Zapatero en sus zapatos

24 09 2010

Hoy el PSOE de Extremadura celebra una conferencia política, antesala de lo que será su programa electoral


 

 

La política vive tan pendiente de lo que digan los medios de comunicación que da pudor defender la normalidad: partidos políticos haciendo política; sindicatos reclamando derechos de los que trabajan y –si lo consideran- huelgas con todo su envite; empresarios produciendo; los bancos siempre quieren más dinero; y los periodistas publicando noticias. La realidad no puede ser más divergente. Hay partidos y políticos que sólo piensan en cómo crear titulares de impacto, a costa de coherencia; empresarios que piensan en hacer dinero, produciendo poco o nada; sindicatos haciendo política; los bancos prestan escaso dinero para producir pero te venden una batería de cocina en el club del cliente; y una recua de opinadores –compitiendo por exhibir quién brama más- se desperdigan por tanta tertulia que llenan minutos a bajo coste en las TDT. Y para más pobreza se hacen llamar periodistas, o comunicadores.


Se rellenan minutos y páginas sobre las bonanzas y peligros de las primarias, se alinean con uno u otro candidato, pero nadie compara lo que ofrecen uno y otro: las simpatías se asocian con ver quién da mejor en televisión; peligrosamente, los ciudadanos identifican la política con funciones de bancos y empresarios antes que con el interés general; y como última pirueta en esta espiral de anormalidad noticiosa, hay políticos mediocres que abrazan el populismo de tertulianos barriobajeros para poder destacar: El paseo de Alicia Sánchez Camacho por Badalona instando a perseguir al gitano o al rumano es, aparte de un indicio de prefascismo, motivo para ser conocida antes de una cita electoral.


Hoy el PSOE de Extremadura celebra una conferencia política, la primera que realiza una federación regional de los socialistas. Si ya es difícil que un joven acuda a charlas, imaginen el fervor colectivo que despierta este evento, cuando Belén Esteban se erige en portavoz de barrio y cobra por ello diez veces más que el mismísimo presidente del Gobierno. Pero los partidos tienen que hacer política, exhibir sus valores que los distingan del otro. Antes de saber qué se aprobará, el estilo también cuenta para diferenciarse, no sólo en televisión: Varias fundaciones y organizaciones no gubernamentales participan en la redacción de esta ponencia ideológica que inspirará el programa electoral, cooperando de igual a igual con los afiliados del Partido Socialista en Extremadura. Ayer, José Antonio Monago le pidió a Guillermo Fernández Vara que ordene a los diputados y senadores del PSOE rechazar la carrera de competencias, por el mismo decreto con que su amiga Esperanza Aguirre regulará los servicios mínimos del 29-S y el Partido Popular en Badalona echaría a los gitanos. El presidente Guillermo Fernández Vara, antes de tomar una decisión, convocará a empresarios y a los líderes de los sindicatos firmantes del Pacto Social y Político, y optará por consultarles si ofrece algo para la región. Y para que todos encuentren el sitio que representan antes que un efímero titular. Y algunos partidos, y políticos, regresen a la Política.


Diario HOY. 24 de septiembre de 2010

 

Libro: “Romancero Gitano”. Autor: Federico García Lorca. EDAF, 2002. Madrid. 159 pags.

Sitio recomendado: Palacio de Congresos y Exposiciones. Mérida. Extremadura


Anuncios




El Sur también existe

16 10 2009

Los niños son la clave. Uno da la vida por todo y por todos a cambio de que los niños sean más felices en el futuro


Cada día que descubro una nueva letra de Serrat, o las rememoro, no por desconocidas dejan de producirme placer. Con cada escucha, me acuerdo de los cientos de extremeños que tuvieron que coger sus bártulos en cuatro días y poner rumbo a cualquier parte para poder sobrevivir. Fue el sino de hombres y mujeres de Extremadura, Aragón, Murcia o Andalucía. Los que no se fueron como obreros de la construcción, lo hicieron como policías o guardias civiles, una salida laboral casi obligada para una tierra con tan pocas alternativas como le dejó la posguerra a esta región de secano y de baldíos. La mayoría de ellos cuando se tuvo que industrializar España; desde el campo también se colaboró y aquel excedente de mano de obra agraria se empleó en fábricas de automóviles, talleres, comercios… En Cataluña y en Euskadi. También en Alemania. Hasta un hijo de ellos les salió cantante, y de éxito mundial, el bueno de Juan Manuel.

Hoy, las historias se cuentan con la frialdad de un documental como el último premio ‘López Prudencio’ de periodismo sobre los 50 años del Plan Badajoz o -un poco más cálidas- si uno se deja llevar por la poesía del nen del Poble Sec. Los desgarros no se pueden cantar, ni novelar. Los escritores deberían abstenerse de fabular sobre el sufrimiento o la intrahistoria de quienes tragaron con ese calvario interior: niños que se crían sin el contacto diario de su padre o, lo que es irremediable, los niños que nunca volvieron a verlos por la ira dirigida de unos desalmados o porque un hombre sólo y joven, trabajando en una ciudad, termina por complicarse la vida.

