Extremadura de leyenda

20 03 2010

Podríamos consensuar una ley educativa en España y Extremadura que estabilice para décadas itinerarios y conocimientos

Turespaña recogió las llaves del que será futuro parador nacional de Badajoz. Cuando definan las obras, habrá que ponerle nombre a salones, suites o patios. Alguien deberá recordar que Carlos IV durmió allí cuando vino a la ciudad invitado por Godoy, que el Museo Arqueológico aún guarda en su almacén la corona real del escudo de portada, que Lady Smith debería ilustrar una habitación y que nada mejor que retomar “San Sebastián” para el spa sanitario y el balneario que albergará el edificio. Habría que rescatar un fantasma, un mito o una leyenda que revista de halo misterioso esas futuras estancias y devuelvan al fantasma de la monja paseando por los pasillos del antiguo Hospital o al capitán Sebastián Montero de Espinosa en el patio de los pozos, aunque ése no fuera el solar donde moró.


Eloy Martos dibujó un “Mapa de Cuentos y Leyendas de Extremadura y el Alentejo”, como Lauriño o Guillermo Lineros sobre sus mitos: Juan Colorín en el castillo de Azuaga, la torre de las Siete Ventanas de Badajoz, las nieblas de la mártir Santa Eulalia, la “amarga cena” de la princesa Leila en el castillo de Magacela, la serrana de La Vera o el milagro del arroz en “San José” de Olivenza. Además, en días de deslealtad entre políticos por revelar demasiados datos sobre las cajas de ahorro extremeñas y de esperanza para la rehabilitación de la Alcazaba pacense, se antoja oportuno el mito de la Puerta de la Traición, contra la que Alfonso Enríquez chocó y, en su huída, quedó a merced de Fernando II de León. Leyendas que darían un atractivo adicional al turismo: juegos educativos sobre templarios; comenzarían en los castillos de Nogales, Burguillos, Alconchel, Alburquerque, Feria, Zafra o Fregenal y acabarían en la torre sangrienta; o seguir la pista a los nietos de Belador, el único toro indultado en Las Ventas, y que pacerán con otros Vitorinos por Moraleja. No tan distinto a los cuentos que Washington Irving inventara sobre Granada y que, con el tiempo, arrastró hasta allí al mismo Bill Clinton en visita oficial; o lo que Hemminway ideó sobre Pamplona y sus sanfermines. Para eso, un país sin tanta historia como EE.UU fue capaz de uniformarnos en consumo y de prodigar sus leyendas gracias al cine, al cómic y a la TV.


Vienen tiempos para la épica y para gobernar con menos recursos y más imaginación. Repararemos en detalles que antes nunca creímos que aportarían valor, tanto para salir a la búsqueda de otros mercados, como para llamar la atención entre quienes nos visitan. Como mejor contribución desde la política, ya podríamos consensuar una ley educativa en España y Extremadura que estabilice para décadas itinerarios y conocimientos entre los jóvenes, ésos que afirman que Facebook es su vía de información. La mayoría ni oyeron hablar de estos mitos regionales. El IES Cuatro Caminos de Don Benito se ha convertido en un High School y sus alumnos se han sumergido en el great american dream, comen cookies y brownies y las niñas -como la novia de Pau Gasol- quieren ser cheersleaders. Pero en el país de Obama el himno y su bandera es la de todos, no un trapo que se arrojan entre ellos. Sin tantas historias.



Diario HOY. 20 de marzo de 2010

Libro: “Extremadura de Leyenda: Historias y Leyendas de Extremadura”. Autor: Manuel Lauriño. Edit. Almuzara 2010. 240 pags. 17 €

Sitio recomendado: Torre sangrienta y castillo templario de Jerez de los Caballeros.






