La Feria de Olivenza

12 03 2011

Los recursos están para generar empleo y bienestar a sus ciudadanos; y unas veces se acierta y otras se yerra

Bulle la Feria taurina de Olivenza. Se ha convertido en el mejor escaparate del mundo para toros y toreros de Extremadura, trascendiendo a Portugal y hasta en el papel couché de toda España. Entran miles de euros a esta localidad. Hay reservadas habitaciones de hotel a 300 euros la noche y los restaurantes se frotan las manos por el meneo que cada año les da esta imaginativa sede para abrir la temporada taurina. Valdemorillo o Vistalegre se han adelantado este año a la novillada de Píriz con la que tres jóvenes -dos de ellos de la Escuela de la Diputación de Badajoz- abrieron ayer el cartel oliventino. Pero lo de Madrid no deja de ser una imitación a los de la técula mécula. Varios toreros extremeños demuestran que estamos en la Champions de la torería mundial, salidos la mayoría de esa escuela. Las ganaderías, casi 140 en la región, se han convertido en un recurso económico y, desde que Táliga lo incluyera como seña de identidad, en un aliciente turístico que poder degustar, como si de una bodega se tratara.


La Feria de Olivenza se la inventó Ramón Rocha y la continúa quien fuera su concejal y ahora alcalde, Manuel Cayado, junto a los hermanos Ortiz y los empresarios Cutiño y Domínguez Giralt. Allí se presentó el primer Anuario Taurino que ha editado HOY y allí comienza hoy a distribuirse. Dicen con sorna últimamente que los dioses son de Olivenza; en la política, el periodismo, las cajas y hasta para ganar el concurso de murgas en el carnaval de Badajoz. Hay que agradecerle a Godoy -Príncipe de la Paz- que, entre naranjas, Olivenza y sus oliventinos sean hoy un referente nacional. El director de este diario, Ángel Ortiz, que viene de Navarra, aseguró en la presentación de la publicación, en el hotel Arteaga, que los toros son libertad y eternidad y a los extremeños nos gustan los toros. Más tarde publicaba que se sobreseerá la denuncia promovida por el PP de Extremadura contra quien impulsó esta Feria y doce de sus apóstoles. Los novillos que sólo saltan a la arena para arrear cornadas contra el honor y la dignidad deberían pedir perdón o el indulto de la autoridad. Antes de cambiar de tercio, por supuesto.


Las plazas de toros están para generar dinero. Hay empresarios que no lo consiguieron, incluso en Las Ventas, y hay prensa que se acuerda de las plazas de toros si el PSOE inicia allí su campaña electoral. Los recursos públicos están para generar empleo y bienestar a sus ciudadanos; y también unas veces se acierta y otras se yerra. En esto de la política no valen los cobardones, los que se echan para atrás en el último instante. Les aguarda la ingrata rutina de que sus propios vecinos los reconozcan por las calles como el que devolvieron por manso después de embarrar el albero o astillarse los cuernos. Tampoco habría que empujar a nuestros toreros a que se hagan los valientes con el primer astifino que les echen al ruedo. Sólo los que se arriman se llevan las cornás, aunque en este caso no las dé el hambre sino la ambición dañina por el poder. El público termina silbando a unos en el arrastre y a otros en la despedida.


Diario HOY, 12 de marzo de 2011

Libros: “El arte de la prudencia: oráculo manual”. Autor: Baltasar Gracián y Morales. Ediciones Temas de Hoy. 1994. 184 pags.

