La suegra inoportuna

5 06 2009

Esperanza Aguirre se quejó de que Extremadura estaba muy lejos el mismo día que el paro subía en Madrid y descendía en nuestra región

Hay padres que nunca consentirán que un extraño reprenda a sus hijos. Como hijos hay que soportan de mala manera que un ajeno tome confianzas y le cosa un traje a cualquiera de los suyos. Las familias son terreno vedado para suegras y consortes, como los hijos terminan por ser tan intocables que hasta los docentes huyen atemorizados por la reacción desmedida de algún padre padrone.

Con el terruño pasa algo parecido. Cualquiera de nosotros podría criticar el barrio, la ciudad o la región donde pace… ¡Pero qué vengan de fuera a barnizarnos! En Badajoz escuece aún que los Callejeros de la TV sólo difundieran el trastero de marginalidad que esconde cualquier ciudad. Aún recuerdo el chorreo que le cayó al periodista Vicente Verdú cuando publicó en un dominical que era la ciudad más fea de España, allá por los ochenta. Monserrat Caballé pasó de galardonada a vilipendiada cuando culpó a nuestro retraso de su sobrepeso y en Cáceres aún recelan del Womad cuando su gerente antepuso Canarias a la capital cultural de Extremadura. Por eso, que Esperanza Aguirre haya reiterado -esta semana en nuestra tierra- que Extremadura está lejos y es la región peor comunicada de España, más allá de la subjetividad de su afirmación y del rifirrafe político, despierta las bilis contra el forastero, nos devuelve la chulería del emigrante que regresaba con el ‘haiga’ de veraneo y nos acordamos de los mitos acuñados por Buñuel, Pascual Duarte o los concejales con blog insultante en catalán.

La inoportunidad de la frase se añade a la ignorancia. Miles de madrileños salen cada fin de semana con destino a La Vera o el Jerte para espantar el agobio de la metrópolis. Pagan peaje para eludir atascos en la M-50 y enlazan con las dos autovías gratuitas que atraviesan Extremadura, finalizadas ambas por gobiernos distintos al que sirvió la ex ministra. La distancia es tan lejana o cercana como desde Badajoz a Madrid, todo depende desde dónde inicies la ruta; y no parece excesiva cuando decenas de encofradores o yesistas madrugaban los lunes para servir al vendaval de ladrillo urbano en esa comunidad, y regresaban los viernes para unirse a la tranquilidad de nuestros pueblos.


Algunos de ellos se afiliaron a la Seguridad Social allí y se han apuntado al paro en las oficinas del SEXPE cuando el tajo se acabó por empacho. Y la frase, más allá de la semana electoral en la que se enmarca, la soltó el mismo día en que el INE ratificaba que, pese a eso, Extremadura reducía por segundo mes consecutivo el drama del paro. Madrid, junto a Valencia y Canarias, eran las únicas zonas donde la sangría no ceja. Mal momento para dictar lecciones y comparativas.


Poco sacaremos de una campaña que ha derivado hacia el repudio ciudadano a los políticos y para que la abstención se convierta en el principal valor electoral. Me quedo sólo con ese propósito anunciado por ZP en Badajoz de extender las vacaciones a los jubilados (‘los viajes del IMSERSO’, que se inventó Felipe González) al resto de Europa. Eso multiplicaría el negocio turístico en nuestro país. Pero, mientras demos altavoz a quien nos acusa de vivir muy lejos, ese beneficio será proporcional a la fama que nos acuñen. El silencio cómplice ante esas embajadoras sí puede ser ‘pan para hoy y hambre para mañana’ en una región que se revuelve como una madre cuando desprecian a cualquiera de sus hijos.


