La “embestidura”

2 07 2011

Una plataforma logística o “expacios” en Mérida o Navalmoral pueden comenzar a generar empleo con el transporte rodado

Se imaginan que Ibarra o Vara hubieran alquilado el Museo Nacional de Arte Romano para la investidura? El canto a la austeridad se diluye entre la Alcaldía de Zafra y estos gestos imperiales en quien presume venir de la democracia cristiana y de un barrio humilde. La bipolaridad se resume en sus declaraciones a un diario nacional: «A los terratenientes que vienen a Extremadura y tienen casa en la calle Serrano, que les den…». Poco después, ofrece a un apellido ilustre una de las siete consejerías. Suerte que cada uno sabe estar en el sitio y hasta esta familia se niega a bailar la yenka del populismo.

La legitimidad de su elección nace de la esencia de la democracia y cualquier extremeño desea todas las luces para su gestión. Su suerte es la nuestra. Pero, para quien se abstiene y permite tal circo por acción u omisión, más tarde o más temprano el toro embiste. Y el que viene es un ejemplar bien armado. Ya zalea las propias cuentas estadounidenses y echó por tierra a los forcados portugueses. Cualquier excusa que se ponga para justificar la inacción -«sólo encontraremos bajo las alfombras facturas y deudas» como ya hicieran en la primera legislatura municipal de Badajoz-, no durará ni un aviso. El peor de los pronósticos que ya avanzamos -que la derecha portuguesa suspendería la línea de alta velocidad entre Lisboa y Caya, lo que arrastraría a la de mercancías que corre paralela desde Évora hasta la frontera- obliga a una resolución firme ante ambas capitales ibéricas y ante Bruselas para que nuestros sueños no se pierdan.

Si en mayo el eurogrupo rescataba a Portugal con 78.000 millones de euros y ponía obligaciones para su devolución en tres años -privatización de las líneas aéreas y energéticas, reducción del déficit fiscal, elevar los impuestos sobre los inmuebles-, Bruselas debe sugerir a la soberanía portuguesa que esta suspensión temporal no se convierta en una definitiva decisión. No sólo incumple un tratado internacional, pierde fondos de cohesión para el desarrollo regional e inicia la senda confederal en el proyecto de una Europa que no puede articularse sólo para sacar de entuertos, y no exigirse para unificar la fiscalidad o las estrategias de comunicación y desarrollo. Los puertos de Sines-Lisboa son la salida natural del continente para el renacimiento de un flujo comercial que nace con el ensanche del Canal de Panamá, y que moverá también contenedores que desde China o EE UU llegarán a puerto. La decisión se retrasa. Y es legítima, también para el Gobierno portugués, que afronta la lidia con los tercios a los que obliga Bruselas. Pero, mientras transcurre, aprovechemos que ya hay toros picados y dispuestos a menor suerte: una plataforma logística o ‘expacios’ industriales en Mérida o Navalmoral pueden comenzar a generar empleo con el transporte rodado. Y para no suspender la fiesta, sólo los toreros que saben llevar el paño bajo y conducen la bestia con templanza y acomodo salen por la puerta grande. De una plaza, nunca de un museo, que es donde se guardan los vestigios de la lucha. Tras lo visto en la SGAE, las faenas no son cómo empiezan, sino cómo se rematan.

Diario HOY, 2 de julio de 2011

Libro: “Los toros: Tratado técnico e histórico”. Autores: José María y Francisco de Cossío. Espasa Calpe, 2003. 1.600 pags.

Sitio recomendado: Río Caia, frontera entre España y Portugal por Badajoz

Anuncios




¿Para qué?

4 06 2011

Para CiU alcanzar el poder en Cataluña era abrir conflictos contra terceros, como Extremadura, sin afrontar sus responsabilidades

El último Kennedy con opciones a la Presidencia de los EE UU vio truncada sus aspiraciones en 1969. Sufrió un accidente de automóvil. Una joven, que le acompañaba, falleció. Edward Kennedy, el conductor, se declaró culpable y fue condenado a dos meses de cárcel. Su imagen quedó seriamente dañada. No tanto por el suceso, sino porque a los pocos días, tras una entrevista televisada, cuando la audiencia le había rehabilitado para la vida pública, no supo responder a la última pregunta: «¿Para qué quiere ser presidente?». Sin motivos colectivos, su estrella se apagó.