Sitio recomendado: Puente Ayuda. Olivenza. Extremadura

Anuncios




Romper el calendario

23 10 2010

Esta semana se puso fin a la amenaza de otros dos años de encuestas y petición de adelanto electoral sin saber la alternativa

El cambio de gobierno no fue posible. No surtió efecto. Hubo cambios… pero dentro del mismo gobierno. Y eso no estaba en la hoja de ruta. Si se hubieran cumplido las cábalas unificadas por el “Zapatero, dimisión”, que no guardó respeto ni por los caídos el día de las Fuerzas Armadas ante el Rey y el Príncipe, todo hubiera salido a pedir de boca… para los intereses electorales de un partido. Rota la estrategia, tendrán que decidir si impera en sus filas la visión de estado, esa responsabilidad para sacar entre todos esta situación, o se impondrá otra huida hacia los extremos que buscan ahora otro cuento de la lechera porque el adelanto es ya de un final imposible. En esta semana de Ágora, con ricos debates, mirar a Portugal te enseña que allí la opción conservadora ofrece dos listas, una más extrema. A Badajoz acudió Manuela Ferreira Leite, erre que erre con el AVE o TGV, un ejemplo de fracaso electoral cuando el PSD abrazó ese espacio que linda con el sistema como oferta electoral.


Analizar la política a través de rostros, de personas, como si equipos y proyectos no fueran lo relevante, y creer que el silencio y la pasividad sería el único esfuerzo para alcanzar la tan usada España, esta reforma del gobierno obliga a romper calendarios trazados con la misma especulación que cohabita en los tuétanos de nuestra economía: Guillermo Fernández Vara, elegido por unanimidad candidato a la Presidencia de la Junta de Extremadura, jamás podría irse a Madrid porque nunca fue sólo su decisión, sino una decisión firme por colectiva. Ni él, con menos publicidad, ni otros se posicionaron contra alguien, tras oir sus reflexiones sobre estos cambios, sino sobre la deriva que tomaba el proyecto. Y el PSOE no debe estar tan solo porque salvó las primeras reformas con votos de CiU en el Congreso y ha asegurado ya el final de esta legislatura con los del PNV y la misma Coalición Canaria que hasta el día antes era socia de gobierno en Canarias, donde tampoco hay toros.


Al buen aficionado al fútbol, madridista, y también taurino Alfredo Pérez Rubalcaba le toca lidiar más en la segunda parte de esta legislatura, como el peón de confianza que se encarga del toro en los cambios de tercio. Se incorpora a la cuadrilla un vasco con tantos valores en su biografía como añorado. También, desde la izquierda, desde la coherencia, desde la leal juventud aceptan bajar, subir o cambiar de escaleras porque es el compromiso en un proyecto, esa decisión colectiva, la que diferencia un partido político de una opción personalista, de los “artistas” que nunca se quejan dentro y siempre buscan otros culpables cuando se marchan. Los españoles no aguantaríamos otros dos años de encuestas y petición de adelanto electoral sin saber cuál es la alternativa. Tampoco reeditar conflictos entre territorios, unidos todos por los mismos problemas de desempleo. Y en esta aventura no sobra nadie. Aún hay tiempo para rectificar, como lo tuvo que hacer Javier León de la Riva, ginecólogo y alcalde de Valladolid, del Partido Popular, cuando se enteró que tenía que romper su calendario… esos calendarios antiguos que los “hombres” llevaban en sus carteras.


Diario HOY, 23 de octubre de 2010

Libro: “El cuento de la lechera”. Cuento clásico ilustrado por Margarita Ruiz. Combel Editorial, 2003. 16 pags.

 

 

 

Sitio recomendado: Plaza de toros de Villanueva del Fresno. Badajoz. Reinaugurada en agosto de 2010





Otro error

31 07 2010

Pocos hablan de los tenderos, guías, barmans o taxistas que se apuntarán al INEM por esa fiebre al dolor de los toros


No contribuiré desde estas líneas a plantear la abolición de las corridas de toros en Cataluña como un conflicto territorial, ni como una ofensa a la cultura patria. Es un error. Lo tengo claro. Empiezan con el burka y han terminado con los toros. Con algunos, porque Iniciativa per Catalunya tendría que explicar por qué el toro sufre en una corrida y no cuando le prenden las astas en un “bou embolat”, o lo amarran como un Cristo hasta el estrés cardiaco en un “correbou” durante cualquier fiesta patronal en las Tierras del Ebro, esa zona de Tarragona donde aún repta un tal Suñé que –bajo esas siglas- clamaba como un almuecín que adoptaran niños extremeños. Tan sensibles para prohibir espectáculos como en una dictadura y tan egoístas para burlar a la solidaridad. Tan tolerantes para justificar una quema de fotos como tradicionales para que un menor corone un “castellet”.


