Pau Gasol

31 10 2011

E.T. “El extraterrestre”. Así adjetivan los comentaristas en la Sexta al nº 16 de Los Ángeles Lakers, nº 4 en la selección española de baloncesto, su equipo. Ahora, es una víctima más del “lockout”, cierre patronal acordado en clubs de baloncesto norteamericano, asociados ellos en la NBA. Entrena hace días en uno de los mejores clubes españoles, el F.C. Barcelona, junto a los jugadores españoles como el nº 7 Navarro, considerado el Mejor Jugador del Torneo en los útimos Europeos que ganó nuestro país en Lituania, frente a Macedonia; o su hermano Marc, el nº 33 en los Grizzlies de Memphis, también en paro.

Dentro de unos días, decidirán sobre sus futuros baloncesteros: si vuelven a entrenar, como el extremeño Calderón, o juegan en ACB, como Fernández o Ibaka.

Lo vi la primera vez dentro del Hotel Extremadura, en Cáceres, en la boda de un primo. Aquella tarde, me traje de vuelta a Badajoz a “Confite” (q.e.p.d.), un inmenso hombre, risueño, que limpiaba la cancha del pabellón Entrepuentes. Sus manos y sus pies secaban en cada partido el sudor de los jugador@s.

Jugaron en esa pista la Copa del Rey de baloncesto, comienzos de los 80, la única que se ha celebrado en la región hasta la fecha. Ganó el Real Madrid, a un Barcelona de Nacho Solozábal, Epi, Sibilio, Juanito de la Cruz… Pivots: Nate Hansen, Phillips… Aún guardo un banderín firmado por ellos.

Jugaban en el Madrid estrellas españolas como Corbalán, Cabrera, Romay, o López Iturriaga junto a Rafa Rullán, Prada, el número 13; dos aleros que se suspendían en el aire: Brabender, nacionalizado y Walter Szcherbiak. La final en Badajoz la consiguió traer J.M. Sánchez Hueso “Pepe el largo” (q.e.p.d.).

La historia del baloncesto nace en mi, niño, en el Mundial de Caracas donde un joven Andrés Giménez se reveló como promesa. La plata de Barcelona’73 cuando otro nacionalizado, Luyk, comandaba los aros, no la recuerdo. De allí a Los Ángeles’84, los JJ.OO. donde Epi, Beirán y F. Martín (q.e.p.d.) jugaron sus épicos minutos: plata frente al USA Team de Pat Ewing y Michael Jordan.

Mundobásket de Japón 2006 fue nuestra primera cumbre más allá de Europa en una final, frente a los griegos, donde no pudo jugar Pau Gasol. Se había lesionado un tobillo, el izquierdo, frente a los argentinos en semis. Ese día se encargaron Felipe Reyes, Jorge Garbajosa, el exestudiantil, Carlos Jiménez no solo de suplirlo, sino de barrer los tableros de la selección griega. En unos dos años después, en los JJ.OO. de Pekín, Pau Gasol no pudo conseguir el oro olímpico. Ganó EE.UU. como siempre lo hace cuando la cosa se pone zorrera. Lideraba ese equipo Kobe Bryant, compañero de Gasol. Recuerdo el 90: otro Bryant, pívot poco reconocido, frente a Robinson, del Real Madrid… Eran pívots… y negros. Pau Gasol es blanco… catalán… Y español… Y pívot. Los/Todo piv@t-s vuela-n como “Los Ángeles”.

Diario HOY, 31 de octubre de 2011

Evento deportivo: Campeonato del Mundo de Baloncesto Japón 2006.

Entidad deportiva: Federación Internacional de Baloncesto Asociación (FIBA)

Anuncios




Centrales

24 10 2011

La construcción de un equipo de fútbol comienza por centrales solventes que sepan conducir el balón, salir jugándolo. La jornada del sábado nos deparó la eficiencia de los centrales. Los defensas sevillanos sobre el Camp Nou, entre el argentino Fazio y el francés Escudé, anularon ataques culés, propiciaron la antológica actuación del portero, Javi Varas… y empataron a cero. La cantera del Sevilla siempre facilitó centrales a la selección, incluso a la propia historia del Barcelona: Gallego; o Ricardo Serna, éste llegó a entrenar al Don Benito, durante 2008 y al Toledo en 2010.