En la ceremonia de confusión que vivimos, nos estamos apartando de la principal pregunta para cualquiera que desee servir a sus ciudadanos: ¿Para qué quiere ser presidente? Analizamos las campañas electorales desde la superficie, desde el perfil de cada candidato, con un desconocimiento absoluto sobre las medidas que hacen verosímil su programa de gobierno. Tras el ataque a Extremadura por parte del consejero de Finanzas de la Generalitat, Mas-Colell, para que se rebaje el déficit público anulando la construcción del AVE hasta Badajoz, se esconde el hecho de no responder a esta pregunta. Si para CiU alcanzar el poder en Cataluña era abrir conflictos contra terceros sin afrontar sus responsabilidades, sabedores de los límites presupuestarios a los que obliga Europa, refleja la tendencia a la que nos someterán los mesías electorales: ni podrán bajar impuestos, ni podrán generar empleo. Los milagros los certifica la Iglesia y son extraordinarios. Los catalanistas, agobiados por su realidad y los recortes impopulares, con esa ‘sensibilidad’ para ‘desalojar’ a los que molestan, cargan contra el distinto para resolver contradicciones. Se toca fondo. La superficie no sirve ya de escaparate. ¿Para qué querían gobernar? Otra derecha, más radical, culpa a los inmigrantes en Badalona y allana su llegada al poder. En Hamburgo, una consejera del SPD se apresuró a culpar a los españoles antes de averiguar si su sistema de prevención había fallado para desgracia de 17 personas. ¡Toma pepino!

Gobernar no es mandar. Ni pavonearse con la corte dictando a quien se le debe llamar ‘presidente’ y a quien no. Se gobierna a cambio de nada y contra nadie. Ni contra los que te precedieron para alentar el rencor de quien debe otorgarte la bula presidencial, ni contra la mitad de una región, de una ciudad, o de la de enfrente, porque la convivencia y la armonía colectiva deberían distinguir a los presidenciables de los ambiciosos. Si los propios y los ajenos no te acompañan, terminará el coronel sin nadie quien le escriba. Y hay mucho por hacer. A no ser, que ése sea su único motivo: ser coronel en una batalla donde la izquierda y la derecha deberían distinguirse entre los que construyen de los que destruyen, sólo para realzar su figura. Si ésas van a ser las reglas, temo que en la hoja de ruta, la inestabilidad y el caos sean ejes del proyecto. Alcanzar el poder a toda costa, seguir en la superficie, o convocar elecciones hasta que tanta destrucción nos atemorice. Y los proclamemos entonces como la solución menos mala, sin necesidad ya de bula alguna, o de pepinos en quienes descargar el rencor: ¿para qué?

Diario HOY, 4 de junio de 2011

 

 

 

Libro: “El coronel no tiene quien le escriba”. Autor: Gabriel García Márquez. Editorial Mondadori. 1998. 96 pags. 13,50 euros.

 

 

Sitio recomendado: Badalona. Cataluña. España

 

 





“Es el campo, idiota”

29 04 2011

El PP de Extremadura defendía ya en mayo del pasado año que se recortara el salario de los trabajadores agrarios

Pasó por Extremadura el embajador de los EE UU, Alan Solomont. Le regaló una biografía de Obama al presidente de la Junta, Fernández Vara, y se llevó otros dos libros: sobre Extremadura y sobre los 25 años de la cooperativa alimentaria Acorex. Solomont se comprometió a colaborar para introducir en Norteamérica el jamón ibérico, y otros productos, por su calidad y seguridad alimentaria.


