London Calling

14 08 2011

Si quieren cortar redes, nunca por los cupos de profesores, como en Valencia. Aquí aún no sabemos si también lo sufriremos

Chelsea tiene 18 años y está detenida, como otros 922 jóvenes, por los disturbios en Inglaterra. Era voluntaria para los JJ.OO de Londres 2012, los que ganaron a Madrid porque –entre otros motivos- Alberto de Mónaco afirmó que el terrorismo configuraba a España como “demasiado insegura”. A un año de que comiencen, Londres ve pelotas de goma y cañones de agua. Antes, se destinaban a repeler las manifestaciones en Irlanda del Norte, cuna del terrorismo del IRA. Ahora, las secuelas de su “kale borroka” llega a España, a Lloret de Mar. El turismo etílico que facilitan vuelos a bajo coste, con todo incluido desde Manchester o Birmingham, desembocó en enfrentamientos a los Mossos de Escuadra: 22 heridos y 20 detenidos. Los jóvenes ingleses que arriban a la costa española insertan ya en su programa de fiestas el balconing o la lucha callejera como un incentivo más, que supera a la tomatina de Bunyol y lo iguala a la quema de cajeros.

A Chelsea le imputan que asaltó una tienda de Vodafone y lanzó un ladrillo a un coche de policía: “Ha sido el mejor día de mi vida” –declaró al juez. Ahora, su primer ministro, Cameron, quiere sacar al ejército a la calle y censurar las redes sociales que, por telefonía móvil, congrega a miles de personas para asaltar comercios. No se trata de un motín político –como en Madrid, Atenas o Tel Aviv- sino el triunfo del consumismo con efectos perversos: envidia por no tener más. Esos jóvenes ven en sus televisores, sus teléfonos conectados a Youtube, o en el barrio de al lado un mundo de lujo y riqueza. Su lema es “Agarra las zapatillas o la videoconsola, y corre”. No hay mayor ideología que reconocer –como lo hizo el ultraliberal Cameron en el Parlamento- que asistimos “a una pérdida de valores”. Entre los detenidos está también un profesor de Primaria de 31 años, que se queja de pagar 550 libras por el alquiler cuando gana mil. Si alguien se la juega en una patera o se lanza al pillaje callejero es porque –a diferencia de sus padres- sí saben que es pobre. Hoy todo se retransmite; hasta su frustración y los recortes públicos.

Populismos fascistoides como Aída Nízar o la Esteban, escoltada por la estética de los hermanos Matamoros, inundan la televisión. Triunfa el rencor social. En 1981, tanta desigualdad despertó una cultura musical sin igual. Margaret Thatcher aprobó una subida impositiva -Riots Poll Taxes- y un grupo punk lanzó un himno en contra: London Calling. Dos días antes de las revueltas, el Comité Organizador de Londres 2012 lo sugirió como sintonía oficial de los JJ.OO. Ahora, se lo piensan. Comerciar con ese canto a la rebelión ya no vende. Ardió hasta el centro de música independiente en el barrio de Enfield, Y, mientras, Justin Bieber, un adolescente de la edad de Chelsea -la voluntaria olímpica- con 58 millones de dólares en su cuenta bancaria y once millones de seguidores en Twitter, se burla de un empleado en una hamburguesería y huye sin pagar. Está en la Red. Si quieren recortar, comiencen por ése video, no por los cupos de profesores, como Valencia. Aquí no sabemos si también lo sufriremos: “Londres llama a lo más alto del globo; y después de todo esto: ¿No me darás una sonrisa?”, decía la canción de The Clash.

Diario HOY, 13 de agosto de 2011

Libro: “Trafalgar” (Episodios Nacionales I). Autor: Benito Pérez Galdós. Cátedra, 2005. 238 páginas.