La historia del fútbol español está plagada de buenas parejas: Pirri/Migueli, el dúo, capitán, pecho como “Tarzán”, en el mundial de Argentina 78 de infausto recuerdo desde la residencia de La Martona; el “soso” Gallego/Salva, final de la Eurocopa’84, que ganó Francia; López, defensa en Barcelona ’92 e hijo de un delantero de mismo apellido y que jugó en el C.D.Badajoz, compadre del central pacense Cabello… hasta llegar a Puyol/Piqué, parejas en la selección española campeona del mundo en Suráfrica. La salida ante la edad del “Gos de aigua”/”Tiburón” preocupa a Vicente del Bosque. La alternativa, aúnque le sobra energía, pasa por rotar al madridista Sergio Ramos del lateral derecho al centro, como ya hizo Mou el sábado, al relevar a R. Carvalho; reconvertir a dos medios defensivos como Sergio Busquets, o Javi Martínez, en la zaga; o dando entrada a las jóvenes promesas que se forjan en categorías inferiores: Domínguez, San José, Botía o Fontás… La lesión en el pómulo de Raúl Albiol en un entrenamiento aprieta aún más la decisión.

La demarcación con centrales europeos de prestigio deja huella a quien ama. La historia no se entiende sin Franz Beckenbauer, el “kaizer” que asombró al mundo en Alemania´74; Laurent Blanc/Thuram, que llevó a Francia al reinado de Europa, del Mundo en 1998, y hasta de la Copa FIFA de Confederaciones en 2003, con gol del entonces jugador del Arsenal inglés Thierry Henry. La de España llegó a su cénit en Sudáfrica y Portugal aún saborea el aroma de esa Eurocopa que se le escapó ante Grecia en 2004, con Carvalho, sin Pepe aún nacionalizado como luso-brasileño, hoy jugador del Real Madrid de Pérez.

La legión extranjera de defensas ya es amplia: El Málaga, con ese argentino, De Michelis, y el holandés Matijsen. La novedad en Almería, con Acasiete, un peruano como Chimo del Solar, aquel conductor, con Fernando Redondo, en el Tenerife que le robó dos, o tres, ligas al Real Madrid, origen de Ballesteros. La de Extremadura, es recuerdo del calvo Oñi, preferencia de El viejo Vivero, entre peñas, Los Pinos y Los Currantes, frente a Borrego; Román; Guitart, un ilerdense, llegó a cumplir el servicio militar, cedido por las canteras del Barça; Diego Corrales; y Eusebio, ya al final de su carrera deportiva.

Un amigo, Vicente Montes, en el centro de un cruce de caminos, en la visera de una gasolinera, me dio a elegir entre las camisetas de River Plate, o la de Boca Juniors. Aunque algunos digan riendo que elegí la segunda porque jugó Maradona, o porque allí rugen barras bravas, ahora que los “millonarios” han descendido de categoría, les reconozco que me decidí porque en los barrios “obreros” alguien imaginó que su estadio/templo se llamaría “La Bombonera”.

Diario HOY, 24 de octubre de 2011.

Evento deportivo: Copa Mundial de selecciones de fútbol. Sudáfrica 2010.

Entidad deportiva: C.D. Badajoz SAD





In-dependencia

21 10 2011

España es un estado-nación. Nación de naciones. Europa es una unión, ni siquiera monetaria: ni federación, ni confederación. Nunca se llegó a aprobar su constitución: ni por referéndum, ni en las cámaras. Convergència i Unió, (y Unión, en castellano) coaliga a liberal-conservadores y demócrata-cristianos, plenamente democrática. Se autoproclama nacionalista, no independentista. Eso lo sabe Durán i Lleida. De nombre Josep Antoni, traducido al castellano José Antonio. Siempre lo consideré hombre con el Estado en la cabeza. Esta semana, prólogo electoral, volvió a desempolvar el recurso del norte frente al sur, PER frente a empleo. Y luego rectificó. Un artificio más.