Imagine

28 11 2009

Hay docentes que cooperan para que los alumnos pasen por el calvario de disipar sus castillos en el aire


Escojo esta canción del ex beatle, un himno al idealismo, para titular en una nueva etapa del diario HOY este milenio: “Imagina a la gente viviendo en otro mundo”, dice Lennon, cantante de la paz. La imaginación es el triunfo de la razón. Ilustra el progreso del mundo. La luz de la resurrección para los creyentes tras la muerte. Los avances de la humanidad nacen de ella. Es la bisectriz que une Cervantes, Saramago y el Guzmán de Alfarache, de Mateo Alemán. La proyecta hasta el realismo mágico latinoamericano, más allá de interpretar hechos novelados que definen a la Biblia, al Corán o “El siglo de las luces” del musicólogo cubano Alejo Carpentier.


Como el sol y el agua, da vida a la tierra. Alumbra el futuro. Ahora que copiamos modas de films o videojuegos, cobra más valor Miró, la música de los ochenta, el misterio del carnaval veneciano, chispa y fantasía en Río, Cádiz, Tenerife o Badajoz. Vive la Sevilla de Velázquez y Murillo, jarana del señorito, gitana que vende flores, ciudad donde llaman imaginería al arte religioso, que guarda sueños en el Real Archivo de Indias –muchos extremeños- hechos realidad.

No existe estrategia militar más eficaz. El caballo de Troya o fortalezas de frontera –la Vauban- son patrimonio de la humanidad. Con la ciencia, inspira la investigación: centros tecnológicos en Masachusets y Monterrey; el CTAEX transforma vegas y viñas en alimento; o en el previsto para el cerdo en Zafra. Creación, el ágora, pregón del Gabinete de Iniciativa Joven, batalla al pasado. Implantamos alimentos saludables en comedores, vacunas… y aún colegios o universidades tratan a los alumnos como pencos. Docentes que cooperan para que pasen por el calvario y disipar sus castillos en el aire. Comulgan con ruedas de molino cuando parece delito persistir con tan primitivo método. Fabrican frankensteins. Aniquilan sus almas para sumirlos en rotondas denunciables: ya los premian, como ratas de Paulov, con un quesito como aprobado; ya, como titís, excursiones o paseítos en barca. Para más inri, cien millones de niños no van a la escuela. No recogen ideas de baldes en el patio de juegos para perjuicio de la comunidad. Mantienen el “quien mucho abarca, poco aprieta” en este siglo de Internet. Para tanta memoria, Extremadura adquirió el computador Lusitania.

Imaginar no es un don, ni un lema publicitario: “Cuanto más trabajo, más inspiración tengo”, decía Picasso. Quienes recurren a botellas, porros o pastillas sólo aparentan por un instante ver la luz. Creen que borrachos y niños dicen la verdad. Terminan por pegarle patadas sin tono ni son, o abren el tiro al blanco, cuando se escapa. Otros optan por lo más cómodo y costoso: contratan a dedo creadores fuera de su ciudad. Olvidan artistas propios. Mantienen la barrera y renuncian a despeñarse, asidos a su caja de seguridad. Hubo, y hay, alcaldes sin ilusiones, presos de rutinas, calvos de ideas, antes de imaginar una ciudad más sostenible.

Ideas, poder de los hechiceros en las tribus. La magia sacó al genio de la lámpara. Hasta para la falsa denuncia de Floriano contra las escuchas del SITEL regala la mejor respuesta. La dio el ilusionista Robert Blake en el teatro López de Ayala: “No le dé más vueltas. Todo lo que usted ha visto –ha leído, en este caso- es sólo producto de su imaginación”.

Diario HOY. 28 de noviembre de 2009

Libros: “Don Quijote de la Mancha”. Autor: Miguel de Cervantes Saavedra. Varias eds.

Libro: “Vida y hechos del pícaro Guzmán de Alfarache: atalaya de la vida humana” de Mateo Alemán. Volumen 33 de la Colección de los mejores autores españoles. Bandry, 1847. 482 pags.

