Descubrir a las mujeres

8 05 2009

Lo menos relevante en Arantza Quiroga, Begoña Gil, María del Mar Blanco o en la sentencia que lanzara la hija de Isaías Carrasco, es la estética


En la izquierda no entienden de mujeres. La frase es de Silvio Berlusconi: “La izquierda no tiene buen gusto, ni siquiera cuando se trata de una mujer -dijo el primer ministro italiano. Nuestras candidatas femeninas son mucho más guapas. En el parlamento no hay competición”. Otra vez, afirmó que las mujeres de la izquierda son feas y llamó “sección menopausia” a sus seguidoras más veteranas, a quienes les invitó a hacer pasteles. Para Berlusconi, una razón de peso para invertir en Italia es que “tenemos bellísimas secretarias…chicas soberbias”. Hace meses que le espetó a Zapatero que tendría dificultades en gobernar con tanta ministra.


La Unión Europea quiere sancionar a Italia por no aplicar criterios de igualdad en sus políticas laborales. Allí, la edad de jubilación para los hombres es de 65 años y para las mujeres de 60. Pero Silvio tiene la solución ante la precariedad laboral femenina: “Cásense con un millonario”. Ahora, su mujer, Verónica Lario, le ha pedido el divorcio y la mitad de la pasta. No aguantó la candidatura de bailarinas en la lista del partido de su marido a las elecciones europeas: “Es una desvergüenza para diversión del emperador, que ofende la credibilidad de todas las mujeres”.


El candidato popular a eurodiputado, Alejo Vidal Cuadras, ha justificado sus presencias en esa lista porque “introduce elementos de espectáculo” y porque –según él- esos rostros populares y bellos ayudarán a que se dé mayor difusión a los comicios europeos.

Esta semana hemos conocido que en la visita a la región devastada por el seísmo, Berlusconi se dirigió a una coordinadora de solidaridad y le dijo en voz baja: “¿Puedo palparla un poco, señora?”, frase recogida por Piamonte TV pero nunca emitida por pudor institucional.

“Solidaridad” es de género femenino, igual que “Tierra”. Hoy S.A.R. la Infanta Elena entrega los premios así bautizados con motivo del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Lo recogerán, entre otras, la directora del C.P. Giner de los Ríos, Marina Romero Carmona, y FEAPS Extremadura. He tenido el placer de conocer a Magdalena Moriche, presidenta de AEXPAINBA, una entidad dedicada a ciudadanos con inteligencia límite, asociada a esta Federación, que quiere integrar a una decena de estos chicos y chicas en la administración pública. Lo menos relevante en ambas es su estética cotidiana, como tampoco la de Arantza Quiroga, la nueva Presidenta del Parlamento Vasco dirigiendo la toma de posesión de Patxi López y Álvarez (por parte de madre) como nuevo “lehendakari”, en presencia de su esposa y concejala, la extremeña Begoña Gil, de María del Mar Blanco y de la sentencia que lanzara la hija de Isaías Carrasco, el día del funeral por su padre asesinado.

Mujeres… Mucho más que rostro y número en listas electorales o en un gobierno. En estas elecciones europeas, las mujeres, empezando por las candidatas, tendrían mucho que decir, si les dejan. Ha sido una de ellas, Paca Pleguezuelos, quien ha parado la iniciativa Sarkozy para controlar las descargas en Internet. Ella no es cojonuda: Lo que algunas consiguen –empezando por nosotros mismos- es para quitarse el sombrero, no sólo los pantalones.



Diario HOY. 8 de mayo de 2009

Libro: “El club de las mujeres ambiciosas”. Autor: Jesús Rodríguez. Editorial: RBA. 222 páginas. 17€

Libro: “Exiliados en democracia”. Autor: Iñaki Ezquerra. Editorial: Ediciones B. 272 págs. 18,5 €

Libro: “Silvio José, Emperador”. Autor: Paco Alcázar. RBA Edit. 15 €

Sitio recomendado: Euskadi

Anuncios




¿Cambios o evolución?

