Despegamos

12 12 2009

La ampliación de su terminal civil convierte a Talavera la Real en el remedio inmediato, no definitivo


El 10 de diciembre de 1953 se inauguró la base aérea T-33 de Talavera la Real. Los acuerdos España-EE.UU. alumbraron una escuela de reactores F-5, cooperación industrial entre CASA y Northop. Tres años después, un F-86 Sabre rompía la barrera del sonido. Venía de Manises. Hoy, una línea comercial comparte pistas y controladores aéreos. Nos acerca a Madrid, Barcelona cada semana, las islas en verano, y amagó los caramelos Valencia, Bilbao o París.


La crisis aparcó, entre iniciativas privadas, la construcción de un aeropuerto en Cáceres y hay dudas con Alcochete, cerca de Lisboa. Extremadura no puede prescindir de vías de progreso. La ampliación del parking y su terminal civil la convierte en remedio inmediato, no definitivo. Los accesos pueden desdoblarse si Junta y diputación lo acuerdan. Carece de vuelos charter o low cost para hermanar el santuario de Guadalupe con su homónima mexicana, enviar medicinas al tercer mundo, asistir al carnaval en Brasil, jugar al golf en Talayuela, o visitar el Magreb o La Meca. Ahora, con planes de retorno para emigrantes, nada más rápido para comunicarlos desde Suiza o Alemania. La conexión con Europa es imprescindible, comenzando por Bruselas. Incrementarían visitas al MEIAC, al Massa Solís de Cáceres, o al Carrascal de Elvas para comer unos pollos. No hay mejor dinamización del turismo rural, de embalses, caza o termal, ahora que Zapatero impulsará vacaciones Inserso para toda Europa. Con una plataforma de mercancías cerca, autovías y AVE, enviaría paquetes diminutos de bisutería, vino, quesos, jamones, artesanía o marisco el mismo día que se adquieren en Internet. Ahora, que comienza la navidad, serviría como auxilio a Madrid, Lisboa y Sevilla.


El primer espectáculo aéreo de Badajoz fue en la primavera de 1911. Un biplano aterrizaba en el Real de la Feria, un campo de fútbol adquirido por un joyero requeté -Medina- como club de tenis en la actual avenida de Huelva, entre la Delegación del Gobierno y los servicios territoriales de la Junta, antigua Casa de Falange. Una década después, tras el desastre de El Annual, ayuntamiento y diputación adquirieron por pública suscripción el aeroplano “Badajoz”: función patriótica en el López de Ayala, Covarsí pintó el plus ultra en el escudo… Acudieron a Cuatro Vientos el entonces alcalde Trujillo y el concejal Luis Plá. El acto lo presidió la Reina Victoria Eugenia. En el horizonte, se otea otro hito: la Escuela Europea de Pilotos de Caza, complemento a San Javier en Murcia. Con ella, empresas de diseño, software, saneamiento de motores, piezas, tubos, calderas… También la ciudad destacó en aviadores: el laureado Leocadio Mendiola se negó a bombardearla para vengar la matanza del 36; y un amigo de juventud, Momo, es hoy miembro de la patrulla Águilas de acrobacias.


No es de cárcel que crea en fantasías. Militar en un partido no es participar en consejos de administración. Implica. Exigen ideas, consultas, para servir al interés general. Ni aquí sembrar molinos ni allí combatirlos, sino respuestas: ¿Despegamos, comandante?; ¿Levamos ancla, capitán, mi capitán?

Diario HOY. 12 de diciembre de 2009

Libro: “Canto a mí mismo“. Walt Whitman. Edimat Libros, 2006. 128 páginas.

Oh Capitán, mi Capitán:
nuestro azaroso viaje ha terminado.
Al fin venció la nave y el premio fue ganado.

Libro: “Apuntes para la historia de la Ciudad de Badajoz”. Tomo I. Real Sociedad de Amigos del País, 1999. Badajoz. 227 páginas. Diputación de Badajoz.