Libro: “El año de la muerte de Ricardo Reis”. Autor: José Saramago. Punto de Lectura, 2004. 600 pags. 10 €

Libro: “La encantadora de Florencia”. Autor: Salman Rushdie. Editorial Mondadori. 336 páginas. 23 €

Libro: “La educación de Hopey Glass”. Autor: Jaime Hernández. Editorial La Cúpula. 18 €




Sitio recomendado: Fortificaciones de frontera. Muralla Vauban. Badajoz






El fuera de juego

20 11 2009

Extremadura marcaría un hito en la historia aplicando la tecnología digital al deporte escolar para restituir la justicia a esta norma

Será una leyenda. Si el fútbol femenino, junto al baloncesto en silla de ruedas, son los deportes de equipo más laureados en la región, nada tiene que ver el sexo. Aunque la televisión enfoque antes una rubia desnuda en la grada que calzada con botas de tacos, el fuera de juego es una raya imaginaria que –como el avant en rugby- sólo aprecian los jueces. A los atacantes que especulan arriba, un paso delante de la defensa les achica espacios y los retrata tiesos e inhábiles.

La retina aún guarda obras de arte en el fútbol: México “entronizó” a “O Rey Pelé” y años más tarde, a su vera, a Diego Armando Maradona, el Curro Romero, con iglesia propia y feligreses. Los futbolistas son hoy religión: gladiadores colgados de paredes, sus camisetas en los roperos, iconos en un nuevo santoral laico del borrego de oro… Toda una herejía para muchos. Como indianos, llegan desde más allá del mar para vender cortésmente su alma y su cara al marketing, y asistir a fiestas de alto copete. Nada globaliza como el fútbol y provoca el efecto llamada en la inmigración.



También es rosario de espinas: partidos amañados por apuestas, violencia… Hasta en los pabellones hay espinillas rotas con el fútbol sala, aunque la cruz se la llevan las pistas de cemento en barrios y riberas. La FIFA ha regulado antes las superficies de juego o el alcohol en los estadios, que la aplicación del vídeo al fuera de juego. Con el césped sintético reducen personal, lo usa la base, tapan viejos drenajes, disparan el agua caliente en los vestuarios y, cuando se esconde el sol, los iluminan como puentes en una ciudad: ¿Pero cómo garantizamos tirar un fuera de juego?

Si alguien lo apadrina, Extremadura puede marcar un hito en la historia del deporte. Abriríamos una sima aplicando la tecnología digital al deporte escolar, de su competencia. Occidente la tiene desarrollada como para restituir el fuera de juego como una regla de igualdad, libertad y justicia en el juego. Ahí está la Escuela Regional de Fútbol, prevista a pocos metros de la estación internacional del tren de alta velocidad en Badajoz-Elvas y de la autovía Madrid-Lisboa, una facultad del Deporte y otra de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Extremadura y –como efecto dominó- centros de tecnificación y ciudades deportivas para el resto de disciplinas. No sólo cooperaríamos en medicina deportiva o formación con Europa, África y Latinoamérica, sino que diversificaríamos fuentes para unificar la interpretación de normas entre futbolistas y árbitros. Este sábado un rubiales irlandés, al final amigo, que parecía trabajar en un call-center, se tragó dos penalties. Sólo pitó el último. No era el calvo Pier Luigi Colina.

Así, perfeccionaremos lo que se aprende de padres a hijos, terminarán las “manos de Dios”, echar a la calle al infractor no será una lotería y sabríamos las verdades del barquero. Quien no lo acate podrá sintonizar, con amor, La Noria o DEC los sábados en su televisión, tirarse al monte o colapsar las urgencias del hospital. El fútbol es el deporte Rey, el único que mueve masas y está, por vez primera, en nuestras manos devolverle su regia dignidad.

Diario HOY. 20 de noviembre de 2009

Libro: “Antología Poética”. Autor: Pedro Salinas. Editorial Alianza. 191 páginas. 6,5 €

Libros: “El fútbol ibérico en su intimidad” y “O futebol no seu íntimo II”. Autor: Paulo Canhao. GIT de la Junta de Extremadura (i). Mérida, 2002. Indugrafic Artes Gráficas (ii), Badajoz, 2005.

Sitio recomendado: Clubes de Badajoz del deporte base con los campos de fútbol donde juegan sus encuentros. C.P. Flecha Negra en los federativos de La Granadilla








¿Qué hay de postre?