6 03 2009

Quién nos iba a decir que este año tendríamos un Presidente negro en la Casa Blanca, una extremeña tan eslava en sus facciones camino de Eurovisión y un tal López como Lehendakari?


¿Quién nos iba a decir que este año tendríamos un Presidente negro en la Casa Blanca, una extremeña tan eslava en sus facciones camino de Eurovisión y un tal López como Lehendakari en el País Vasco, siguiendo la estela de Montilla en la Generalitat? Una vuelta de tuerca más y se convierte, por lo insólito, en una segunda parte de Airbag cuando esta película se estrenó.


Cualquier análisis de lo sucedido este fin de semana nos arrastra a contemplar ese escaparate. Incluso, mi colega Rodríguez Lara comparaba a aquella Remedios Amaya, emparentada con la Plaza Alta de Badajoz y víctima de su inocencia y de las disfunciones de su funesta participación en el festival de Massiel, con esa nueva Extremadura que representa Soraya Arnelas. Toda una metáfora sobre la evolución y el progreso de nuestra tierra. Igual que se desprende en el nombre con el que bautizaron al supercomputador que se presentaba esta semana en Cáceres: “El Lusitania”, que borra de un chispazo la imagen de aquel tren decano y lento que nos acercaba tras demasiadas horas desde Lisboa a Madrid. Hoy no se desplazan los cuerpos, sino el conocimiento y a unas velocidades casi instantáneas.


En estos momentos, donde los cambios se analizan sólo desde el presente, cuesta trabajo devolver los méritos a todos aquellos que hicieron posible un nuevo panorama: A Howard Dean en el partido demócrata y a la propia industria de Hollywood que años antes nos preparó para ver a Denzel Washington como héroe o en Deep Impact a un presidente negro; a Ibarra que desde 1998 supo ver la revolución tecnológica como el tren del progreso para Extremadura -¿Se entendería una Ciudad de la Salud en Cáceres sin su apuesta decidida por el Centro de Cirugía de Mínima Invasión que dirige magistralmente y en comunión con esa altura de miras su amigo Jesus Usón?; a Vara por ver en Soraya un icono de una nueva Extremadura nacida de esa evolución y arriesgarse en reconocerla antes de que represente en Moscú a toda España; y en el caso vasco, a todos los que precedieron a Patxi López para convertir al PSE en la referencia del cambio y del diálogo: “Soy hijo político de Ramón Rubial, de Txiqui Benegas y de Ramón Jaúregui”, repitió durante la campaña.

Para algunos, este domingo se ha limitado a las elecciones en una parte de España. Digno y demócrata es reconocer y felicitar por la victoria popular en Galicia. Pero, puestos a extrapolar, a nadie se le escapa que entre subir seis o siete escaños y sesenta mil votos en Euskadi, y un par de diputados en Galicia –los mismos que ha perdido en los comicios vascos, con el primer ejemplo del daño que puede hacer UPyD a su electorado- parece evidente que la traslación tiene más de un color. Y, más relevante aún, que –más allá de esa euforia colaboracionista entre unos y otros, que es tan positiva como saber integrar al PNV en el constitucionalismo- vuelve la socialdemocracia a ocupar la centralidad en la vida política de un territorio y la única fórmula que permite gobernar al mismo tiempo en Bilbao, Barcelona, Sevilla, Mérida y Madrid. Es la fórmula a la que recurre Obama para cimentar su New Deal ante la crisis y el cordón umbilical entre pasado y presente que obliga a ser más responsables y comprometidos ante una crisis global que no entiende de ismos excluyentes ni de inútiles dosis de crispación.



Diario HOY. 6 de marzo de 2009

Libro: “Memoria de Euskadi”. Autora: Mª Antonia Iglesias. Aguilar, 2009. 1033 páginas. 30 €

Sitios recomendados: Estaciones de ferrocarril de Lisboa y Madrid-Atocha