 Le propongo un pacto, Sr. Durán i Lleida: usted tiene problemas con sus pagessos, campesinos en castellano. Se les pudre la fruta por retrasos en la frontera. Nosotros tenemos otro. En buena parte de Extremadura y Andalucía no hay más trabajo que campo y tareas domésticas. Ustedes tienen industrias, entre ellas la automovilística. Nosotros otra frontera, mano de obra atractiva, juventud formada, universidad y dos ríos que van a dar al mar sin autovía que los una. A Cataluña le gustan productos alimenticios, cárnicos, lácteos, vegetales, tabaco, corcho, fruta… de contrastada calidad. A Extremadura también, cava, fármacos, cultura, textil, tecnología, deporte de vanguardia… En esta sociedad post-industrial, calificada así por Daniel Bell, con eficaces empresas de transportes, todos saldríamos ganando. Es compatible con el comercio electrónico; con el de proximidad, regala atención exquisita al cliente; con los representantes, correos entre lo virtual y lo real… Hasta diputad@s en Madrid, como usted, concilian trabajo y familia; hasta S.A.R. los Príncipes de Asturias y Girona también concilian y concentran en sus dos títulos las dos tradiciones del derecho sucesorio, lo que garantiza la estabilidad del pacto.

Es preferible deslocalizar mano de obra en el sur, antes que ideologías o religiones, únicas o radicales, condenen a mujeres, sanas como robles, al autismo, ser víctimas de la rutina, sin reconocimiento legal de su trabajo; guardianas de casas que, antes de quedar vacías, pasan de libres a protegidas. Como ocurre cuando se dedican al trabajo doméstico o asisten dependientes: algunos confían en rumanas o ecuatorianas, sin papeles, para que les hagan la casa; o cogen a ciegas, de la calle, cuando creen/opinan que ponen una zorra/vaca a cuidar gallinas, mientras los varones se marchan de fiesta o romería. Hasta que la cultura democrática, herencia/fruto de la tradición judeo-cristiana y greco-romana, se abra paso.

Todos somos un poco morenos (como allí se diu/parla) Sr. Durán/Lleida. Todos somos, en el fondo, un poco dependientes. Hombres y mujeres merecen vivir en paz. El ministro Gabilondo anunció un plan en la FP para paliar el déficit de 60.000 plazas en materia de dependencia, cuarto pilar del estado de bienestar. Solo porque se le siga encendiendo la luz a mis padres, dentro de unos años, en un cordón de teleasistencia, merece la pena escribir todo esto.

Diario HOY, 21 de octubre de 2011

Libro: “A favor d´Espanya i del catalanisme”. Autores: Joaquim Coll y Dani Fernández. Edhasa. Barcelona, 2010.

Sitio recomendado: Mar Mediterráneo.





Nadal

10 10 2011

Sevilla será sede para la final de la Copa Davis, en detrimento de Valencia, otra ciudad interesada. A orillas del Guadalquivir, en el estadio olímpico Cartuja, sobre pista de tierra batida y a cubierto, se verán las caras España y Argentina del 2 al 4 de diciembre. Verdasco, Feliciano López y David Ferrer ya consiguieron derrotar a domicilio a los argentinos en Mar del Plata en 2008. La primera Ensaladera la conseguimos con el inicio del milenio, en el Palau Sant Jordi. Allí picó “el mosquito” Juan Carlos Ferrero por primera vez, capitaneados entonces por Alex Corretja. Se formó en Levante, a la par que el ruso Marat Safin. Alex entrena ahora a Murray, para mejorarlo en la depurada técnica española del tenis en tierra batida. En Barcelona también consiguió España la más reciente, frente a la República Checa. Fue quien capitaneó también al equipo de la Davis que se marchó a nuestras antípodas, a Australia en 2003, aquella velada que nos pusieron el himno de Riego. Con Australia habíamos perdido también en 1965 y 1967, cuando Manolo Santana lideraba el tenis de nuestro país y pretendíamos destacar en el deporte internacional por algo más que el Real Madrid. Sólo en el Sant Jordi logramos derrotarla. Santana sigue en Marbella, donde su escuela del hotel Puente Romano entrenó a varias de las mejores jugadoras rusas.

Sólo tuve el placer de asistir a una de ellas. Fue en Sevilla, cuando Carlos Moyà era el número uno del equipo. Allí se reveló Rafa Nadal como lo que es, posiblemente el mejor deportista de la historia española, junto a pilotos y ciclistas. El manacorí, con sólo 17 años, superó su inmadurez y se hizo con el punto definitivo frente al norteamericano Andy Roddick, un cañón con su saque. También fue en el Olímpico de la Cartuja. Allí lo ví, jugando con la izquierda pese a ser diestro, con agua y plátanos como gasolina, vestido de rojo, sin mangas, pantalones blancos ajustados, que se le pegan atrás cuando espera el resto y del que se tira como un tic. Dentro de unos días, Nadal -todo un traga millas en el circuito mundial del tenis profesional- volverá a mandar la Armada.