13 11 2009

Cuando el mundo desarrollado mejor podía comer, peor lo hace. Mientras, 800 millones de personas al año sufren hambruna


Coincide la conmemoración del XX aniversario de la caída del muro de Berlín con la aprobación en el Congreso norteamericano de la reforma sanitaria que impulsa Barack Obama. Europa agradece el esfuerzo colectivo de aquella extensión de libertades y los EE.UU. universalizarán un derecho del bienestar. Motivo para la esperanza aunque existan muros o alambradas que vencer en otras partes.

Semanas atrás, su esposa, Michelle Obama, inició también una campaña de concienciación, desde un rol doméstico, para combatir la obesidad infantil: insistir a las familias de que frutas y verduras equilibran la dieta de sus hijos. Algo que ya inició el mercado norteamericano en bebidas, galletas… Una empresa extremeña produce vegetales para una multinacional de comida rápida. Es curioso que, cuando el mundo desarrollado mejor podía comer, peor lo hace y 800 millones de personas sufren hambruna.

Nuestras madres y abuelas llevan años imaginando en sus fogones cómo sacar partido a unos productos, que cada día se pagan peor a sus productores. Hemos adaptado nuestra forma de comer a costumbres continentales. Cada mañana son más los que inician la jornada con desayunos fuertes: tostadas con mantequilla, aceite, queso, con jamón… y descubren de la tradición bíblica que la cena no sólo fue importante por el agua, el pan y el vino, sino porque era ligera. Con menos elementos en nuestra región y Portugal, ellas imaginaron un tesoro culinario que hoy regalan al mundo desde los centros libres de Internet, o inspiran cocina de vanguardia a nuestros chefs que –como ocurre con Atrio en Cáceres- es capital para cualquier neófito en la cultura gastronómica europea. Con cada nuevo centro tecnológico -como el previsto en Plasencia- se abre el futuro y la auténtica calidad. Hasta alaban en nuestros hospitales los menús.

Cualquier plaza que cuente con mercado, lonja, panificadora o polígono industrial asiste cada día al milagro de distribuir entre sus barrios la variedad de nuestra dieta: ¡Amanece, que no es poco en mi ciudad! Si esas comunicaciones se mejoran, más se extiende el beneficio y así más gente disfrutaría de dietas más diversas y frescas. No sólo aligeraríamos el congelador, se crearía empleo –también hostelero- en esos nodos; rebajaríamos el acopio de alimentos que –en demasiadas ocasiones, caducados- terminan en la basura; y gozaríamos de carnes, frutas, bebidas, mariscos… que, por tren o carretera, llegarían pronto a cada mercado europeo. Incluso, allende los mares porque sólo el desarrollo de la agricultura en el mundo en vías de desarrollo podrá mitigar su desesperación.

La gastronomía es anzuelo para el turismo mundial. En la costa, coronada por la cerveza que adopta nuevas tendencias con su versión light. En el interior, unida a museos y rutas culturales que, además, rebajan el colesterol: la de Carlos V, la vía de la Plata, la de Santiago, los mochileros o la del rey jayón. Y la sangre árabe, que aún corre por este sur que vive más en la calle, dispara el número de bares donde aperitivo y tapa son miniaturas de arte e imaginación culinaria.

Y será así. Si ante cualquier celebración pagana o religiosa, nos saltamos tan rica dieta y -como niños, en quienes desea influir Michelle Obama- terminamos preguntando: “¿Qué hay de postre?”, siempre nos quedará la farmacia para esos días: “¡Sal de fruta!”, dirán. Pronto, allí también.