Diario HOY. 5 de junio de 2009

Libro: “Buñuel en el laberinto de las tortugas”. Autor: Fermín Solís. Editorial Astiberri. 18 €

Sitio recomendado: Valle del Jerte. Floración de cerezos en primavera


Anuncios




Descubrir a las mujeres

8 05 2009

Lo menos relevante en Arantza Quiroga, Begoña Gil, María del Mar Blanco o en la sentencia que lanzara la hija de Isaías Carrasco, es la estética


En la izquierda no entienden de mujeres. La frase es de Silvio Berlusconi: “La izquierda no tiene buen gusto, ni siquiera cuando se trata de una mujer -dijo el primer ministro italiano. Nuestras candidatas femeninas son mucho más guapas. En el parlamento no hay competición”. Otra vez, afirmó que las mujeres de la izquierda son feas y llamó “sección menopausia” a sus seguidoras más veteranas, a quienes les invitó a hacer pasteles. Para Berlusconi, una razón de peso para invertir en Italia es que “tenemos bellísimas secretarias…chicas soberbias”. Hace meses que le espetó a Zapatero que tendría dificultades en gobernar con tanta ministra.


La Unión Europea quiere sancionar a Italia por no aplicar criterios de igualdad en sus políticas laborales. Allí, la edad de jubilación para los hombres es de 65 años y para las mujeres de 60. Pero Silvio tiene la solución ante la precariedad laboral femenina: “Cásense con un millonario”. Ahora, su mujer, Verónica Lario, le ha pedido el divorcio y la mitad de la pasta. No aguantó la candidatura de bailarinas en la lista del partido de su marido a las elecciones europeas: “Es una desvergüenza para diversión del emperador, que ofende la credibilidad de todas las mujeres”.


El candidato popular a eurodiputado, Alejo Vidal Cuadras, ha justificado sus presencias en esa lista porque “introduce elementos de espectáculo” y porque –según él- esos rostros populares y bellos ayudarán a que se dé mayor difusión a los comicios europeos.

Esta semana hemos conocido que en la visita a la región devastada por el seísmo, Berlusconi se dirigió a una coordinadora de solidaridad y le dijo en voz baja: “¿Puedo palparla un poco, señora?”, frase recogida por Piamonte TV pero nunca emitida por pudor institucional.

“Solidaridad” es de género femenino, igual que “Tierra”. Hoy S.A.R. la Infanta Elena entrega los premios así bautizados con motivo del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Lo recogerán, entre otras, la directora del C.P. Giner de los Ríos, Marina Romero Carmona, y FEAPS Extremadura. He tenido el placer de conocer a Magdalena Moriche, presidenta de AEXPAINBA, una entidad dedicada a ciudadanos con inteligencia límite, asociada a esta Federación, que quiere integrar a una decena de estos chicos y chicas en la administración pública. Lo menos relevante en ambas es su estética cotidiana, como tampoco la de Arantza Quiroga, la nueva Presidenta del Parlamento Vasco dirigiendo la toma de posesión de Patxi López y Álvarez (por parte de madre) como nuevo “lehendakari”, en presencia de su esposa y concejala, la extremeña Begoña Gil, de María del Mar Blanco y de la sentencia que lanzara la hija de Isaías Carrasco, el día del funeral por su padre asesinado.

Mujeres… Mucho más que rostro y número en listas electorales o en un gobierno. En estas elecciones europeas, las mujeres, empezando por las candidatas, tendrían mucho que decir, si les dejan. Ha sido una de ellas, Paca Pleguezuelos, quien ha parado la iniciativa Sarkozy para controlar las descargas en Internet. Ella no es cojonuda: Lo que algunas consiguen –empezando por nosotros mismos- es para quitarse el sombrero, no sólo los pantalones.



Diario HOY. 8 de mayo de 2009

Libro: “El club de las mujeres ambiciosas”. Autor: Jesús Rodríguez. Editorial: RBA. 222 páginas. 17€

Libro: “Exiliados en democracia”. Autor: Iñaki Ezquerra. Editorial: Ediciones B. 272 págs. 18,5 €

Libro: “Silvio José, Emperador”. Autor: Paco Alcázar. RBA Edit. 15 €

Sitio recomendado: Euskadi