No eres más español por ir -o no- a los toros. Es otro error. Uno entendería que se apele a la conciencia del sufrimiento animal si también se aplicase a los “cargols” cocidos que convocan a miles de personas o a la matanza del cerdo que no sólo es atávica en Extremadura. Tampoco es una deslealtad del PSC contra España. Más demagogia. Montilla votó en contra de la abolición y su portavoz, David Pérez, defendió esa postura por coherencia con la tradición liberal de prohibir lo mínimo, la cual inspiró la constitución de ese soberano Parlament y de los partidos que lo conforman, cuya mayoría aprobó esta censura. Tampoco es patrimonio del PP esa españolidad de ruedas de prensa. Uno de sus militantes, José Manuel Soria, gobierna con Coalición Canaria y mantiene la misma abolición en las islas desde hace veinte años. Miran para otro lado cuando redoblan apuestas en las peleas de gallos o en la lucha canaria. Si el dinero aflora, la sensibilidad y la bandera se guardan en el cajón.


España no se rompe con la abolición de los toros en Cataluña, como tampoco se ha roto con un nuevo –y ya constitucional- Estatut de Autonomía ni con un Plan Ibarretxe que hace cinco años en Euskadi terminó en la ilegalidad. Es un error, eso sí. Algunos necesitan enemigos para que les reconozcan su rostro ante el espejo. CiU también. Usan los toros para distanciarse del PP, la otra derecha. Pero, sobre todo, para que tachen a Cataluña como víctima, para que las televisiones extranjeras especulen sobre su nunca consumada trama de que el resto de España no les quiere. Es otro error. Porque allí pocos, con miles de parados, hablan de cuántas tiendas y bares cerrarán en las Ramblas, y guías turísticos o taxistas se apuntarán al INEM por esa fiebre de sensibilidad al dolor de los toros. De momento, no entran en la Encuesta de Población Activa pero mantienen en política activa a nacionalistas de una y otra orilla. El sufrimiento humano es, tan universal como una fiesta que se define, ante todo, como un medio de vida para demasiados anónimos en Barcelona, Extremadura, Perú, Nimes, Portugal o Méjico… Poco tiene de interés nacional y mucho de interés vital para esos humanos: ¡Ahora vais, y les pedís el voto! ¡Por sensibilidad al dolor ajeno!


Diario HOY. 31 de julio de 2010

Libro: “Cuatro Historias de la República”. Autores: Josep Pla, Julio Camba y Manuel Chaves Nogales. Editorial Destino. Barcelona, 2003. 1.140 pags. 33,5 €

Sitio recomendado: Museo Picasso. Barcelona. Colección de Tauromaquia






Trans-Iberianos

13 03 2010

Quieren encerrar al toro, símbolo del iberismo, como bien de interés cultural autonómico, para confrontarnos a unos contra otros


Los que nacimos en barrios de aluvión como el Gurugú, en ciudades de frontera, siempre supimos que tras los desencuentros de España y Portugal sobrevivía una coexistencia subterránea al discurso oficial. Los que crecimos con el contrabando del pan -primero- del café y del tabaco -después- hijos y nietos de España y Portugal -Almeida es mi octavo apellido- por triunfo de la primavera, sabíamos que la realidad rechinaba para quienes se encargaban de enfrentarnos los unos con los otros. De ahí los noviazgos entre oliveros y las de Barrancos, como sucedió en Alburquerque, Cilleros o San Martín de Trevejo, pese a los que oprimían al jornalero y les engañaban culpando al “esquirol” portugués de su propia inhumanidad. Como ahora sucede con los inmigrantes. La historia es cíclica.