Es todo un caballero. Premio “Príncipe de Asturias” en 2008, es actualmente número 2 del ranking que ha llegado a liderar durante varios meses. Se puso la equipación española en Pekín y convivió como uno más en la Villa Olímpica de Pekín 2008. Tanto en la pista de tierra batida de Roland Garros en seis ocasiones, Australia, en el US Open, como en el césped perfecto y natural de la pista central de Wimblendon, demuestra su saber jugar. En la retina quedarán siempre sus encuentros con el suizo Roger Federer, otro caballero de la pista, jugador elegante, ambos vestidos de blanco, con golpes exquisitos. Aquel marcador, con el tanteo inquietante hasta que lo derrotó, nos recordó las épicas batallas entre Borg y McEnroe, entre Lendl y Edberg. En Madrid lo hizo llorar pero enseguida se fue hacia él y lo abrazó, como hacen los caballeros que saben ganar y perder, aquellos que nunca cruzan el campo contrario hasta que no termina el partido. Eso lo aprendí donde vivo, en el Club Raquetas, pistas de tierra anexas al antiguo Tenis Club, que Javier Corchero llamaba “de las cabras”. Me lo enseñó Miguel, el mecánico, cerca de talleres “El Vivero” de Badajoz. Ya saben, la cita es en Sevilla: ¡Qué Dios reparta suerte!

Diario HOY, 10 de octubre de 2011.

Evento deportivo: Rafael Nadal

Entidad deportiva: Asociación de Tenistas Profesionales (ATP)





Nos hundimos, mi capitán

7 10 2011

Hay 125.000 parados en Extremadura. 5.457 más este mes. En España, el aumento ha sido de casi cien mil. Un drama. Un padre se tuvo que instalar con sus cinco hijos en una cochera de 35 metros cuadrados. Los desalojaron. En algunos barrios no se aguanta más. Muchos vivían de la construcción. No se prepararon porque había tajo. Se fueron de los pueblos a las ciudades a iniciar una nueva vida. Para vivir deprisa, se marcharon a la costa como encofradores de lunes a viernes, o camareros. Otros, al camión. Algunos no volvieron, se quedaron en la carretera; o al calor del amor en un bar. Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor -y la ideología- saltan por la ventana. Se respira crispación fuera, pero también dentro de cada casa. Ahí tienen una primera causa para analizar la violencia de género. “Un hombre sin cinco duros en el bolsillo, puede hacer cosas que no son de hombres”, decía mi abuelo, un viejo policía de barrio. Ahora, con la ansiada igualdad, también la mujer. Y la cosa se trenza más. Se discute si poner en marcha, o no, un plan de choque, que genere empleo a corto plazo pero -sobre todo- que sirva de cortafuegos para tanto decepcionado por los falsos sueños que siguen ofreciendo la televisión, algunas chicas de barrio. Y pocos se reconvierten. Conozco pocos casos en los que un obrero manual llegue a guía de museo. En Asturias, los mineros; en Martorell o Manresa, repartiéndose las horas para que todos coman; los que fueron soldados profesionales buscándose la vida.

El sistema económico se explica, como todo, por el principio de Arquímedes: si presionas el agua por un lado, rebosa por el otro. Y en el mar, lo que parece una grieta se puede convertir en una vía de agua irreparable. Le pasó al Titánic con un iceberg. Todos coinciden en la austeridad pero, ¿a cambio de qué? El dinero de todos salvó a los bancos del hundimiento y ahora es lógico que lo pongan al servicio del empleo. Quieren que nos levantemos todos los días con la prima de riesgo y lo de Grecia ya suena a extorsión: un día se salva, otro día agoniza. Y a los de aquí, a los del barrio, ¿quién los salva? No se para de achicar agua: ¿volvemos a tirar de salesianos, jesuítas u oblatos como fuerzas de choque, antes que como educadores de jóvenes sin rumbo? El dinero es el timón del sistema. Los promotores -esos que ponían los clientes a tiro- tendrían que reinvertirlo en otros sectores. Ahora que nos devuelven el botín del Odyssey y que la duquesa de Alba reparte su herencia entre los hijos, parece lógico que se comparta la carga. Lo hacen hasta los costaleros en Semana Santa, o en el Rocío.