Libro: “El arte de volar”. Autores: Antonio Altarriba y Kim. Editorial: De Ponent. 22 €


Sitio recomendado: Aeropuerto de Valencia

Anuncios




Imagine

28 11 2009

Hay docentes que cooperan para que los alumnos pasen por el calvario de disipar sus castillos en el aire


Escojo esta canción del ex beatle, un himno al idealismo, para titular en una nueva etapa del diario HOY este milenio: “Imagina a la gente viviendo en otro mundo”, dice Lennon, cantante de la paz. La imaginación es el triunfo de la razón. Ilustra el progreso del mundo. La luz de la resurrección para los creyentes tras la muerte. Los avances de la humanidad nacen de ella. Es la bisectriz que une Cervantes, Saramago y el Guzmán de Alfarache, de Mateo Alemán. La proyecta hasta el realismo mágico latinoamericano, más allá de interpretar hechos novelados que definen a la Biblia, al Corán o “El siglo de las luces” del musicólogo cubano Alejo Carpentier.


Como el sol y el agua, da vida a la tierra. Alumbra el futuro. Ahora que copiamos modas de films o videojuegos, cobra más valor Miró, la música de los ochenta, el misterio del carnaval veneciano, chispa y fantasía en Río, Cádiz, Tenerife o Badajoz. Vive la Sevilla de Velázquez y Murillo, jarana del señorito, gitana que vende flores, ciudad donde llaman imaginería al arte religioso, que guarda sueños en el Real Archivo de Indias –muchos extremeños- hechos realidad.

No existe estrategia militar más eficaz. El caballo de Troya o fortalezas de frontera –la Vauban- son patrimonio de la humanidad. Con la ciencia, inspira la investigación: centros tecnológicos en Masachusets y Monterrey; el CTAEX transforma vegas y viñas en alimento; o en el previsto para el cerdo en Zafra. Creación, el ágora, pregón del Gabinete de Iniciativa Joven, batalla al pasado. Implantamos alimentos saludables en comedores, vacunas… y aún colegios o universidades tratan a los alumnos como pencos. Docentes que cooperan para que pasen por el calvario y disipar sus castillos en el aire. Comulgan con ruedas de molino cuando parece delito persistir con tan primitivo método. Fabrican frankensteins. Aniquilan sus almas para sumirlos en rotondas denunciables: ya los premian, como ratas de Paulov, con un quesito como aprobado; ya, como titís, excursiones o paseítos en barca. Para más inri, cien millones de niños no van a la escuela. No recogen ideas de baldes en el patio de juegos para perjuicio de la comunidad. Mantienen el “quien mucho abarca, poco aprieta” en este siglo de Internet. Para tanta memoria, Extremadura adquirió el computador Lusitania.

Imaginar no es un don, ni un lema publicitario: “Cuanto más trabajo, más inspiración tengo”, decía Picasso. Quienes recurren a botellas, porros o pastillas sólo aparentan por un instante ver la luz. Creen que borrachos y niños dicen la verdad. Terminan por pegarle patadas sin tono ni son, o abren el tiro al blanco, cuando se escapa. Otros optan por lo más cómodo y costoso: contratan a dedo creadores fuera de su ciudad. Olvidan artistas propios. Mantienen la barrera y renuncian a despeñarse, asidos a su caja de seguridad. Hubo, y hay, alcaldes sin ilusiones, presos de rutinas, calvos de ideas, antes de imaginar una ciudad más sostenible.

Ideas, poder de los hechiceros en las tribus. La magia sacó al genio de la lámpara. Hasta para la falsa denuncia de Floriano contra las escuchas del SITEL regala la mejor respuesta. La dio el ilusionista Robert Blake en el teatro López de Ayala: “No le dé más vueltas. Todo lo que usted ha visto –ha leído, en este caso- es sólo producto de su imaginación”.

Diario HOY. 28 de noviembre de 2009

Libros: “Don Quijote de la Mancha”. Autor: Miguel de Cervantes Saavedra. Varias eds.

Libro: “Vida y hechos del pícaro Guzmán de Alfarache: atalaya de la vida humana” de Mateo Alemán. Volumen 33 de la Colección de los mejores autores españoles. Bandry, 1847. 482 pags.

