Teoría de Juegos

28 05 2011

El PP debe exponer su programa de gobierno, ser el primero en intentar formarlo en la sesión de investidura

Anoche el PP de Extremadura celebró un acto en el Palacio de Congresos de Mérida para festejar su victoria electoral en Extremadura por mayoría simple, la única comunidad autónoma donde no arrasaron del todo al PSOE, aún con más alcaldías. Corre paralelo a una plataforma impulsada en las redes sociales por simpatizantes populares reclamando “que gobierne la lista más votada” y constituye, junto a las entrevistas concedidas por el candidato popular al sillón esta semana, una estrategia angustiosa para activar en la opinión pública extremeña esa necesidad, y maniatar así la decisión legítima de IU durante los próximos días.

El PP extremeño ha incumplido su máxima en decenas de localidades como Calamonte o Jerez de los Caballeros. Allí han gobernado en contra de la lista más votada. De igual forma llegaron al poder en Canarias, donde un pacto con los nacionalistas de Coalición Canaria enterró los once diputados y cien mil votos que les sacó el PSOE en el archipiélago. Es la recurrida ley del embudo. Tras esta populista operación, lo que ponen en duda es un principio básico: que la soberanía popular recae en el poder legislativo, a través de sus representantes, e incumplen con ella la separación de poderes, en este caso confundiendo a propósito el ejecutivo con el legislativo. El PP debe exponer su programa de gobierno, ser el primero en intentar formarlo en la sesión de investidura pero –como en democracia- tras obtener la mayoría absoluta en primera vuelta, o la simple en la segunda. Son las normas para eso, y lo demás.

Respetar la decisión de IU en Extremadura, sea cual sea su tiempo y su procedimiento, se demuestra con el silencio. Durante los primeros días cada una de las tres formaciones se ha definido: Vara –con 22.000 votos más que en las municipales- apostó por la estabilidad desde la mayoría social de izquierdas; el PP desprecia esa decisión y su aspirante se hace llamar “Presidente”, ocurra lo que ocurra, apelando al rencor de quienes tienen que decidir. No es nuevo, ya lo hacía antes de las elecciones. E Izquierda Unida sabe que de tanto enseñar las llaves puede terminar perdiéndolas y -como la canción- terminar en “matarile/rile/ron” ante las próximas elecciones generales. El incentivo de traicionar un pacto de izquierdas puede ser superado por la amenaza del castigo e invita a un resultado cooperativo. IU afronta el dilema del prisionero en cualquier teoría de juegos. Estudia ahora la elección óptima cuando costes y beneficios no están prefijados, depende de su elección pero saben –como cualquier matemático- que el egoísmo podría perjudicar a los jugadores. Hay juegos de suma “no cero”, cuando la ganancia de un jugador no se corresponde con la pérdida del otro y cada jugador termina en una posición mejor que si no se hubiera dado la negociación. No caben juegos, como el póker, “de suma cero” porque en este caso, el tablero o la banca ficticia es el interés general de Extremadura. El dilema del prisionero fija criterios maximin y mínimax: si cada jugador persigue su propio beneficio ambos jugadores obtienen un resultado peor que acordando el equilibrio. Conocidas las estrategias, cada cual intenta minimizar sus pérdidas ante el mandato que sentenciaron los extremeños: que nadie gobierne sin saber del otro. IU conoce que la banca –Extremadura- siempre gana; en este caso, debería hacerlo.

Diario HOY, 28 de mayo de 2011

Libro: “El dilema del prisionero”. Autor: John Von Neumann. Grupo Anaya Comercial. Madrid, 2005. 422 pags.

Sitio recomendado: Palacio de Congresos y Exposiciones. Mérida. Extremadura





La profecía de los planetas alineados

29 02 2008

Hay ciudadanos que no votan por ideología, por valores, con el corazón. Votan siguiendo un utilitarismo que respalda en otras latitudes a formaciones como Coalición Canaria o CiU

El 5 de mayo de 2000 la Tierra se alineó con otros cinco planetas más, un fenómeno inédito desde 1962 y que no se repetirá hasta el 22 de abril de 2438. Las semanas previas, brujos y cenizos promulgaban la llegada de un sinfín de cataclismos y nos metieron el miedo en el cuerpo hasta a los escépticos. Como el famoso ‘Efecto 2000’ que iba a paralizar los ordenadores con la llegada del siglo. Las predicciones astrológicas no tienen fundamento científico. Ni siquiera las alineaciones son perfectas porque los planetas no giran a la misma altura. Pero es cierto que ese fenómeno incrementa en un 2% la fuerza gravitatoria que ejerce la luna sobre nosotros y produce las mareas.

Durante los noventa, una serie de baratos Nostradamus, que respaldaban a los nacionalismos, repitieron que las mayorías absolutas, sobre todo del mismo partido y en distintos gobiernos, perjudicaban a la democracia. Estos cuatro últimos años la mayoría de gobiernos locales, el autonómico y el nacional se han alineado en Extremadura bajo el mismo eje partisano. Y en estos cuatro años se ha doblado la inversión del Estado: De 1.160 millones de euros en la legislatura 2000-2004 a 2.700 en la actual; es decir, pasamos de 1.069 euros por extremeño a 2.488, un 21% más de fuerza gravitatoria sobre los presupuestos cada año. Y se han adoptado medidas como incrementar un 26% las pensiones mínimas que afectan a 124.000 jubilados de los 201.000 censados en nuestra región por la Seguridad Social, caso único en España.


Hay ciudadanos que no votan por ideología, por valores, con el corazón. Votan siguiendo un utilitarismo que respalda en otras latitudes a formaciones como Coalición Canaria o CiU, capaces de mercadear ante mayorías insuficientes desde la misma noche electoral y extender hipotecas contrarias a los intereses generales de un Estado a cambio de su alineamiento parlamentario. Para ese tipo de votantes, estos datos demuestran que las etapas de mayorías consolidadas y del mismo color político en Madrid y en Extremadura reportan mayores avances en autovías, en incentivos empresariales o en financiación de políticas sociales. Y, además, evitan que se paralicen proyectos -como la remodelación del Cine María Luisa en Mérida, o de la margen derecha del Guadiana en Badajoz hasta hace unos meses- cuando el interés ciudadano se convierte en arma arrojadiza entre partidos políticos. No esperen que hable de los debates. Tras el del pasado lunes, mi anterior predicción sobre el cambio de estilo de Rajoy se diluyó en esas dos horas. Tan breve como increíble. Me han enviado un DVD de Pajares (‘Brujas mágicas’, se llama la comedia). Detalle de un lector de Miajadas: «El que gana con esa agresividad es Pedro J. -me decía-. A ése, Rajoy lo teme más el 10-M que mi perra al agua caliente»… Y José Frade, -le dije yo-, el segundo marido de Norma Duval, productor de esa burla sobre la inquisición. Y quien, por esa «obra de arte», también cobra derechos de la SGAE.


Diario Hoy. 29 de febrero de 2008

Libro: “Galileo Anticristo”. Autor: Michael White. Editorial Almuzara. 368 pags. Precio: 17 €.

Libro: “Un gran sueño”. Autor: Felipe Ugalde. Editorial Kalandraka, 2009. En castellano y euskera. 36 pags. 15 €

Libro: “Senderos Celestes”. Autores: Carlos Rodríguez y Jose M. Mariscal. Diputación de Badajoz, 2006


Sitio: Cielos estrellados de Extremadura donde se distingan los skylines de la dehesa, de un pueblo y su campanario. Desde el campo se ve la limpieza del cielo extremeño.