«Es el campo, idiota, es el campo», parafraseando a Bill Clinton, cuando afirmaba que la economía no conoce más que de rendimiento. Es el campo la mejor manta para abrigar una crisis. El informe GEM retrata a las Vegas del Guadiana y a Jerte como las zonas más emprendedoras de la región y la industria agroalimentaria como el sector con mayores cuotas de internacionalización. Brasil, Angola, Portugal, Alemania e Italia saben de nuestras nectarinas, cerezas o aceite. Y la oferta de Solomont, con las expectativas logísticas que aún mantiene el socialista Sócrates en Portugal y la licitación del Ministerio de Fomento de varios tramos del AVE por valor de 3.700 millones de euros esta semana, abre este potencial al Atlántico. No parece casual que sean 13 empresas de capital riesgo ubicadas en EE UU las que han mostrado interés en financiar la alta velocidad española que convierte el eje Madrid-Lisboa -pero a toda la península ibérica- en la gran plataforma de mercancías entre bloques continentales. Y Extremadura, más allá de su ubicación tiene en la producción agroalimentaria su específico valor de producción, nunca rentabilizada al máximo porque las burguesías periféricas le hurtaron sus canales de comercialización.


La crisis es menos cuando se mantiene la paz social, cuando el sistema protege a los castigados por este cambio de modelo con educación, sanidad y prestaciones sociales que dulcifican la cuesta. En Extremadura, la extensión de esos servicios públicos a todo el territorio facilita que lo rural se ponga de moda. Lo hicieron los americanos tras la crisis alimentaria en los 80 con films como ‘Footloose’ y quieren apuntarse a ellas los chicos de La Siberia con el reciente Rural Parade. Y esa paz social se completa cuando los sindicatos (UGT y CC OO) y las organizaciones agrarias que ven más allá de su ombligo (UPA-UCE y COAG) acuerdan el convenio del campo para que 65.000 trabajadores cobren casi 37 euros al día en la presente campaña, un 1,5% más pese al mayor incremento del IPC. Se niegan los de siempre, los mismos que ocultan que ayer el Gobierno incluyó a los 865.000 trabajadores del campo en el Régimen General de la Seguridad Social como en 2008 permitió que otros 13.000 por cuenta propia se integraran en el régimen autónomo. El PP de Extremadura, hasta Monago en su blog, defendía hace un año que se recortara el salario de esos trabajadores. Lo que en esta campaña mantenían ASAJA y APAG. Precisamente, lo contrario para que lo rural sea atractivo a los más jóvenes. «Es el campo, idiota, es el campo». Podríamos tener por vez primera vías e industrias pero, si no acuñamos un orgullo por lo rural, que comienza por la igualdad, de nuevo comerciaríamos con burbujas y cuentos de la lechera.

Diario HOY, 29 de abril de 2011

Libro: “De lo rural a lo urbano”. Autor: Henri Lefrebvre. Editorial Península. Madrid, 1971. 268 pags.

Sitio recomendado: Puebla de Alcocer. La Siberia. Extremadura






Portugal

26 03 2011

El PSD luso y el PP español comparten hoy su obsesión por adelantar elecciones antes que las reformas que necesitan sus economías

El dirigente conservador del PSD, Pedro Passos Coelho, decidió esta semana no respaldar el plan de ajuste del Gobierno de Portugal. Sorprendió porque allí, a diferencia del PP en España, los dos grandes partidos aprobaron los primeros recortes y reformas. Y rompió toda coherencia cuando el PSD es también el partido del presidente de la Comisión Europea, Durão Barroso. La Unión Europea es quien está obligando a sus socios a ejecutarlas. Hasta Merkel y el luxemburgués Juncker reconocen que Durão no ejerció influencia alguna para que Portugal no esté abocado al rescate, cifrado ya en 75.000 millones de euros. Pero el PSD -la derecha portuguesa que se opone a que se construya el AVE o TGV Lisboa-Caia y que jalea el enfrentamiento territorial por las inversiones públicas entre Oporto y la capital para justificarlo- ha preferido las encuestas antes que no hipotecar su país, pese a tanto devaneo nacionalista con el que Ferreira Leite miraba a Europa para encubrir aquel antiespañolismo. El PSD luso y el PP español comparten hoy su obsesión por adelantar elecciones antes que las reformas que necesitan sus economías.


