la Soledad sale desde 1470 de la ermita del Calvario. Certifica el ‘interés internacional’ que Cáceres obtuvo hace unos días. Hasta los monarcas belgas -que bien podrían contar lo que es un país enlutado por los duelos separatistas- han venido a verla. Es procesión magna por excelencia. En Badajoz, que data del siglo XIII, no se organiza así desde el año 2007. Este año Mérida, la otra ciudad que atesora la declaración como ‘fiesta de interés nacional’ sí se atreve. Esperan tres mil penitentes. Con ellas, Plasencia, también a punto de su declaración como ‘interés regional’; Jerez de los Caballeros; Zafra; Llerena o Don Benito. La ocupación hotelera supera el 75%, pese a la amenaza de diluvios.

El Viernes Santo entristece y te llama al recogimiento hasta el domingo de Resurrección, luz del futuro para los creyentes. Así, se llama también la docente andaluza a quien, diez años después, le han reconocido su derecho a recuperar su plaza de profesora de religión. Resurrección Galera Navarro se casó por amor con un divorciado alemán en matrimonio civil. En 2001, el Arzobispado de Almería decidió echarla a la calle porque «su vida» no casaba con el «espíritu» que predicaba en las aulas. El Tribunal Constitucional da la razón a la profesora; reconoce sus derechos a «no sufrir discriminación por razón de sus circunstancias personales, a la libertad ideológica en conexión con el derecho a contraer matrimonio en la forma legalmente establecida y a la intimidad personal y familiar».

La sentencia no sólo realza derechos y libertades constitucionales en este Estado aconfesional, sino que abre futuro a la actitud eclesiástica que concertó -precisamente con el socialista Rubalcaba en los 80- este sistema educativo basado en una unión civil. Además, las mujeres soportan el peso y son el sostén para esta semana de gloria: ya son mayoría como nazarenas, hermanas en cofradías o devotas que hacen turismo para mejor rendimiento en Extremadura… Luz de futuro también para una jerarquía que sigue castigando el error, lo contrario que se propugna para emprender: El ‘hasta que la muerte os separe’ invita en esta sociedad atormentada por el materialismo y las crisis a un fatal destino para ellas: la violencia de género. Y la familia, cualquier tipo de ellas, reclama que, tras la tormenta, aprendido del error, le permitan recomponer la casa para criar a los inocentes en esa doctrina. Paula, nombre en femenino del más activo de los apóstoles, el converso Pablo de Tarso, nació esta semana de dolor y epidural gratuita, para beneficio de la mujer. Ese mismo día debía cumplir años su abuelo. También los cumplió su primogénito. Treinta años más tarde, es luz de resurrección para una familia, uno de sus tipos, a quien nadie podría juzgar sobre cómo se guarda el espíritu por el que hoy enterramos a Jesús de Nazaret.

Diario HOY, 22 de abril de 2011

Libro: “Mujer, religión y liberación: la religión femenina”. Autor: J.L. Idígoras. Ediciones Paulinas, 1974. 159 pags.

Sitio recomendado: Real Monasterio de Santa Ana. Sede de la Hermandad y Cofradía de la Sagrada Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Badajoz


Anuncios




Mr. Guille, “el de la luz”

19 03 2011

A Vara le han creado una ficción animada en Internet, un antihéroe con corbata, que trabaja para otros, como tantos padres extremeños

No se trata de ganadores ni de perdedores. La sentencia nos abre vías de diálogo», dijo el presidente Fernández Vara tras las resoluciones del Tribunal Constitucional que anulan sendos artículos en los proyectos de estatutos de autonomía de Andalucía (PSOE) y Castilla León (PP). Vara, antes de pavonearse en los medios, como un goleador ante la grada, se apuntó a la normalidad: «El agua cohesiona a este país y tenemos que dialogar entre comunidades autónomas y entre los partidos». El agua -como en aquel spot automovilístico de Bruce Lee- arrasa ciudades cuando un seísmo la convierte en tsunami y reduce el riesgo de contaminación radiactiva cuando enfría los reactores de una central nuclear. Es el mismo elemento. Capaz de alterar hace unos años la irracionalidad normativa en regiones tan dispares, sin que unos, otros, o su oposición política, repararan en ello; pero también riega de necesaria calma territorial cuando el poder de la fuerza se basa en la luz, en la coherencia de la razón. Agua, que nunca es la misma en el mismo sitio, no conoce fronteras. Fluye, se evapora, se congela, cae o corre por ríos que llevan agua de todos; o de nadie, cuando desastres -como el que vive el pueblo japonés- refrescan lo insignificante que somos y apelamos a la Biblia para que cese el Apocalipsis en un océano llamado Pacífico. Hasta el comisario europeo de la Energía, el alemán Öttinger, lo hizo para justificar el cierre de las plantas atómicas más antiguas de Alemania, y frenar así el riesgo -no el radiactivo, sino el electoral- para su coalición (CDU) porque la corriente verde les ahoga.