Diario HOY. 13 de noviembre de 2009

Libro: “Gran Enciclopedia de la Cocina”. Coordinado por Carlo Santi y Rosino Brera, maître y chef del Hotel Excelsior de Roma. Ediciones Nauta, septiembre de 1969. Difundido por Círculo de Lectores. 654 páginas. Prologado por Juan Perucho. 20 €

Sitio recomendado: Ruta de Carlos V por la comarca de La Vera. Cáceres






Imagina tras el Carnaval

13 02 2009

Las letrillas y los disfraces son un ejemplo más del triunfo de de la creatividad. Por el contrario, no hay año en el que, de unas murgas a otras, se acusen de imitar ritmos o tipos desvirgados en Cádiz


Ya huele a Carnaval. Desde esta semana las páginas locales comienzan a narrar las noches que construyen las murgas en el Teatro López de Ayala. Los timbales en ensayo y el silencio de la aguja atravesando la tela se apoderan de las tardes de Badajoz, de Mérida o de Navalmoral de la Mata. Estamos más recatados –lo reconocen los propios carnavaleros- pero nadie renuncia a su advenimiento casi como un ciclo tribal.


Las letrillas y los disfraces son un ejemplo más del triunfo de de la imaginación. No hay año en el que, de unas murgas a otras, se acusen por imitar ritmos o tipos desvirgados en Cádiz o Tenerife, ni expertos en la fiesta que alaben la originalidad y la búsqueda de ese pellizco único, que nos sorprende y nos sacia más que una propiedad. Fue Eduardo Punset en el Palacio de Congresos de Mérida, con motivo de la presentación del Gabinete de Iniciativa Joven, quien afirmara que “las células que activamos en el cerebro para crear nuestra idea de un olor, de un sabor o de un sonido sin conocerlo de antemano son las mismas, exactamente las mismas neuronas, que codifican la imagen visual de cualquier objeto ya conocido”.


La imaginación, la creatividad es la esencia del ser humano. También para salir del túnel. Si no la activamos, esta prórroga que nos regala el gasto público y la cobertura social se acabará y –como en una competición deportiva- decidirán los penaltis: Y eso siempre es una lotería.


La imaginación está detrás de la industria de los videojuegos, o de las agroalimentarias en nuestra región. Más de 550 millones de € han facturado sólo doce cooperativas el pasado año y una de ellas, con casi el 50% de esta producción, ha encontrado financiación para nuevos proyectos en la banca. Y son nuevos porque, como las letrillas cada año para un murguero, se adaptan a nuevas realidades: arroz, queso o fruta bajo una marca común que nos distinga, plantas medicinales o farmaceúticas que puedan sustituir al tabaco progresivamente, nuevos envases… Todo nace a partir de una idea, que cubra una necesidad, y de la tecnología que la perfeccione. En este sector, la tutela del CTAEX en la finca La Orden-Valdesequera, como en los futuros Centros del Cerdo Ibérico y de la Agricultura Ecológica, o que los enólogos planifiquen la seña de identidad permanente de un caldo son tan imprescindibles como esa imaginación y la determinación para llevarlas a cabo.


En esta semana de casi carnaval me han trasladado ideas como distribuir la leña que se poda en las encinas de nuestras dehesas –seca y de aire- para su venta en grandes superficies y para clientela de chalet. Extraer biogas de una granja porcina, es decir, energía del estiércol. Otro amigo, la posibilidad de que el Consorcio del Teatro de Mérida subaste en eBay un número limitado de ceremonias civiles de boda que se cotizarían tanto como sus fotografías. Y hay quien imagina un Karpov-Kasparov en la Plaza de San Jorge o en ese Teatro como proyección para Cáceres 2016.


Siempre nos queda la opción de la destrucción y de los mutuos reproches pero, a estas alturas, ese disfraz –aparte de repetitivo- no aporta luz ni satisfacción alguna.

Diario HOY. 13 de febrero de 2009

Libro: “Los mecanismos de la ficción”. Autor: James Wood. Traducción Ana Herrera. Editorial Gredos. 191 páginas. 23 €

Libro: “Plantas medicinales en la Comunidad de Extremadura” Francisco Mª Vázquez Pardo (Coord). Diputación de Badajoz, Departamento de Publicaciones 2008. 578 pags.

Sitio recomendado: Carnaval de Navalmoral de la Mata y Badajoz. Desfiles de murgas y comparsas