Ahora, el también militante del PSD y presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, tiene que decidir, tras la dimisión del primer ministro, el socialista José Sócrates, como primera consecuencia del rechazo, si convocar elecciones o facilitar un gobierno de consenso. Los demócrata-cristianos de Paulo Portas miran a la canciller y podrían ser la llave del desbloqueo, pero son insuficientes para dar estabilidad al Plan de Ajuste. Jugarían como CiU y el PNV en España para aplicar sentido de estado, dentro de un país que huyó de la regionalización en los noventa como gato escaldado precisamente por ese nacionalismo que hoy carece de sentido de estado. Si comienza una nueva campaña electoral en Portugal, recién terminadas las presidenciales hace unas semanas, la intervención de su economía por la UE parece inmediata y la losa para nuestros socios y hermanos casi lapidaria.


Por ello, más allá de exigir que sigan en ejecución los tramos del AVE español hasta Badajoz -en lo que todos coincidimos- Europa se juega su futuro y la internacionalización de personas y mercancías con este envite, cara al Atlántico. Mirar tan corto es mirar sólo las encuestas de mañana y nunca el porvenir de empresarios jóvenes a un lado y otro de la raya que, como en el XVI Congreso Nacional de AJE, los reunirá en Badajoz el próximo viernes, 1 de abril, presidido por Ss.Aa.Rr. los príncipes de Asturias. Los puertos de Sines y Lisboa aguardan la eficacia que la alta velocidad para pasajeros y mercancías supondría para conectar Europa con América y el canal de Panamá. Aunque, visto que la empresa Alter Enersum -participada por Cristian Lay y la Corporación Empresarial Extremeña- es capaz de obtener 100 kw. ya de los nichos del cementerio de Montjuich, la muerte en primera instancia podría ser el inicio de la energía para el futuro. Y creo que Sócrates tenía algo de eso en su cabeza cuando los de siempre forzaron su dimisión. Hay muertos que aún irradian luz.


Diario HOY, 26 de marzo de 2011

Libro: “Nueva Lisboa”. Autor: José Antonio Millán. Editorial Alfaguara. Madrid, 1995. 352 pgs.

 

 

 

Sitio recomendado: Cementerio de Montjuic. Barcelona

 






La Feria de Olivenza

12 03 2011

Los recursos están para generar empleo y bienestar a sus ciudadanos; y unas veces se acierta y otras se yerra

Bulle la Feria taurina de Olivenza. Se ha convertido en el mejor escaparate del mundo para toros y toreros de Extremadura, trascendiendo a Portugal y hasta en el papel couché de toda España. Entran miles de euros a esta localidad. Hay reservadas habitaciones de hotel a 300 euros la noche y los restaurantes se frotan las manos por el meneo que cada año les da esta imaginativa sede para abrir la temporada taurina. Valdemorillo o Vistalegre se han adelantado este año a la novillada de Píriz con la que tres jóvenes -dos de ellos de la Escuela de la Diputación de Badajoz- abrieron ayer el cartel oliventino. Pero lo de Madrid no deja de ser una imitación a los de la técula mécula. Varios toreros extremeños demuestran que estamos en la Champions de la torería mundial, salidos la mayoría de esa escuela. Las ganaderías, casi 140 en la región, se han convertido en un recurso económico y, desde que Táliga lo incluyera como seña de identidad, en un aliciente turístico que poder degustar, como si de una bodega se tratara.


La Feria de Olivenza se la inventó Ramón Rocha y la continúa quien fuera su concejal y ahora alcalde, Manuel Cayado, junto a los hermanos Ortiz y los empresarios Cutiño y Domínguez Giralt. Allí se presentó el primer Anuario Taurino que ha editado HOY y allí comienza hoy a distribuirse. Dicen con sorna últimamente que los dioses son de Olivenza; en la política, el periodismo, las cajas y hasta para ganar el concurso de murgas en el carnaval de Badajoz. Hay que agradecerle a Godoy -Príncipe de la Paz- que, entre naranjas, Olivenza y sus oliventinos sean hoy un referente nacional. El director de este diario, Ángel Ortiz, que viene de Navarra, aseguró en la presentación de la publicación, en el hotel Arteaga, que los toros son libertad y eternidad y a los extremeños nos gustan los toros. Más tarde publicaba que se sobreseerá la denuncia promovida por el PP de Extremadura contra quien impulsó esta Feria y doce de sus apóstoles. Los novillos que sólo saltan a la arena para arrear cornadas contra el honor y la dignidad deberían pedir perdón o el indulto de la autoridad. Antes de cambiar de tercio, por supuesto.


