El recorte

26 07 2010

Lo relevante es que, pese a los recortes, el AVE que conectará Madrid con Lisboa por Extremadura es tan estratégico como inamovible

Desde hace tres meses, distintos portavoces del PP extremeño advierten y condenan a Vara a priori: «Tendrá que responder por el futuro de los 7.000 nuevos desempleados que generará el fin del Plan L», aquel Plan de Empleo Local que pusieron en marcha Junta, diputaciones y cajas de ahorro hace dos años. En los tres últimos meses, el paro no ha crecido en Extremadura. La sociedad extremeña ha sabido absorber los potenciales desempleados -que el PP contabilizaba como votos en un absurdo axioma- y ya ha comenzado la renovación de un plan que, sólo para la provincia de Badajoz, supondrá más de 6.700 empleos, casi 800 en su capital, gobernada por el PP. En Badajoz, fueron capaces de ahorrar 15 millones de euros para un plan de empleo, tan electoralista como su última hora, gracias a que las inversiones comprometidas por ese programa electoral las asumían los ‘planes ZP’.


El PP tiene 7.000 votantes menos, según sus cuitas, y un dilema que resolver: si la reconversión de la carretera nacional entre Navaconcejo y Tornavacas se ha retirado de las inversiones del Ministerio de Fomento, alguien podrá reclamar el porqué no se adjudicó en 2002. A Extremadura le ha tocado lo mínimo: una de 32. La carretera del Jerte, como las líneas del AVE que dibujó el Gobierno de Aznar en 2003 en la cumbre de Figueira da Foz, se presentaron en ruedas de prensa -como hoy presentan a los candidatos del PP, diez meses antes de la cita electoral y diez meses antes de contribuir a más soluciones para los problemas ciudadanos- sin encargar informes de impacto ambiental, ni la opinión de las bases, que es esencial en cualquier partido que cumple con la democracia interna. Lo primero, elevó un 20% el precio de licitación de esa carretera y forzó reconstruir la alta velocidad en Extremadura, incluido su presupuesto total. Quizás, lo más relevante es que, pese a los recortes, la alta velocidad que conectará Madrid con Lisboa por Extremadura es tan estratégica que -aun con tanto agorero negativo, los mismos que contabilizaban parados como votos- se mantiene como inversión inamovible para el Gobierno de España. Lo segundo, sólo el propio PP sabrá cómo tapar esa hemorragia y sus infecciones de futuro.


Alguien podrá usar el recorte como estrategia a corto plazo pero -como cantó mi admirado Serrat- «no es triste la verdad, lo que no tiene es remedio». Si el AVE es, finalmente, una realidad en Extremadura antes que en Portugal; si los 7.000 ‘deseados’ desempleados son 7.000 tragedias menos para esta región, si a Extremadura le han retrasado una inversión frente a una decena en Cataluña o Castilla y León, los recortes dialécticos que sostienen la demagogia caen al suelo como forçados cuando el toro embiste de frente. Tan noble y leal que olvida tanto recorte, tanto engaño en el noble arte torero de la política. Si no fuera así, antes que exigir dimisiones a un concejal por exceso de celo judicial, el toro se llevaría por delante a la misma Dolores de Cospedal, quien con once cadáveres aún dolientes y pedía la cárcel y la culpa, hasta por crear el fuego, para medio Gobierno de Castilla-La Mancha. Y ella, desde luego, en otro recorte, no le pasa por la cabeza dimitir, sino convocar una nueva rueda de prensa. Hasta llegar a la próxima cita electoral.


Diario HOY, 24 de julio de 2010

Libro: “Las tauromaquias europeas: la forma y la historia, un enfoque antropológico”. Autor: Fredéric Saumade. Universidad de Sevilla, 2006. 284 páginas.

Sitio recomendado: Cascada en Valle del Jerte. Extremadura

Anuncios