Sitio recomendado: Barrio de Tottenham. Londres. Inglaterra





Píldoras para jaquecas

15 05 2009

Antes de que lo propusiera ZP, aquí le pusieron un ordenador y pizarras digitales a los alumnos en el aula y, ahora, portátiles


En Londres ha abierto una librería sin libros ni estanterías. Se trata de un local dotado con tres o cuatro ordenadores, dos impresoras potentes y varios terminales para grabar los libros desde Internet. El emprendedor inglés paga licencias y derechos de autor para ofrecer una amplia bibliografía. Uno llega allí y puede llevarse El Quijote impreso en fotocopias, con tapas bermejas, verdes o añil, según decores el salón. Otros, ni siquiera contribuyen a la tala de árboles y se llevarán Hamlet o La Hojarasca en un lápiz USB o en esos soportes llamados E-books, como un móvil grande que permite pasar sus páginas deslizando el dedo por su pantalla.

La prensa escrita sabe de las consecuencias de este cambio de sistema. Hay más lectores en sus ediciones digitales, se han reducido las ventas en papel y la publicidad se reconduce a ese espacio electrónico que mantiene la marca del diario como valor de atracción. Ya fabrican ordenadores con materiales biodegradables, energía solar y software libre, el que no paga licencias a empresa alguna. Lo ha presentado la Fundación del Conocimiento Libre en Madrid, bajo el auspicio de Richard Stallman, el gurú de este movimiento.

En Extremadura se apostó por Linex, el software libre, desde el comienzo de la alfabetización tecnológica a finales de los noventa. Incluso, antes de que lo propusiera ZP, aquí les pusieron un ordenador y pizarras digitales a los alumnos en el aula y, ahora, portátiles. Esa apuesta, existosa según la voluntad de cada usuario, ahorró dinero a la Administración y ha provocado que alguna multinacional haya ofrecido a la Junta paquetes informáticos a precio de costo o, en algunos casos, regalados. Si la gran pregunta de esta crisis es a qué sector dirigimos la actividad económica, parece claro que la industria del conocimiento debe ser uno de esos huecos, junto a la agroindustria o las fuentes energéticas. Y en el caso de la sociedad de la información, ambos intereses habría que conciliarlos.

El consorcio IDENTIC, formado por las dos diputaciones y las universidades populares, y que gestiona 291 Telecentros en otros tantos municipios extremeños, ha creado una enciclopedia audiovisual en Internet que se nutrirá con píldoras de un minuto. Deben concentrar -como en un spot- el mensaje y las imágenes para conocer todas las materias, una a una, en ese tiempo tasado. Será libre, grauita y participativa. Pero, sin aportaciones de la gente, que comenzará en nuestra región, en Uruguay, Bolivia y Nicaragua, este proyecto nunca podrá retroalimentarse y crecer: Así nació Wikipedia, la enciclopedia textual más amplia en Red. Ahora, con Micropedia.tv, ese límite de tiempo obliga a ser más creativo, conceptual, breve e igual de generoso porque todo eso quedará exento de rendimiento comercial. Es un ejemplo de la ética Hacker, la ética de innovación iniciada por Pekka Himanen: innovar sólo por el placer de crear, no por ganar dinero… aunque todo creador sabe que, si tienes ideas, terminas por tenerlo.

Estoy deseando ver las primeras sobre la crisis. A ver si alguien ilustra cómo salir lo antes posible de ella. Por lo visto en el Debate de la Nación, sé quien no dispensará receta alguna: Si Rajoy no tuvo tiempo para enunciar o respaldar una sola medida en su intervención, tasada en 45 minutos, cómo se las arreglaría para concentrarlas en pildoritas de a minuto: ¡Menuda jaqueca!



Diario HOY. 15 de mayo de 2009

Libros: “Algunas ideas buenísimas que el mundo se va a perder”. Autor: Alberto Olmos. Editorial: Caballo de Troya. 304 páginas. España. 2008. Precio 19,40 €

Sitios recomendados: Uruguay, Bolivia y Nicaragua. En la foto, plantación de hojas de coca en los Andes






Acentos vagos

3 04 2009

¿Cómo cuadramos entonces que la política hídrica sea competencia del Estado pero apoyemos un estatuto andaluz que reclama para sí un río que atraviesa también Extremadura?