Con la exposición inaugurada esta semana en el MEIAC –Suroeste: Relaciones literarias y artísticas entre Portugal y España (1890-1936)– hemos descubierto que estos flujos también contagiaron a la élite intelectual. Trabajo de cuatro años, primer plato internacional para Extremadura, que tendrá su secuela en la Asamblea de la República portuguesa, nos descubre que Pessoa tradujo a Espronceda, que la Generación del 98 y del 27 se cartearon con el “saudismo” luso: Eugenio de Castro con Unamuno y Texeira de Pascoaes con Lorca. A los nietos de los barrios fronterizos algo de todo esto nos llegaba al olfato sin saberlo: desde chico, recuerdo tarareando los tangos portugueses del Porrina. Después, con el tiempo, cuando el dramaturgo Miguel Murillo me presentó al difunto Carlos Lencero, y éste nos reveló las cartas apasionadas que el gitano “y de Badajoz” le dictaba para Amalia Rodrigues -fadista que también cantó en español- supe de la trascendencia de esa intrahistoria, simiente hoy para los “Trans-Iberianos”, ese concepto simbólico de Antonio Cervera y que transpira en lo ferroviario una dimensión de futuro tan certera como su creatividad.


La soberbia muestra del MEIAC encumbra al Modernismo como vanguardia universal y disolvente de fronteras. Y coincide con el deseo de la caspa ante-diluviana de encerrar al toro -símbolo del iberismo para Osborne y para Bigas Luna- bajo el concepto de Bien de Interés Cultural en varias autonomías, para confrontarlas unas contra otras. No sólo limita a esta seña de identidad ibérica, sino que daña las relaciones económicas que fluye entre ganaderías y ciudades toroturísticas: Olivenza, Évora, Badajoz, Barrancos, Mérida… Miedo me da que triunfe semejante estupidez. No faltarán “amigos del toro” que frenen ese desarrollo económico de la dehesa porque las pezuñas sean cúbicas, rebusquen el impacto visual de la muerte o… ¡Vaya usted a saber! Extremadura alberga a 77 ganaderos y casi 200 hierros. Muchos jornales. Por mucho que brame la caspa y quieran encerrar al toro como patrimonio regional “tras la alambrada” -título de la próxima muestra transfronteriza en el MEIAC sobre los creadores prisioneros por las guerras- cuando dañan al dinero, hasta sus votantes le darán la espalda; lo que ya es un gesto de valentía, en un ruedo y ante unas iniciativas torpes que contribuyen a que sea cada día menos ibérico.


Diario HOY. 13 de marzo de 2010

Libro: “Suroeste: Relaciones literarias y artísticas entre Portugal y España (1890-1936)”. MEIAC y Ministerio de Cultura. Catálogo Trilingüe. Dos tomos. 406 y 450 pags. Imprenta Indugrafic. Badajoz, 2010.

Sitio recomendado: Feria Ibérica del Toro en Olivenza. Primeros días de marzo, comienzo de la temporada taurina en España.







6-D

5 12 2009

Alguien debería entonar el mea culpa, pues cada año pasa más desapercibido el Día de la Constitución


Mañana se conmemora la Constitución. Si festejamos triunfos deportivos, debería entonarse el mea culpa si el 6-D pasa desapercibido. La democracia cuesta alcanzarla y se va en un brete. Decía Vara hace días: “Hay miedo en reformar la Constitución”. Añado “hipocresía”. Necesita reformarse en, al menos, dos aspectos: Introducir la igualdad de sexo en el Título de la Corona; y que el Senado sea una auténtica Cámara territorial. Se consensuan estatutos autonómicos, grupos parlamentarios y olvidan al Estado. Si la pactaran los partidos, se mantendría la esperanza en la política. La oportunidad no debe ser excusa. Nadie como un padre para saber qué le conviene a su hijo, cuándo hacerlo. Primogénito ahora el varón, una disposición transitoria indica a partir de qué sucesión entraría en vigor la igualdad de género. Se hizo en 1978 con los derechos forales, del siglo XV, y la libertad de prensa se ejerce por derogación tácita de ley.