 

Mientras, el tiempo apremia para los parados, autónomos y obreros que ansiaron una casa y ahora no pueden pagar; Según el banco vale menos que lo que le dijeron y tasaron. Los ayuntamientos no tienen para emplear a nadie. Vendieron su suelo por un euro y ahora no les llega para contratar a los que están en los barrios; o a cien kilómetros, sin saber si se van a casar un día, o si se van a casar otro día. Y vuelta a empezar la rueda. Hay que nivelar la carga mi capitán si no, el Titanic se va a pique. Se abrió una vía de agua. O la reconducimos, o esto llega a las máquinas.

Diario HOY, 7 de octubre de 2011

Libro: “Titanic”. Hal Leonard Corporation. 1998. 72 páginas.

Sitio recomendado: Vistas de los barrios de Río de Janeiro. Brasil-Brazil.





Minutos de la basura

19 09 2011

Salió a la cancha desgarbado, largo como un látigo, imberbe, algo asustado. Tenía 17 años. En la grada del Palau su primera pérdida de balón, cómica, despertó risas y jaleó aún más al equipo. El Barça ganaba de 23 puntos, aunque al final se cerró en cinco. Audie Norris era el jefe y aquel muchacho salía a jugar los últimos minutos, sin relevancia, con todo decidido y la vista puesta en la próxima cita de la Recopa. Tras su segunda pérdida de balón, la gente comenzó a desfilar hacia las salidas. Recogió su chaqueta en silencio, saludó a los rivales y se marchó cabizbajo. Toni Kukoc, alero de 17 años en Jugoplástica de Split, debutó en competiciones europeas de baloncesto. Sólo tres temporadas después, le endosó 24 puntos al Barça en la semifinal de la Copa de Europa de Munich´89. Ganaron de 20 y fueron campeones; como al año siguiente, en Zaragoza; y al siguiente, en la Final Four Paris´91. Kukoc lideraba una generación del baloncesto croata, escoltado por Radja, Ivanovic o Perasovic, capaces de ganar el oro en los mundiales de Argentina, el subcampeonato olímpico y el reinado europeo tanto en clubes como en selecciones, antes de que la guerra rompiera a la vieja Yugoslavia en seis repúblicas y la hiciera más débil y doliente. Todo eso, nació una noche de enero de 1986, cuando Kukoc jugó sus minutos basura.

Es un término acuñado por el baloncesto: el tanteo entre los dos equipos es tan amplio para el tiempo restante que quien pierde, baja los brazos y guarda a sus titulares en el banquillo como gesto de rendición. Es el momento de los segundones o de las jóvenes promesas para que se fogueen. A Vlade Divac le pasó lo mismo en un URSS-Yugoslavia pero a la inversa. Salió confiado en la victoria pero en un minuto épico de los soviéticos, Sabonis, Tikkonenko y Valters los cosieron a triples y se hicieron con la final del Mundial de Básket que organizó España en 1986. Sus últimas faltas dobles, que dieron la bola a la URSS para disparar el triple definitivo, lo hubieran enterrado en España para siempre. Aquí opinamos todos. Sólo Pedro Barthe, el mejor narrador que jamás tuvo el baloncesto, apostó por su futuro. Hoy, Divac es para Serbia lo que Kukoc para Croacia: el ídolo que triunfó en Estados Unidos.

 

Gasol, Navarro, Rudy, Calderón… tienen hoy la suerte de representar a un Estado que es también nación, se mantiene pese a los intentos permanentes de balcanizarnos. España no se romperá como la Yugoslavia de Kukoc y Divac, ni como la URSS de Sabonis. Esa generación de Gasol no se probó con minutos basura porque heredaron un baloncesto nacional que agonizaba tras una etapa brillante. Los Chicos de Oro pasaron de ganar los mundiales juniors en Lisboa´99 a ser la referencia en sus clubes y en la selección que ayer cerró su Eurobasket con otro éxito. Gasol le ganó al Barça una Copa del Rey con 19 años y unos meses después se fue a la NBA. Salió como titular desde sus inicios, por suerte. En este país no podemos permitirnos el lujo de disfrutar con minutos basura: al primer fiasco los sepultamos con la lápida del fracaso retransmitido. Si no separamos la propia basura de manera selectiva, cómo lograremos su reciclaje. Además, no hay tiempo para pruebas porque la grada ya dio la espalda a la cancha. Solo queda confiar en una generación de Chicos de Oro. Parece la mejor solución. Gasol es campeón de la NBA como titular. Kukoc, Divac y Sabonis nunca lo consiguieron.