El prólogo a las reuniones del G-20 lo dictaron en inglés Obama y Gordon Brown. Apostaron por lanzar al mundo un “mensaje de confianza” y aseguraron que cerrarán con el resto de países “un acuerdo global” porque “el mundo ha decidido estar unido”. En definitiva, los dos mandatarios han coincidido en que sólo una posición coordinada en la comunidad internacional “podrá dar a la gente confianza en el futuro”.

La moderación de Obama ha contrastado con la agresividad escénica de Sarkozy, quien amenazó en francés con levantarse de la mesa si no se fijaban compromisos firmes en la regulación del sistema financiero. Sarkozy formó parte de los gobiernos conservadores en Francia durante esta década, se ha maquillado y se presenta hoy ante la opinión pública más próximo a los objetivos de Zapatero en esta cumbre. España, octava economía mundial, se integra definitivamente en el G-20 y en el Foro de Estabilidad Financiera con la intención de eliminar los incentivos que han provocado abusos y codicia, terminar con los paraísos fiscales, mayor protección social para trabajadores, familias y empresas con dificultades, y garantizar que todos los países obtengan financiación para su desarrollo.

Si la Cumbre en Washington fue la del consenso, Londres debe dar paso a la decisión y la permanente cooperación. No parece lógico, por tanto, que tanto en el territorio nacional como en Extremadura encuentren simpatías aquellas posiciones que arman un conflicto para después presentarse ante la ciudadanía como bomberos ante ese mismo fuego, o persistan en la lucha entre territorios como fuente del populismo.

En la prensa siempre hay hueco para llamar “señoritos” a los socialistas. Esta vez ha sido, para mayor sorpresa, Javier Arenas Bocanegra, ese candidato tan perenne a la Junta de Andalucía como su moreno arrebatador, su gracejo sevillano y sus zapatos lustrados. Llegó a Mérida y llamó señorito a Galea, el de Alconera; a Adela, la de Garbayuela… a tantos y tantos concejales y simpatizantes que no saben de rayos uva ni fueron nunca ministros para después regresar a la búsqueda de la confianza entre sus vecinos.


Pero preocupa más el desprecio con el que califica el foro de CC.AA. que está impulsando el presidente extremeño, Fernández Vara, quizás la mejor traslación de esa apuesta por la cooperación dentro de España: “Vaga” fue el calificativo que utilizó para esa idea. Revelador. ¿Cómo cuadramos entonces que la política hídrica sea competencia del Estado, pero votemos a favor de un Estatuto en Andalucía que reclama para sí un río que atraviesa también Extremadura? ¿Cómo hacerlo y encender con Valdecañas un conflicto parlamentario, que no existía, si no es sólo para aparecer simpático en una provincia demasiado lejana a tu trayectoria política? Vaga es la coherencia de ambas posiciones al mismo tiempo y vago es el acento extremeño que olvida preguntarle a su conmilitante Arenas por qué el Guadalquivir es sólo de Andalucía, blinda el Tajo en Castilla, lo reclama en Murcia, o se opone al oleoducto de la refinería que públicamente apoya ya este PP en Extremadura. Sarkozy pronuncia mejor o, por lo menos, es audible desde la distancia.

Diario HOY. 3 de abril de 2009

Libro: “Guadiana 2008”. Autor: Jorge Soubrier. Confederación Hidrográfica del Guadiana, 2008. 260 pags.