A la Junta y al PSOE de Extremadura, en plena vorágine estatutaria, hace cinco años, se le encendieron luces de alarma y recurrió. Extremadura se alineó con la Constitución para impedir que el Estado pierda el agua; con el mix energético que reduzca riesgos y dependencia externa, antes de saber de Fukushima o Libia, y con el realismo para sortear tal poceta que no permite que apaguemos si queremos alcanzar competitividad tecnológica y el orden social que muestra Japón para reponerse de más de diez mil muertos y una amenaza sin par.


A Vara le han creado ahora una ficción animada, Mr. Guille, en Internet, realizada por una joven empresa extremeña. Es un antihéroe, tocado con corbata verde y gafas, delante de un ordenador y de papeles, como otros ‘padres’ extremeños que se levantan temprano para que sigan navegando o para abrir compuertas a los que vienen detrás. Devuelve a la campaña electoral el interés por una política que necesita iluminar rumbos con normalidad, con el mismo esfuerzo que despliegan los japoneses anónimos para sobreponerse, sin hacer daño al adversario, con la vocación por el otro con la que 50 ingenieros aún se exponen. En un mundo donde izquierda y derecha se reducen a quién crea y quién destruye, las estrategias de campaña sirven para destilar el aroma de cada uno: o la luz, o las tinieblas. Sólo en quienes cumplen con su diaria obligación encontramos hoy a los héroes. Y, por lo visto esta semana, Extremadura tiene los embalses que rebosan. Para unos y para otros.



Diario HOY, 19 de marzo de 2011

Libro: “El río de la vida”. Autor: Norman Mclean. Traducción de Luis Murillo Fort. Libros del Asteroide. Barcelona, 2010. 314 pags. 18,95 €

 

 

 

Sitio recomendado: Corredor ecológico del arroyo Bembézar, afluente del río Guadalquivir. Azuaga. Extremadura.


 






¡Taxi, por favor!

2 05 2010

El Senado debería considerar la propuesta del Parlament. Ésa es la orientación de una Cámara de representación territorial

Son las 17,00 h: Puerto Olímpico-Nou Camp: “El Parlament ha aprobado, con los votos de tripartito y CiU, pedir al Tribunal Constitucional que se declare incompetente para emitir sentencia del Estatut, además de instar a renovar a los cuatro magistrados del alto tribunal cuyo mandato caducó en 2007, y de impulsar en el Senado una reforma conjunta de la ley orgánica que lo regula. ERC, que votó afirmativamente la resolución pero se negó a firmarla para su tramitación…” ¿Y usted qué opina de esto?” -le digo al taxista: “ “Lo que no quiero es que quiten los toros” -contesta, mientras baja el volumen. “Cuando vino José Tomás, una familia francesa me contrató para los tres días. Eso es dinero para casa. Pago dos mil euros al mes por la licencia”.


23,00 h: Diagonal-Plaza Molina: “No se preocupen -dice el conductor. Aquí algunos llorarán con fiestas hasta la madrugada. Los aficionados de verdad, el mismo equipo, seguro que estarán tristes pero otros…” Casi cien mil personas salen del estadio tranquilas; se hizo lo que se pudo. Ninguno de ellos ordenó regar al Inter. Aplaudieron a Etóo en la retirada: “Iniesta, nos faltaba Iniesta” -dicen. Hablan de fútbol, no de política. Unos en castellano, otros en catalán. No veo banderas independentistas. Todo es blaugrana. De fondo se escuchan cánticos del Inter. Hasta en ese catalanismo se respira hartazgo de tanto abuso de sus señas para interés personal en la política. Nadie lo afronta, pero todo ese ruido no le vino bien a las aspiraciones de este año.