Diario HOY, 19 de septiembre de 2011

Evento deportivo: Campeonato de Europa de selecciones nacionales de baloncesto. Lituania, 2011.

Entidad deportiva: National Basket Asociation (NBA). Liga profesional de los EE.UU.






Agotado

12 09 2011

La llegada a meta del atleta extremeño Pablo Villalobos nos compungió a todos. Logró acabar el maratón en los mundiales de atletismo de Daegu. Era la segunda vez que representaba a España en esta prueba internacional de la máxima distancia. Acabó trigésimo, sexto por equipos y desplomado sólo cruzarla: “Merece la pena mi esfuerzo. Los valores del deporte van más allá de la victoria; es una prueba del hombre contra sí mismo, de la búsqueda de los propios límites” -relató al periodista José Mª Ortiz. La prueba ponía fin a unos mundiales que, para nuestro país, decepcionaron a todos los analistas: “Hay un problema generacional. Los buenos afrontan la recta final de su carrera, como Chema Martínez, y los jóvenes necesitan tiempo. No quedan cracks. Hay que asumirlo” -afirmó Abel Antón, doble campeón del mundo en esta disciplina (Atenas 1997 y Sevilla 1999). El balance fue discreto: medalla de bronce para Natalia Rodríguez y cuarto puesto de Olmedo en la prueba reina para nuestro atletismo, los 1.500 metros.

Fermín Cacho fue campeón olímpico de esta distancia y subcampeón del mundo en Sttutgart 1993 y Atenas 1997. Su oro en Barcelona plasmó un país que salía de la segunda división para arrebatarle el cetro a toda una armada inglesa (Sebastian Coe, Ovett, Steve Cram…) que tomaba la distancia como su imperio: “Percibo un carácter acomodaticio y sedentario en la sociedad española -ha sentenciado Cacho- y un deporte como éste, que exige un gran sacrificio, no suscita el interés que merece”. El mismo Albert Soler, Secretario de Estado para el Deporte, no anduvo con paños calientes: “El resultado ha sido decepcionante. El modelo español está agotado y requiere cambios estructurales en promoción y formación, detección de talentos, becas…”.

El atletismo español corre como el devenir de nuestro sistema en los últimos años. A la medalla de Abascal en Los Ángeles 84, un tributo al esfuerzo humilde, sin recursos ni infraestructuras, heredero del Mariano Haro que se embarraba campo a través, le siguió una etapa dorada. No sólo por Cacho, antes González, después Martín Fiz, Marta Domínguez. El propio Villalobos, como Alves, el “pollo” Galván o la promesa Cienfuegos en martillo, nacen de la tecnificación y el esfuerzo de las federaciones regionales. En Extremadura, con Pedro Talavera al frente y una pléyade de entrenadores, extendieron los éxitos al atletismo femenino con Mª Antonia Duque, Sonia Bejarano, Jordán o Tania Carretero. Pero al mismo tiempo, las selecciones nacionales tomaron atajos para sumar más podios que la evolución normal de este deporte. Se nacionalizaron atletas que no se correspondían con el nivel de su disciplina, desde Sandra Mayers a Glory Alozie, Niurka Montalvo o Joan Lino. Nos hicieron creer una potencia como los créditos de los bancos extranjeros nos disfrazaron de ricos cuando sólo éramos deudores. Atletismo y economía arriban ya a la meta de la realidad. Este modelo está tan agotado como las piernas de Villalobos tras una prueba infernal: “Cuando se acaba una maratón sufriendo tanto se paga muscularmente; la coordinación se pierde, tiras de todo y la destrucción muscular es mayor”, dijo con acierto.

Diario HOY, 12 de septiembre de 2011

Evento deportivo: Campeonatos Mundiales de Atletismo. Daegu, 2011. Corea del Sur.

 

Entidad deportiva: Real Federación Española de Atletismo.