Libro: “El año de la muerte de Ricardo Reis”. Autor: José Saramago. Punto de Lectura, 2004. 600 pags. 10 €

Libro: “La encantadora de Florencia”. Autor: Salman Rushdie. Editorial Mondadori. 336 páginas. 23 €

Libro: “La educación de Hopey Glass”. Autor: Jaime Hernández. Editorial La Cúpula. 18 €




Sitio recomendado: Fortificaciones de frontera. Muralla Vauban. Badajoz






Un café en Europa

13 03 2009

En Badajoz ya no se juega a la ronda. Ya ligamos la Ronda Sur en mesas de despacho. A pachas. Todo viene de Europa y desde que somos Autonomía

Cuando en Badajoz no había piscinas públicas, pasábamos el verano en la playa fluvial Amigos del Guadiana. Los niños nos entreteníamos con un redejón escudriñando las orillas para diezmarlas de carpines y jaramagos. Los enclaustrábamos en un cubo medio lleno de agua del río, que se convertía después en pecera hasta que la casa se apestaba de una hedentina a estanque y había que arrojar el caldo al sumidero.

Veníamos de Cuatro Caminos, de las Moreras, de la carretera de San Vicente, de las Lavanderas, del Gurugú y La Luneta por Marchivirito, al Pico, al canal de los Ayala… barrios con viviendas bajas, blancas; unas de autoconstrucción, otras adjudicadas en arriendo por la beneficencia; barrios siempre desmantelados por las crecidas del Guadiana, y siempre lejanos y ajenos a intramuros; barrios que aguantaron los años del hambre criando gallinas en los corrales, escondiendo trigo en los doblados, vendiendo peces o sorteando la carga cuando la autoridad les perseguía.


El Consejo de Ministros autorizó el pasado viernes la licitación para las obras de rehabilitación del Guadiana a su paso por Badajoz. Serán 30,4 millones de euros y albergará parques, caminos peatonales y ciclistas, recuperación forestal y del azud de la Pesquera. Ya tenemos piscina municipal desde hace décadas, un Puente Real que es símbolo del Badajoz moderno y los barrios ribereños realojados en viviendas y a salvo de desastres como la riada del 97. Ya no suena “Melina”, de Camilo Sesto, en la caseta que montaba Fernando, el del Chicago. Hoy los chicos se descargan en sus MP3 una oferta multicultural que la trasciende. Todo eso ha salido de Europa y desde que Extremadura es autonomía.


Este verano, cuando Badajoz redite el flamenco y el fado a la par, y al compás, en el López de Ayala, en memoria de Domingo Vargas, alguien sonreirá por esa comunión cultural: Manuel Rui Nabeiro. Él podría contar más cosas. Sabe qué es construir Europa a partir de su empresa cafetera cuando no existía la responsabilidad social corporativa. Y cómo tejer una eurorregión de facto a la que se han sumado el Alentejo y la Región Centro por protocolo oficial estos mismos días. Nabeiro emplea aquí a dos mil europeos, cien de ellos extremeños y sirve a otros tres mil clientes en Extremadura. Patrocina el Carnaval y la Semana Santa, el Museo de Arte Romano y el MEIAC, el padel y el Salón del Jamón de Jerez, Cáceres 2016 en los azucarillos… La Guardia Civil lo distinguió con la Gran Cruz de la Orden con distintivo blanco, que suma al título de Comendador y de la Gran Cruz del Infante D. Enrique que le impusieran en Portugal, Mario Soares y Jorge Sampaio.

En Badajoz ya no se juega a la ronda, esa suerte de naipes en la que entretenían los domingos en la playa de Guadiana. Ya ligamos la ronda sur en mesas de despacho. A pachas. Todo viene de Europa y desde que somos Autonomía. Hasta los concursos de baristas -¿o de varistas?- que tan bien conocen el café, la relevancia de esos fondos para Extremadura y los riesgos de la abstención y del discurso despectivo: eso de que las autonomías es un invento costoso, obligado por el “café para todos” durante la transición y que cuesta más caro el café desde que lo pagamos en euros: Todo un peligro.