Ésa es la clave de Serrat. Era el ‘Nen del Poble Sec’, el niño que vio transformarse su barrio industrial en una nueva zona de servicios y urbanismo. El ‘Nen’ clamó la poesía de Machado, otro exilado por abrazar el uso de la razón y de la fé sin más bagaje que su maleta y sus libros. Eso llevo y eso traigo hasta que me llegue la muerte.

Ésa es la clave, los niños. Uno da la vida por todo y por todos a cambio de que los niños sean más felices en el futuro. Sólo los niños. Estamos en esta vida por ellos, por hacer más felices a los hijos e hijas (a ver cuando se iguala esto en el lenguaje y en las sucesiones). Los hijos propios y los ajenos. Todo porque sean más felices, más seguros, lo demás es puro espectáculo. Lo hace el militar en Kosovo o en Irak, el médico de una ONG, o el político cuando arriesga su vida en una declaración. Sólo por ellos, por los hijos. Sólo quien no los tiene, jamás podrá sentir el dolor que te rompe el alma cuando te dicen que dejarás de verlos.

Aquí tienen ustedes mi cabeza en el cadalso, arriba está mi fotografía. Dicen que no hay intelectuales comprometidos. Bórrenme del primer concepto, pero milito convencido en lo segundo, gracias a la educación. En el fondo, creo que es porque los salesianos fundaron el sindicalismo cristiano. Existe una fórmula que concilia los intereses, que se basa en la cooperación, en el pacto, en la economía de recursos porque lo único que se busca es el interés general… la paz. Lo hicieron nuestros padres en la Transición. Lo hizo el Rey y una generación. Hagan lo que crean con ella. Yo me bajo en la próxima. Es la mejor herencia que puedo dejarle a mi hijo, y a toda su generación: ¡Siempre Joven! -dijo Domingo Savio.



Diario HOY. 16 de octubre de 2009

Libro: “Antología poética”. Autor: Antonio Machado. Prólogo de Julián Marías. Biblioteca Básica Salvat, 1970. 190 pags.

Libro: “La música del hambre”. Autor: J.M.G. Le Clézio. Editorial Tusquets, 2009. 214 páginas. Precio 17 €.

Sitio recomendado: Extremadura







Derechos intelectuales

14 08 2009

Sólo el artista, como cualquier propietario, puede autorizar por escrito la difusión gratuita de su obra


La Sociedad General de Autores de España quiere cobrar al ayuntamiento de Zalamea de la Serena por una adaptación de la obra de Calderón de la Barca, que constituye su seña de identidad, es fiesta regional y moviliza cada verano a seiscientos vecinos. Su actual alcalde, Javier Paredes, ha denunciado esta actitud: “Es como si quisieran cobrar por contar historias de tu abuelo”, ironizó. No es la primera vez que la SGAE se embadurna de impopularidad. Hace unos meses quisieron cobrar derechos del cantante David Bisbal por un concierto en el que participó de forma altruista, a beneficio de una ONG. Llegaron a reclamar los de otro cantante tras una gala de alto caché, sin que lo solicitara, y siendo autor único de letras y música. Siempre que en el contrato no contemple que él, o su representante, abonarán las tasas por la propiedad intelectual, abogados de la SGAE acudirán al consistorio y lo responsabilizarán de la minuta como sustituto natural. Y sólo el artista podrá autorizar la difusión gratuita de su obra, por escrito.


La Ley de Propiedad Intelectual de 1996, remodelada el 7 de julio de 2006, tras ocho directivas europeas y el Tratado OMPI sobre Derechos de Autor, armonizó la reproducción, distribución y comunicación pública. Sus beneficiarios son los autores, artistas intérpretes o ejecutantes, los productores y las entidades de radiodifusión. Incluso, regula que la tutela de estos derechos post mortem no estarán limitados en el tiempo. Para los productores se limita a cincuenta años.

Al alcalde de Zalamea le piden 94 € por función y otros 24.000 más por otros conceptos y atrasos. Lo primero se ciñe a las tarifas como espectáculo sin taquilla, al aire libre y en el que los actuantes no perciben prestación económica. Los ayuntamientos pueden beneficiarse de una bonificación si se acogen al convenio entre la SGAE y la FEMP de 2007. En él se regulan actividades con taquilla (hasta diferencian el circo o la magia, de los bailes en fiestas patronales) y las gratuitas, que tienen distintas tasas según los habitantes, si son bandas de música, o si llevan soporte de vídeo o de televisión.

Pero la deuda que reclaman engordó durante once años. Entonces, operaba un convenio, firmado por la entonces presidenta de FEMP, Rita Barberá, y el Presidente durante todos estos años de la SGAE, Teddy Bautista. Ofrecía la misma bonificación para los ayuntamientos. Fijaba un canon por usos del repertorio de pequeño derecho: emisiones en radios, Tvs y salas de cine municipales, bailes públicos, verbenas, pasacalles. A quienes hoy califican como “titiriteros de la ceja” les encomendaron asesorar jurídicamente a los ayuntamientos, organizaban seminarios sobre propiedad intelectual, un máster en la Complutense de Madrid e, incluso, aportaban seis millones de pesetas, ocho en 2001, para compensar la difusión de sus actividades.