05,35 h: Pza. Molina-Aeropuerto de El Prat. Pili es cordobesa, como Montilla. Vive en Badalona. Tiene una hija casada de 28 años y otra de 19 que no quiere estudiar. Se levanta a las tres para iniciar su jornada en el taxi. Hasta la hora de comer. Está casada. Mañana empiezan a ponerle “infiltraciones” en la espalda: “Esto no es vida. Y ahora la Montse no quiere estudiar. Me ha repetido tres veces” -dice angustiada. “Pero quién le dice algo, si en este país te acuestas con un famoso, luego lo cuentas y ganas en una noche lo que yo en todo el año. Ahora mismo acabo de dejar a una señorita de compañía y le han dado mil euros por estar dos horas con un señor; me dijo que le invitó a comer bombones bañados en oro. Y yo deslomada -insiste. Le he dicho que me diera el teléfono, por si acaso, pero ni tengo edad, ni vergüenza… Y encima, se le quedó dormido. ¡Mil euros!”.


El Senado debería tomar en consideración la propuesta del parlamento catalán. Ésa es la orientación de una Cámara de representación territorial aunque aún sea el Congreso, y por mayoría cualificada, quien dirima cualquier reforma orgánica. Eso no implica que se apremie por el fallo de éste o cualquier recurso pendiente. Sigue siendo tan legítimo como ayer. Y la política -en general- debería tomar en consideración a la calle, si no quiere perder la batalla del respeto. Son la única esperanza para mucha gente: “Usted es periodista -dice Pili. ¡A ver si nos ponen una mampara de seguridad, o nos financian la mitad, que esta semana se han cargado a otro compañero en Salamanca…”.


¡Ah, lo olvidaba! el Barça se quedó sin final de la Champions. Seguramente, ya lo sabía usted, pero quizá no sepa que el ICO dará créditos a las pymes de hasta 200.000 euros desde este mes, unas 200 invitaciones a comer bombones “de compañía”, bañados en oro.


Diario HOY. 1 de mayo de 2010

Libro: “La ciudad de los prodigios”. Autor: Eduardo Mendoza. Seix Barral, 1986. Edición en 2005. 544 pags. Adaptada al cine por Mario Camus en 1999.

Sitio recomendado: Camp Nou. Estadio del F.C. Barcelona. Distrito de Les Corts. Barcelona





Burguillos Hockey Club

17 04 2010

La globalización, la libertad de personas e ideas, no deja ya patrimonio exclusivo a ningún territorio

Santi y Oscar Méndez son dos hermanos que viven en Burguillos del Cerro. Son hijos de un carpintero de la localidad que se marchó joven a Piera (Barcelona) para crear una familia. Allí nacieron. Con los pocos ahorros y el hartazgo de una vida de sacrificio volvieron al pueblo con sus padres. Como tantos otros niños de la diáspora, rompieron lazos y su afición adolescente, jugar a hockey patines, para ayudarles a levantar su pequeño negocio familiar.

En Piera se vive el hockey como en Reus: es la propia vida. Los conocí aún solteros y me dijeron que querían montar la primera cantera de este deporte, de innegable seña catalana, en Extremadura. Tenían el apoyo -aún pervive- de la empresa de granitos de su localidad, Grabasa. Me recogieron un sábado y nos fuimos a Lisboa a ver un Benfica-Barcelona; el “Panchito” González, el más genial y anárquico jugador de la historia moderna, le duró sólo un tiempo a la máquina barcelonista: “Algún día tendremos jugadores así”, me dijo Óscar. Inscribieron al equipo de infantiles en la liga regional portuguesa y convencieron a su alcalde, José Calvo, para que readaptara el pabellón polideportivo a una pista de hockey, con parqué y peraltes. Hasta entonces, patinaban en una al aire libre y en la plaza del pueblo. A los pocos meses, la selección extremeña -que era su club- se proclamó tercera de España. Tenían inscritos a un pelotón. Hoy, esos chavales, ya hombres, junto a una embajada de Maçanet de la Selva (Gerona), van a ascender a la Primera División de este deporte si el próximo sábado pierden por menos de dos goles. Tal y como sucediera con el Liceo gallego o los emigrantes asturianos retornados, Extremadura se ha normalizado también con este deporte. La globalización, la libertad de personas e ideas, no deja ya patrimonio exclusivo a ningún territorio. Ni siquiera para esto que, aún de niño, lo asocio a los Trullols, Villacorta y Villapuig, y aquellas batallas contra la selección lusa que veíamos en la tele de madrugada.