Diario HOY. 13 de marzo de 2009

Libro: “Poesía Completa”. Autor: Manuel Pacheco. Editora Regional de Extremadura, . Introducción de Antonio Viudas Camarasa. 1606 páginas.

Sitio recomendado: Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo. Badajoz





Imagina tras el Carnaval

13 02 2009

Las letrillas y los disfraces son un ejemplo más del triunfo de de la creatividad. Por el contrario, no hay año en el que, de unas murgas a otras, se acusen de imitar ritmos o tipos desvirgados en Cádiz


Ya huele a Carnaval. Desde esta semana las páginas locales comienzan a narrar las noches que construyen las murgas en el Teatro López de Ayala. Los timbales en ensayo y el silencio de la aguja atravesando la tela se apoderan de las tardes de Badajoz, de Mérida o de Navalmoral de la Mata. Estamos más recatados –lo reconocen los propios carnavaleros- pero nadie renuncia a su advenimiento casi como un ciclo tribal.


Las letrillas y los disfraces son un ejemplo más del triunfo de de la imaginación. No hay año en el que, de unas murgas a otras, se acusen por imitar ritmos o tipos desvirgados en Cádiz o Tenerife, ni expertos en la fiesta que alaben la originalidad y la búsqueda de ese pellizco único, que nos sorprende y nos sacia más que una propiedad. Fue Eduardo Punset en el Palacio de Congresos de Mérida, con motivo de la presentación del Gabinete de Iniciativa Joven, quien afirmara que “las células que activamos en el cerebro para crear nuestra idea de un olor, de un sabor o de un sonido sin conocerlo de antemano son las mismas, exactamente las mismas neuronas, que codifican la imagen visual de cualquier objeto ya conocido”.


La imaginación, la creatividad es la esencia del ser humano. También para salir del túnel. Si no la activamos, esta prórroga que nos regala el gasto público y la cobertura social se acabará y –como en una competición deportiva- decidirán los penaltis: Y eso siempre es una lotería.


La imaginación está detrás de la industria de los videojuegos, o de las agroalimentarias en nuestra región. Más de 550 millones de € han facturado sólo doce cooperativas el pasado año y una de ellas, con casi el 50% de esta producción, ha encontrado financiación para nuevos proyectos en la banca. Y son nuevos porque, como las letrillas cada año para un murguero, se adaptan a nuevas realidades: arroz, queso o fruta bajo una marca común que nos distinga, plantas medicinales o farmaceúticas que puedan sustituir al tabaco progresivamente, nuevos envases… Todo nace a partir de una idea, que cubra una necesidad, y de la tecnología que la perfeccione. En este sector, la tutela del CTAEX en la finca La Orden-Valdesequera, como en los futuros Centros del Cerdo Ibérico y de la Agricultura Ecológica, o que los enólogos planifiquen la seña de identidad permanente de un caldo son tan imprescindibles como esa imaginación y la determinación para llevarlas a cabo.


En esta semana de casi carnaval me han trasladado ideas como distribuir la leña que se poda en las encinas de nuestras dehesas –seca y de aire- para su venta en grandes superficies y para clientela de chalet. Extraer biogas de una granja porcina, es decir, energía del estiércol. Otro amigo, la posibilidad de que el Consorcio del Teatro de Mérida subaste en eBay un número limitado de ceremonias civiles de boda que se cotizarían tanto como sus fotografías. Y hay quien imagina un Karpov-Kasparov en la Plaza de San Jorge o en ese Teatro como proyección para Cáceres 2016.


Siempre nos queda la opción de la destrucción y de los mutuos reproches pero, a estas alturas, ese disfraz –aparte de repetitivo- no aporta luz ni satisfacción alguna.

Diario HOY. 13 de febrero de 2009

Libro: “Los mecanismos de la ficción”. Autor: James Wood. Traducción Ana Herrera. Editorial Gredos. 191 páginas. 23 €

Libro: “Plantas medicinales en la Comunidad de Extremadura” Francisco Mª Vázquez Pardo (Coord). Diputación de Badajoz, Departamento de Publicaciones 2008. 578 pags.