Las plazas de toros están para generar dinero. Hay empresarios que no lo consiguieron, incluso en Las Ventas, y hay prensa que se acuerda de las plazas de toros si el PSOE inicia allí su campaña electoral. Los recursos públicos están para generar empleo y bienestar a sus ciudadanos; y también unas veces se acierta y otras se yerra. En esto de la política no valen los cobardones, los que se echan para atrás en el último instante. Les aguarda la ingrata rutina de que sus propios vecinos los reconozcan por las calles como el que devolvieron por manso después de embarrar el albero o astillarse los cuernos. Tampoco habría que empujar a nuestros toreros a que se hagan los valientes con el primer astifino que les echen al ruedo. Sólo los que se arriman se llevan las cornás, aunque en este caso no las dé el hambre sino la ambición dañina por el poder. El público termina silbando a unos en el arrastre y a otros en la despedida.


Diario HOY, 12 de marzo de 2011

Libros: “El arte de la prudencia: oráculo manual”. Autor: Baltasar Gracián y Morales. Ediciones Temas de Hoy. 1994. 184 pags.

Sitio recomendado: Puente Ayuda. Olivenza. Extremadura





Vara en el Gurugú

29 01 2011

En el Centro Social aún cuelga un cartel que prohíbe entrar a las actividades en pijama

Llegó el presidente Guillermo Fernández Vara al polígono industrial El Nevero, en la ciudad de Badajoz, conduciendo su Seat rojo y con una bufanda azul que le protegía del frío y las muecas. Llegó a las tres y media para comerse un cocido extremeño con los periodistas en un bar que ya se vaciaba de transportistas vestidos con chalecos pluma, foros polares y botas con suela de goma. El menú diario que sirve este establecimiento pacense es de nueve euros. Visitó Fernández Vara cuatro naves industriales, dos peluquerías, una frutería, una farmacia, un mercado, un par de bares y sacó dinero del cajero en la oficina de una caja de ahorros extremeña: «La gente no quiere tantas subvenciones, porque terminan cobrándolas a los dos años, y piden que bajen las cotizaciones para generar empleo o para no cerrar sus negocios», aseguró el presidente de la Junta de Extremadura.


Durmió en la margen derecha del Guadiana. Se puso de nuevo el traje de presidente extremeño y estuvo en las localidades de Barbaño y Pueblonuevo del Guadiana y en las instalaciones de IFEBA, la institución ferial pacense, ahí con más empresarios de España y de Portugal. A las cinco de la tarde, se quitó la corbata, rescató la bufanda azul y subió desde la calle Cardenal Cisneros hasta el Gurugú. Algunos le llaman ‘Guillermo’; sobre todo las mujeres madres, no sé si porque parece el yerno que la mayoría de ellas querrían para sus hijas, o porque no era la primera vez que lo veían por allí. Siendo consejero de Sanidad, Vara reabrió el centro de salud ‘Padre Tacoronte’ e inauguró, junto a Ibarra, el de la plaza de San Fernando, donde, ahora, la estatua del desaparecido Manolo Rojas, que fuera alcalde de Badajoz, huele a flores y a chillos de niños correteando por la tarde.


En la barriada pacense del Gurugú faltaba el cura Eugenio, otro oblato que se dejó la vida por los que llegaban de aluvión, también desde España y desde Portugal. Pero ahí siguen leales al Gurugú los Cabezas o los Cabanillas. El bar Chaparro sigue encerrando las leyendas de los contrabandistas del café, que se la jugaron por dar de comer a sus hijos, y de los policías que amagaban en levantar la porra mientras les gritaban: «Corre, Juan, corre para las canteras». A Guillermo Fernández Vara, decenas de madres le entregaron un documento con catorce peticiones, incluida una comisaría de policía que aparte a sus hijos del peligro. En el centro social del barrio cuelga un cartel: «Prohibido entrar a las actividades en pijama». Extremadura es una tierra de colores, todavía con contrastes, aunque en el Gurugú no entiendan de la moto que venden los políticos: «Quieren participar, están deseando hacerse oír y que hablemos de sus problemas», dijo Vara. Mientras, unos chavalillos en chándal asentían: «Queremos salir en televisión -le dijeron al presidente de la Junta de Extremadura-, como Cristiano Ronaldo». Uno de sus monitores, que es voluntario, nos miró.