La monarquía parlamentaria es símbolo de unidad en un Estado plurinacional. Las mayores masacres en nuestra historia se produjeron tras períodos republicanos: guerras carlistas y en la incivil de 1936. No caben comparaciones. No fue una monarquía quien creó cámaras de gas. España no se constituye en país tras revolución o escisión. Leer “Sostiene Pereira”, de Antonio Tabuchi, ilustra: España fue neutral en la primera guerra mundial. En esa imperfecta democracia alcanzó su escaño Pablo Iglesias. Reformas en constituciones presidencialistas -iniciadas por Chávez- igualan la temporalidad en los cargos, en estos casos con funciones ejecutivas. De entre las fuentes, Manuel Aragón -tutor del Príncipe- rebaja toda posible discrecionalidad. Los partidos más votados siempre formaron gobierno, tras consulta formal al Rey.


Ejercen la más alta representación del Estado en cenas y desfiles militares. Apadrinan solidaridad, patronos contra la discapacidad. Rompen estereotipos con visitas como en Hurdes. Este año los Príncipes vieron dos modernas instalaciones en Extremadura: “Estamos como en casa” -dijo SAR don Felipe en Cáceres. Recorren España, y el mundo, de norte a sur, de levante a poniente. Junto a Zapatero, el Rey nos representó en la Cumbre Iberoamericana de Estoril. En días, visitará a Obama en la Casa Blanca. Mucho antes, fue Badajoz: Pax Augusta, Basangus, taifa del Califato de Córdoba, la capital oficiosa del Reino. En ella se comprometieron reyes y reinas.

El pueblo les devuelve ese cariño. Inundaron de arroz las calles durante las bodas de Sevilla, Barcelona y Madrid. Una de sus hijas, SAR doña Leticia, subirá al trono. Unos, procesionando en Semana Santa, o yendo a los toros por media España, los acusan de antiguos; otros, lo hacen mientras un menor arriesga su vida para coronar un castellet, rapa a las bestas, o corre tras los bous embolats.

Tradición sin “d” -de diana- se convierte en traición. La más alta de ellas -contra el Estado- está recogida expresamente como delito en esa Constitución que conmemoramos los españoles mañana, día 6 de diciembre, con “d” de Dios pero -sobre todo- con “d” de democracia.

Diario HOY. 5 de diciembre de 2009

Libros: “La Constitución Española”, 1978. Norma Suprema del ordenamento jurídico español, define a España como un Estado Social y Democrático de Derecho.

Libro: “Libro-Homenaje a Manuel García Pelayo. Univ. Central de Venezuela. Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, 1980. 920 pags. LA MONARQUIA PARLAMENTARIA COMENTARIO AL ARTICULO 1-39 DE LA CONSTITUCIÓN
ESPAÑOLA. MANUEL ARAGÓN.


Libro: “La Vida y la época del fundador del PSOE y UGT Pablo Iglesias”. Gustavo Vidal Manzanares. Nowtilus, 2009. 400 pags. 18 €

Libro. “Zalacaín el aventurero”. Autor: Pío Baroja. Espasa. Colección Austral. 271 páginas. 8,75 €

Libro: “Sostiene Pereira”. Autor: Antonio Tabuchi. Editorial Anagrama, 2006. 184 páginas. 8,71 €


Sitio recomendado: Badajoz. Plaza de San Francisco.