A nadie le gusta pagar. Ni una cerveza en un bar, ni un solar para viviendas. Cualquier joven se negaría hasta que se convirtiera en escritor, periodista, músico o empresario, y quiera vivir de ello. Otro asunto es si realmente estos derechos llegan al autor, si la SGAE actúa con la misma diligencia en Euskadi y cuántos “artistas” viven del cuento, que ha escrito otro. Pero ése es otro capítulo, que también requiere su esfuerzo, como ser alcalde hoy en Zalamea para pagar a fin de mes y ahorrarte esta publicidad nacional, sin cobrar derechos de autor.

Diario HOY. 14 de agosto de 2009

Libro: “Media docena de robos y un par de mentiras”. Autora: Mercedes Abad. Editorial Alfaguara, 2009. 204 pags. 17,5 €

Sitios recomendados: Zalamea de la Serena. Capilla Real. Ntra. Sra. de los Milagros







Las subcontratas

3 07 2009

Vara se ha comprometido en primar en los pliegos de contratación a las empresas dispuestas a pagar las subcontratas en un plazo de 60 días


Si pasean por unos grandes almacenes y un señor trajeado se acerca y susurra: “¿Puedo ayudarle en algo?” lo primero que les dará confianza es su placa con el logotipo de la empresa, su nombre y apellido, y responderán así a su amable ofrecimiento. Si no, esas mismas palabras podrían tener otras interpretaciones. Imaginen que, en vez de entre pasillos, se las hubieran susurrado al entrar en el vestidor o en el aseo, por muy apuesto que fuera un tipo sin placa de identificación. Es más; incluso, si ese dependiente lo contrató una marca de ropa o perfume, normalmente la lleva para que la confianza en la gran superficie se traslade al producto en promoción.


Digo esto porque funcionarios, temporales, voluntarios y asalariados de ONG,s o ayuntamientos entran diariamente en el espacio más íntimo de un individuo –su domicilio- con el fin de asistir a dependientes, entregar ayudas o alimentos, o valorar la situación social sin que se garantice siempre su vinculación pública o semipública. Hoy, más que nunca, tras detectar los primeros atisbos de picaresca contra nuestros mayores, confiados al prójimo en pueblos y barrios, se me antoja urgente identificar a cada sujeto que participa de esas políticas sociales por garantía y seguridad antes que por publicidad de unos servicios que, directamente o convenidos, son financiados con el dinero de todos. Nadie entendería a un policía o a la Cruz Roja sin placa o uniforme, ni a un doctor en un centro de salud sin bata blanca y su cruz del SES.


Muchas de las funciones públicas tienden a subcontratarse o a privatizarse. Ahí tienen a Huguet (ERC) y los ultraliberales acusando a los extremeños de disfrutar del 28% de su población funcionaria. Si sumáramos hospitales privados, centros educativos concertados, concesiones administrativas, empresas públicas o mixtas en Madrid o Valencia, algunos de esos territorios nos superarían en porcentaje de empleados que reciben un sueldo gracias al presupuesto público. Y en no pocos casos, los identifican con logotipos y competencias que confunden ese concierto con la matriz administrativa que legitima su función. Sólo cuando invaden la capacidad sancionadora en una zona azul o quieren cobrarnos impuestos o tasas nos acordamos de sus límites.


En Extremadura las contratas de lo social han recaído hasta la fecha en convenios con entidades sin ánimo de lucro u ONG,s, antes que eclosionara la Ley de la Dependencia para abrir un sector emergente y esperanzador. No es así en la obra pública donde los adjudicatarios descargan muchas funciones, específicas o no, en otras empresas más pequeñas. La medida aprobada por Vara de primar en los pliegos de contratación a las se comprometan a pagarles en 60 días desde el abono de la certificación o, incluso, que la propia Junta les pague a cuenta, materializa un compromiso político para los más débiles y los que antes sufren la picaresca, que la hay en todo sector y familia.


Ahora sólo falta que esas subcontratas las identifiquen como colaboradoras, contratadas o convenidas desde lo público, y no sólo para legitimar a quien corta el tráfico por obras en una carretera, sino para garantizarle también su seguridad laboral. En Badajoz, tras lo ocurrido en la comida del PSOE en ferias, piensan acreditar a los intrusos para que se corten de llevarse bolsos y teléfonos ajenos. Porque un(a) pícaro(a), se te cuela en cualquier ámbito de la vida.

Diario HOY. 3 de julio de 2009

Libro: “El Lazarillo de Tormes”. Anónimo. Edición prologada por Francisco Rico y Bienvenido Morros. Guida Editori, 2005. 18ª Edición. 191 páginas.

Sitios recomendados: Residencias de Mayores en Extremadura. El Encinar de las Cruces. Don Benito (Badajoz)