Libro: “El final del desfile”. Autor: Ford Madox Ford. Editorial Lumen. 1.056 pags. 35,9 €

Sitios: Alconera. Provincia de Badajoz






Estoy en crisis pero aún creo

15 06 2008

El eje Washington-Londres-Madrid nos llevó a Irak. Decían que bajaría el petróleo. Hoy el eje Roma-Berlín-París quiere que trabajemos 65 horas a la semana para pagar la fiesta


Un informe del Congreso de los Estados Unidos de Norteamérica ha revelado que las dos bajadas de impuestos acometidas por la administración Bush, en 2001 y en 2003, beneficiaron, sobre todo, a los ciudadanos que ganan más de un millón de dólares al año, reduciendo sus obligaciones en casi un 20% anual. El candidato republicano que lo intentará suplir, el senador McCain, ha prometido en campaña rebajas por valor de otros 2.000 millones de dólares para las grandes empresas. Sólo a la petrolera Exxon le quiere bajar los impuestos en 1.200 millones. El petróleo ha doblado su precio en ese país. En España, Portugal y Francia la subida de los carburantes –hay quien pronostica que no parará hasta llegar a los dos euros el litro- ha provocado los primeros cierres patronales –no una huelga- de los autónomos, esos pequeños empresarios que no saben cómo amortizar los camiones comprados durante aquellos años. Quieren toda Europa para sus mercancías pero son incapaces de denunciar y paralizar a los piratas que trabajan por debajo del coste de los portes: ¿Quién tira la primera piedra? Se han quedado con la escoba tras el encantamiento que el precio del dinero (Euribor al 1,9% en el mismo 2003 y hoy un 5,5%) les lanzó a dejar de ser asalariados y hacerse jefes. Como algunos capataces de obras que compraron suelo y hoy ni con nuevos planes urbanísticos mantienen su valor de compra. Transportistas, pescadores, taxistas –¿Y por qué no líneas de autobuses, representantes de comercio, ambulancias…?- dicen que el Gobierno -¿Cuál de ellos en Europa?- imponga tarifas mínimas: ¿Y la libertad de mercado y de fronteras?. Si no, aquí no se mueve ni dios. En 2003, el año de las rebajas, el Eje Washington-Londres-Madrid nos metió en una guerra en Irak. Ana de Palacio dijo que bajaría el precio del petróleo. Sería la más inmediata consecuencia. Mentira. Tras la Primera Guerra Mundial se fundó la Organización Internacional del Trabajo. Limitó la jornada laboral a 48 horas semanales. Hoy el eje Roma-Berlín-París apoya ampliar la jornada de trabajo hasta las 65 para pagar la fiesta. ¿Sigue siendo Rajoy el amigo de Merkel y Sarkozy? Es imposible defender rebajas de impuestos y encomendarse al dinero de todos para que palie estas consecuencias. Es como Esperanza Aguirre, que pide más para Madrid pero rebajó todos los impuestos cedidos y recurrió con los que Extremadura pretendía gravar la caza, la producción de energía o los solares inactivos. ¿Y nosotros somos los subsidiados? Los conflictos que genera su modelo no nos dejan ni vender la fruta de las cooperativas, que pagan sus impuestos aquí porque se crearon con nuestro autogobierno. Y la banca ha cerrado el primer trimestre de 2008 con un 10% más de beneficios que el pasado año: ¡Menos mal! Caso de pérdidas también lo repercutirían en Juan Español. Estamos todos pillados. No acepto lo de siempre: la izquierda para las crisis, la derecha para la bonanza. Como cuando la reconversión industrial de los 80. Me he hecho un altar. En un lado, velas a David Villa; en el otro, a Barack Obama, que tiene carita de San Martín de Porres. Necesito rezar. Pero hacerlo en silencio. Desde luego, los que menos derecho tienen a hablar, que se callen. Y arrimen el hombro. Aún creo en otro mundo.

Diario HOY. 15 de junio de 2008

Libro: “San Martín de Porres. Biografía del siglo XVII”. Autor: Bernardo de Medina. Editorial Jus, 1964. Digitalizado el 29 de enero de 2008 en google books. 247 pags.

Sitio recomendado: Capitolio, sede del Congreso de los EE.UU. Whasington.