Sitio recomendado: Carnaval de Navalmoral de la Mata y Badajoz. Desfiles de murgas y comparsas






Herederos

5 09 2008

La izquierda debe defender su herencia: la de la cobertura social, la sanidad, la educación, esa cultura que recupera identidad y pluralismo


TVE difunde su programación con nuevos capítulos de una serie con ese nombre, ambientada entre cortijos, cuernos y toreros; Miguel Murillo cierra el verano con los herederos de la vieja trova santiaguera; Cáceres recupera en su calendario su herencia sefardí y Mérida ha completado el 75 aniversario del Festival de Teatro rememorando el legado de los clásicos y de la Xirgu: ¡Cuánta herencia en la cultura y qué pocos ojos vuelven la vista atrás en la política!

Las herencias en política son más recientes. Aún así, tantas declaraciones diarias facilitan el olvido y el travestismo: ¡Quién te ha visto y quién te ve, y sombra de lo que eras! –dijo Miguel Hernández. Por eso, me agradaron las últimas declaraciones de un rejuvenecido Aznar; ésas en las que se enorgullece por habernos enviado a la guerra de Irak para combatir al infiel, justo cuando al petróleo no le baja el precio ni la crisis internacional. McCain no quiere ver en persona a Bush. Rajoy admite que Esperanza Aguirre se presente en la conferencia de los republicanos, mayoritariamente evangelistas. Y en eso llega Aznar y en tres páginas destroza al PP las ganas de pasarlas…


Durante meses, la derecha justificaba el crecimiento de la economía española por el modelo heredado de Rato y Aznar. Es decir, que la liberalización de suelo, los créditos baratos como señuelo, el disparado precio de la vivienda, la privatización de empresas públicas o la congelación salarial lograron el milagro de bajar el paro al 14,8%. Su Europa era la de Merkel y Sarkozy. Hoy, en la fase desagradable del ciclo y del atracón de ladrillo, el paro en España está cercano al 13% y para los albaceas del modelo rozamos la catástrofe. Aún crecemos lo mínimo. La Alemania y Francia conservadoras están ya en recesión: Su PIB decrece. Pero, para los testaferros, los parados son de Zapatero; en Extremadura, de Vara; y en Madrid, Murcia y Valencia, también de Zapatero. Las plusvalías del suelo durante la última década, capaces de condenar a una generación a hipotecas casi vitalicias, no tienen padre ni madre. Desde luego, sí tuvo beneficiarios. El mercado es así, como el Espíritu Santo.

Tras el dogma de la Santísima Trinidad debe estar también la respuesta al embarazo de la ministra francesa de Justicia, Rachida Dati: ¡Qué curioso! Toda una campaña electoral reclamando Rajoy su niña heredera y ahora le imputan a Aznar una paternidad, propia de esos capítulos de la serie estrella de televisión española, víctima de esa siempre condenable estrategia “ensucia que algo queda” tantas veces aplicada a otros, esos a quienes él mismo sucedió en Madrid o Valladolid.

En estos momentos que se desprecian los bagajes de cada uno, la izquierda debe defender su herencia: La de la cobertura social, la sanidad, la educación, esa cultura que recupera identidad y pluralismo, la de la intervención pública como único remedio para recoger los cristales rotos tras la borrachera… Porque hay herencias aún demasiado intangibles. Sólo ellas pueden ahora levantarnos el ánimo a una Europa desmoralizada y que traicionó durante demasiados años su herencia keynesiana y de vanguardia.


Diario HOY. 5 de septiembre de 2008

Libro: “Quien te ha visto y quien te ve y sombra de lo que eras” (auto sacramental). Autor: Miguel Hernández. Revista Cruz y Raya, 1933.

Libro: “La sombra de lo que fuimos”. Autor: Luis Sepúlveda. Editorial Espasa. 174 páginas. 17,9 €

Libro: “Mahagonny, ascenso y caida de la ciudad”. Autor: Bertolt Brecht. Editorial Teatro Español. Música: K. Weill. 385 páginas. 12 € (Contiene DVD de los ensayos).

Sitios recomendados: Teatro Romano de Mérida

Teatro López de Ayala de Badajoz


Gran Teatro de Cáceres