El Tribunal Constitucional no sabe a quien pasar la bola del Estatut. El último de sus borradores de sentencia, que lleva ya 4 años de stick en stick, anula 15 artículos y tiene dudas sobre otros 20. El procedimiento allí llegó viciado porque cuenta con la legitimidad de la aprobación en el Congreso y en un referéndum, pero con dudas del máximo órgano constitucional. Algo que sería normal hasta en una república federal como los EE.UU. que tiene en su Tribunal Supremo al garante de derechos y libertades entre estados. Pero aquí no estamos acostumbrados. Nos enfrascamos en debates sobre unidad y nacionalidad, mientras los ciudadanos están preocupados por el futuro de las plantas automovilísticas en Cataluña; por la inmigración, que no es culpable de la caída del consumo; o por conseguir una entrada ayer para ver a los Estopa en Mérida, otros hijos de emigrantes que elevan la rumba y lo “lolailo” a expresión musical de esa nación cultural que conforma España.

Le he preguntado a Johny, goleador de Maçanet, del Burguillos Hockey, si la gente está preocupada. Me dijo que no: “Estoy seguro que el pabellón lo llenamos el 24 y ascendemos”. Pues eso: ¡A llenar el pabellón, que podemos ascender a Primera!

Diario HOY. 17 de abril de 2010

Libro recomendado: “Extremadura, entre la inmigración y el retorno”. Autor: Antonio Pérez Díaz. Revista Alcántara, 1988. 3 y 4. pp 255-284.

Sitio recomendado: Burguillos de Cerro (Badajoz) a los pies de su castillo.






¡Esto viene de Madrid!

26 09 2008

Despreciar a la judicatura extremeña y tragar con el candidato al Tribunal Constitucional impuesto desde Génova resta entidad a la propia Comunidad Autónoma


La tradición cunera de la derecha democrática está recogida en “La derecha española contemporánea” (1986. Espasa), estudio coordinado por Javier Tusell. Esa dependencia de la periferia con la capital no sólo se mantuvo desde el inicio de nuestra etapa constitucional, sino que el centralismo justificaba en plena dictadura no pocos hábitos locales: “Esto viene de Badajoz” o “Esto viene de Madrid” -respondían alcaldes franquistas para cerrar las críticas a una imposición municipal.

Hacer política para los notables pasaba necesariamente por irse a Madrid. Desde allí, desplegarían el abanico de influencias para beneficiar a propietarios de la provincia que los aupaban o –tras alguna cacería o la invitación a una matanza- arrancar una inversión estatal para ese territorio. No era ilógico que los llamados “azules” de la UCD o “Grupo de los 39”, junto a la entonces embrionaria AP de Fraga, se opusieran al Título VIII de la Constitución, a la consolidación de las Autonomías, y provocaran la proliferación de partidos regionalistas conservadores en Extremadura, Valencia, Andalucía o Aragón. El nuevo modelo de Estado no cabía en las costumbres de la derecha españolista.


La obsesión por Madrid ha sido una constante también en Extremadura: Luis Ramallo, quien jamás le disputó a Ibarra unos comicios, desarrolló su carrera parlamentaria en Madrid y allí sigue cotizando como profesional mercantil; Barrero creyó que desde la Presidencia del Senado podría asaltar la Junta y pasó, en pocos meses, de ofrecerse como alternativa en Extremadura a Defensor del Paciente de la autonomía madrileña; Floriano continuó la senda y, semanas después de perder ante Vara las últimas elecciones autonómicas, se fue como diputado al Congreso… ¡De Madrid al cielo!

Junto a esas trayectorias, recientes acontecimientos subrayan que Madrid sigue siendo el epicentro en las decisiones del PP: la fortaleza de un candidato, o candidata, regional pasa por quién lo elige en la calle Génova y esos apoyos necesitan sembrarse con un escaño en Madrid desde meses antes. ¡Allá ellos con sus cuestiones internas! pero, despreciar a la judicatura extremeña y tragar con el candidato al Tribunal Constitucional impuesto desde allí les merma credibilidad en la defensa de los intereses regionales frente a criterios de partido y resta entidad a la propia Comunidad Autónoma.

La derecha extremeña se ha pasado 30 años criticando las coacciones de CiU o el PNV en el parlamento o en los órganos judiciales. Ahora han desdeñado una gran oportunidad para descentralizar sus representantes y facilitar que la España periférica esté más presente en el organigrama del Estado. Este fraude a Extremadura que ha protagonizado el PP con la elección del desconocido Enrique López como magistrado candidato al Tribunal Constitucional no lo suple ni una foto con Pedro Cañada, ni eligiendo “El Redoble” como próxima sintonía de campaña.


Diario HOY. 26 de septiembre de 2008

Libro: “Jarrapellejos”. Autor: Felipe Trigo. Clásicos Castalia. Vol. 278 (Trigo: Obras Completas). 2004. 407 páginas. 13,5 €

Sitio recomendado: Madrid. Avenida de la Castellana, arteria principal