Diario HOY, 29 de enero de 2011

Libro: “Historia del Reino de Badajoz durante la dominación musulmana”. Autor: Matías Ramón Martínez. Diputación de Badajoz, 2005 (edic. Fernando Valdés)

Sitio recomendado: Barriada del Gurugú-Progreso. Margen derecha del Guadiana. Badajoz






Los otros Bardems

4 12 2010

Biutiful” pretende ser tan transparente, subjetivo o revolucionario, como la publicación de los secretos estadounidenses


No nos dieron el Mundial de Fútbol 2018 porque ni Zapatero, ni Sócrates, ni Del Bosque, ni Vara, ni Villar salen en los documentos secretos de Wikileaks. Ese canto a la transparencia y a la necesidad de un gobierno global, o al anarquismo desestabilizador -para los melancólicos que piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor- regala a Putin, y los hijos de Putin, capítulos en exclusiva. Y eso, como una portada en el ‘Hola’ o un escándalo planificado en cualquier talkshow nocturno, marca tendencias, pasta, influencias y todas las variables por las que se rige la FIFA: a más territorio, más mercado, más negocio. Lo demás es puro teatro. Eso de lo que nos acusó Blatter en su alocución sobre el amistoso entre Portugal y España.


Hace veinte años era impensable pensar en Badajoz ante un Mundial, en Cáceres ante la Unesco, en Mérida ante el Comité Olímpico Internacional -que nada tiene que ver con la última designación pese a la visita de algún extremeño para mostrar su apoyo a la candidatura ibérica- y, aún menos, calibrar una cooperación estatal entre dos países vecinos que se pedían cartas verdes para circular. La unión no tiene marcha atrás.


Esta semana, un film protagonizado por Javier Bardem -‘Biutiful’- removerá las conciencias navideñas y la imagen que Barcelona acuñó en 1992 con los JJ OO y el último encargo a Woody Allen. La capital catalana, como cualquier otra urbe, presencia el submundo que sobrevive al cambio de época, la montaña rusa a la que nos sometieron los actores principales de Wikileaks desde hace años.


‘Biutiful’ pretende ser tan transparente, subjetivo o revolucionario, como la publicación de los secretos diplomáticos de los EE UU. Aznar ha quedado tan retratado en su estrategia como las noches de desenfreno berlusconianas. El conocimiento y las redes de información están tan descontroladas como el mismo capital de riesgo que atemoriza a Europa en las bolsas. Como los cotilleos que estructuran la programación televisiva nocturna. Los que no somos protagonistas, ni formamos parte de ninguna información sensible, ni las amantes nos hacen famosos, lloramos a los otros Bardem, a los otros Casilla, ante las injusticias futbolísticas y de la vida: un actor que muere en Almaraz por ganarse el pan y que jamás conocerá Hollywood, ni tenía una novia llamada ‘P’, ni tiempo para fotografiarse con la causa saharaui; un chaval de Sierra de Fuentes que no se siente seguro con los controles que ofrece el fútbol aficionado; o miles de humanos que, bajo la excusa de ‘tranquilizar a los mercados’, comienzan a sentirse convidados de piedra en el teatro del mundo.


O esto cambia o se acaba la función por falta de público. Cada día hay más espectadores hartos de aplaudir sin saber cómo terminará la obra. Pese a que este mes 2.573 extremeños hayan podido comprar una entrada saliendo de las listas del paro, o presentemos un Faro del Guadiana que será el 1% del PIB regional, no me gusta la trama. Y aún no se ha señalado al culpable que quiere asesinar la esperanza ¿Esperamos a Wikileaks o clausuramos la ruleta rusa de esta economía globalmente especulativa?


Diario HOY, 3 de diciembre de 2010

Libro: “La era de la información. Vol. I. La sociedad red”. Autor: Manuel Castells. Alianza Editorial S.A. Madrid, 2000. 592 pags. 40 €

Sitio recomendado: Gran superficie Faro del Guadiana. Carretera Elvas-Badajoz. Badajoz