Alfileres como puyas

17 07 2009

Es pulsar la financiación autonómica y representamos todos un paripé en el que –no sé por qué- debe haber vencedores y vencidos


Cronos, dios del tiempo, ha querido que la desgracia convierta en alfileres unas palabras de la Presidenta de Madrid que se clavaron en nuestros corazoncitos: “No podemos coger cinco mil millones de los impuestos que han pagado los madrileños y dárselos a los extremeños o los andaluces”, dijo mientras en hospitales de Cáceres y Badajoz atendían por igual a una decena de jóvenes madrileños y extremeños, contagiados de gripe en el mismo campamento y por un miedo colectivo a entrar en cualquier coso sanitario tras los sucesos que ha sufrido aquella sanidad pública.

Las declaraciones las hubiera firmado el mismísimo Pujol en los ochenta, un catalanista que nunca se preocupó de conmemorar la Guerra de la Independencia, ni de las películas de Garci, ni se manifestó para gritar “España se rompe” aunque coincidiera con el fin último del mensaje. Mientras, por aquí apremian para rehabilitar la alcazaba, derruida por salvar la plaza del enemigo o imaginamos otra tierra si sus hijos no hubieran emigrado también a ese Madrid que crece sin playa ni puerto pero que es –a mucha honra- la capital de España. El mundo al revés, para desprecio al mismo General Menacho: En la capital del Reino militando en el nacionalismo de Los Nikis o de Séptimo Sello -“Todos los paletos fuera de Madrid”..¿se acuerdan?- y el PP en Cataluña, coincide con el sucesor de Pujol, Artur Mas, en que la financiación que llega a Cataluña es aún “insuficiente”. Para quien lo entienda.

Es pulsar la financiación autonómica y representamos todos un paripé en el que –no sé por qué- debe haber vencedores y vencidos. Como en una corrida de toros, los hay que hasta brindan y dicen haber triunfado -¿Ante quién, ante España, ante Zapatero?-. Los hay que se presentan como salvadores de la patria cuando dicen no creer en España ni en los toros. Y los que más se gustan envueltos en la bandera, clavan alfileres como puyas o amagan, asustan y no golpean: Canarias y Ceuta apoyan la reforma. A Murcia, Madrid, Valencia, Castilla y León, Galicia o La Rioja no les gusta pero agarran su parte del pastel. “España se rompe”, pero yo me abstengo. “Crecerá el déficit público para atender las exigencias de Cataluña…” pero todos queremos más.

Lo más brillante en este pulso cíclico lo dijo Ibarra hace años: “Éstos se creen que porque tengan dos lenguas tienen dos bocas”. Los que nos iniciamos en esto ensayamos hipérboles que igualen aquella síntesis de ingenio. Es difícil. También porque esta vez, numéricamente, había bocas que atender: Seis millones más desde 2001 obliga al gobierno a poner 11.000 millones de € más en la mesa, un 10% adicional a lo que había. Extremadura, que creció 16.400 habitantes en estos años, ha conseguido en silencio 12.300 € por cada nuevo extremeño de esa subida. Cataluña, con todo su ruido, 3.800 € para cada uno del millón de nuevos catalanes… Ahora, a remendar descosidos: Si vienen a cazar a Extremadura que nuestros servicios públicos los sientan como suyos. No pinchemos más porque en esta España del toro cotizan ciudadanos y empresas, no los territorios. Desde otro tercio, casi un centenar de ganaderías bravas pastan en nuestra dehesa y aún no han fijado su sede fiscal en Extremadura. Y eso sí es un puyazo al presupuesto que cada año se desangra más.


Diario HOY. 17 de julio de 2009

Libro: “Proyecto Cronos : Ciencias sociales. 2º ciclo Ed. Secundaria. VI, Revoluciones del mundo contemporaneo”. Autores: Grupo Cronos, Guillermo Castán, Manuel Fernández Cuadrado y Raimundo Cuesta Fernández. Eds. de la Torre, 1996. 80 pags.

Sitio recomendado: Festejos taurinos populares. Recortadores taurinos en la Comunidad de Madrid.